Peatones frente a las oficinas de una empresa petrolera quebrada en Río de Janeiro, Brasil: para las economías de mercados emergentes de América Latina, la mejora de la gobernabilidad empresarial es una asignatura pendiente (Foto: Mario Tama/Getty Images)

Una gobernabilidad empresarial más fuerte significa mayor resiliencia financiera para los mercados emergentes

30 de septiembre de 2016

  • La gobernabilidad empresarial mejoró en las dos últimas décadas
  • La gobernanza refuerza la resiliencia ante shocks financieros
  • La gobernabilidad empresarial puede fortalecer los balances de las empresas

Según un nuevo estudio del Fondo Monetario Internacional, afianzar la gobernanza empresarial y la protección a los inversionistas pueden hacer más resilientes a las economías de mercados emergentes frente a los shocks financieros internacionales, y lograr que los balances empresariales sean más sólidos.

La gobernanza empresarial y la protección de los inversionistas abarcan reglas y prácticas —a nivel tanto de los países como de las empresas— que contribuyen a garantizar a los proveedores de financiamiento empresarial un rendimiento de la inversión.

En la última edición del Informe sobre la estabilidad financiera mundial (informe GFSR, por sus siglas en inglés), el FMI explica que, en términos generales, la gobernanza empresarial y la protección de los inversionistas han mejorado en las economías de mercados emergentes en las dos últimas décadas, lo cual ha contribuido a la resiliencia de sus sistemas financieros. Aunque este nuevo estudio se centra en las economías de mercados emergentes, las cuestiones relacionadas con la gobernabilidad empresarial y la protección de los inversionistas también revisten importancia para las economías avanzadas, de acuerdo con el FMI.

Mejorar la gobernabilidad empresarial y la protección de los inversionistas en los mercados emergentes

Con su nuevo índice de gobernanza a nivel de empresa, el FMI determinó que las empresas de mercados emergentes fuera de América Latina y Asia exhiben las mejoras más pronunciadas desde 2008 (véase el gráfico 1). Ahora bien, existen importantes diferencias entre las economías de mercados emergentes, y hay margen de mejora. A nivel del país, los índices compilados por otras instituciones hacen pensar que la protección de los inversionistas, la exigibilidad de los derechos de propiedad, las reglas de divulgación y las normas de auditoría y declaración son susceptibles de mejora en la mayoría de las economías de mercados emergentes.

La mejora de la gobernanza ayuda a las empresas a superar los shocks

Gobernabilidad empresarial, protección de los inversionistas y resiliencia financiera

De acuerdo con el análisis del FMI, la mejora de la gobernabilidad empresarial afianza la resiliencia de los mercados emergentes ante una desaceleración financiera y promueve la profundidad y la liquidez de los mercados de capital, lo cual les permite absorber mejor los shocks.

“Asimismo, la gobernanza empresarial promueve la eficiencia de los mercados de valores, de modo que los precios de las acciones son menos sensibles a los shocks externos y menos propensos a desplomarse”, precisa Gastón Gelos, Jefe de la División de Análisis de la Estabilidad Financiera Mundial del FMI.

Los precios de las acciones de las empresas con problemas de gobernanza sufrieron caídas más fuertes cuando los mercados financieros atravesaron una etapa de turbulencia; por ejemplo, cuando reaccionaron al voto a favor del brexit (véase el gráfico 2).

La gobernanza ha mejorado en general en las empresas de mercados emergentes

Aplicando su nuevo índice, el FMI concluyó que el hecho de pasar del extremo inferior al extremo superior de los índices de gobernanza a nivel de empresa reduce el impacto de los shocks mundiales alrededor de 50% en las empresas de mercados emergentes, en promedio.

 “Las economías de mercados emergentes con mejores regímenes de gobernanza empresarial y protección de los inversionistas por lo general tienen balances empresariales más sólidos”, señala Selim Elekdag, el autor principal del informe. “En particular, las empresas con mejor gobernanza suelen tener coeficientes de deuda a corto plazo y probabilidades de impago más bajas y pueden captar crédito con vencimientos a más largo plazo”.

La clave está en la exigibilidad, la transparencia y los derechos de todos los inversionistas

Dado que la estabilidad financiera se beneficia de una mejor gobernanza empresarial, la profundización de la reforma está justificada. Aunque no existe un modelo universal, las prácticas de gobernanza empresarial sólidas tienen algunas características en común.

“Todas las economías de mercados emergentes deberían continuar reformando sus marcos jurídicos, regulatorios e institucionales para mejorar la eficacia y la aplicación de sus regímenes de gobernanza empresarial”, recomienda Elekdag.

La mayoría de las economías de mercados emergentes deberían continuar afianzando los derechos de los inversionistas externos, en particular los accionistas minoritarios. Muchas deben armonizar integralmente sus exigencias en materia de divulgación con las prácticas óptimas internacionales. La promoción de la independencia de los directorios probablemente también reportará beneficios.

El FMI dará a conocer más información relacionada con el informe GFSR el 5 de octubre.

Mostrar comentarios

Dejar comentarios

Se moderan los comentarios