Communiqués

Spring Meetings 2002




English   Français


Comunicado del Comité
Monetario y Financiero Internacional de la Junta
de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional

Washington, D.C.
20 de abril de 2002

1.  El Comité Monetario y Financiero Internacional celebró el 20 de abril de 2002 su quinta reunión en Washington, presidida por el Sr. Gordon Brown, Ministro de Hacienda del Reino Unido. El Comité expresa su satisfacción por las medidas decisivas adoptadas por la comunidad internacional, especialmente tras los trágicos sucesos del 11 de septiembre de 2001, para mantener la estabilidad financiera, restablecer el impulso del crecimiento económico mundial y revitalizar la lucha contra la pobreza. También mantendremos nuestra acción a nivel mundial en la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. En nuestra reunión en Ottawa el pasado noviembre hicimos hincapié en la importancia de la cooperación entre el FMI y sus países miembros. En el futuro seguiremos procurando lograr un crecimiento sostenido y de amplia base mediante la generación de oportunidades de empleo productivo, la reducción de los factores de vulnerabilidad, la apertura de nuestras economías al comercio y la asignación de recursos para reducir la pobreza de manera perdurable.

La economía mundial

2.  Desde la última reunión del Comité, las perspectivas de la economía mundial han mejorado ostensiblemente. En estos momentos el desafío consiste en que los gobiernos ayuden a estimular la recuperación mundial que está en camino. Para ello tendrán que mantenerse atentos y seguir fortaleciendo su marco de política a mediano plazo, tanto para mejorar las perspectivas de estabilidad y crecimiento sostenible como para reducir los factores de vulnerabilidad. El Comité toma nota de la incertidumbre creada por los problemas de seguridad internacional en todo el mundo. El Comité observa asimismo el deterioro de la situación en el Oriente Medio. El Comité subraya la importancia de que los mercados del petróleo se estabilicen a precios razonables para los consumidores y los productores.

3.  Las economías avanzadas tienen la responsabilidad de fomentar una recuperación vigorosa y sostenida de la economía mundial. Las políticas monetarias, si bien deben orientarse a mantener la inflación bajo control, deben también seguir propiciando en términos generales el crecimiento económico. En los países en que la recuperación está más avanzada, quizá sea preciso considerar en los meses venideros la necesidad de corregir el tono expansivo que se ha dado a las políticas. Las reformas deben realizarse de manera decidida, con miras a mejorar la flexibilidad y la resistencia de las economías, contribuir a lograr un nivel de crecimiento mundial elevado y sostenible, y respaldar una reducción ordenada de los persistentes desequilibrios de la economía mundial. Este proceso se verá facilitado, en Japón, por la adopción de decididas medidas de reforma de los sectores bancario y empresarial, junto con una política de expansión monetaria para poner fin a la deflación; en Europa, por la continuación de reformas de gran alcance tendientes a acrecentar el potencial de crecimiento, y en Estados Unidos, centrando la atención en las medidas que se requieren a mediano plazo para mantener el equilibrio fiscal.

4.  La recuperación económica de los países industriales contribuirá a respaldar la actividad en los países de mercados emergentes y en los países en desarrollo. El Comité observa con satisfacción el hecho de que muchas economías de mercados emergentes son ahora más resistentes gracias a la adopción de políticas económicas acertadas, entre ellas regímenes cambiarios más viables. No obstante, seguirá siendo crucial fortalecer aún más la situación fiscal y proseguir las reformas empresariales, financieras e institucionales para respaldar la incipiente recuperación y atraer inversiones extranjeras directas. El hecho de que los mercados hayan actuado con un criterio más selectivo y hayan evaluado mejor los riesgos ha ayudado a limitar hasta el momento los efectos de contagio de la crisis argentina. El Comité reconoce las medidas que está adoptando Argentina para enfrentar su difícil situación económica, e insta a las autoridades a que, en cooperación con el FMI, lleguen sin demora a un acuerdo sobre un programa económico sustentable que pueda recibir el respaldo de las instituciones financieras internacionales y siente las bases para el restablecimiento de la estabilidad y el crecimiento.

5.  El Comité considera sumamente positivo el compromiso de la comunidad internacional, asumido en la conferencia de las Naciones Unidas celebrada en Monterrey, de mejorar los niveles de vida y reducir la pobreza mediante políticas sólidas y una asistencia mayor y más eficaz. Respalda plenamente la Nueva Asociación para el Desarrollo de África y el llamado a una firme identificación de los países con los programas, la aplicación de políticas acertadas, el fortalecimiento de las instituciones y una mejor gestión pública. El Comité observa con satisfacción los recientes anuncios de una asistencia mayor y más eficaz, e insta a lograr nuevos avances. El Consenso de Monterrey constituirá un elemento importante para la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible que se celebrará en Johannesburgo. El Comité también celebra la nueva iniciativa encaminada a fomentar el crecimiento y reducir la pobreza en los países de bajo ingreso de la Comunidad de Estados Independientes (CEI).

6.  El Comité destaca la vital importancia que tiene una mayor liberalización del comercio para lograr una recuperación económica duradera y un crecimiento sostenido y de amplia base, sobre todo en los países en desarrollo. Insta a todos los países a que resistan las presiones proteccionistas y sigan reduciendo las barreras al comercio, concluyendo en forma exitosa y oportuna la Ronda de negociaciones comerciales de Doha. La ampliación del acceso de los países en desarrollo a los mercados y la eliminación gradual de las subvenciones que distorsionan el comercio beneficiarán a los países desarrollados y en desarrollo por igual. El Comité expresa su satisfacción por el compromiso, reiterado en Monterrey, de trabajar con miras a lograr un acceso libre de derechos y cuotas para las exportaciones de los países menos desarrollados. También destaca las mayores oportunidades que pueden crearse mediante la reducción de las barreras comerciales entre los países en desarrollo.

Fortalecimiento de la capacidad para prevenir y resolver crisis

7.  Las actividades de supervisión siguen siendo un elemento central del mandato del FMI de promover la estabilidad financiera, lograr un sólido crecimiento económico y ayudar a prevenir crisis. El Comité celebra los considerables avances logrados en los últimos años para ampliar el alcance de la supervisión y adaptarla al cambiante entorno mundial, centrando al mismo tiempo la mira en los temas esenciales para mantener la estabilidad financiera y económica.

8.  El Comité solicita al FMI que no escatime esfuerzos para mejorar la alta calidad de su asesoramiento en materia de políticas, y a los países miembros que pongan en práctica dicho asesoramiento. La supervisión se verá fortalecida aún más mediante:

  • Una mejor evaluación de los factores de vulnerabilidad, que preste especial atención a la viabilidad de la deuda y a los riesgos que afectan a los balances del sector privado.

  • Un enfoque centrado en el impacto mundial de las políticas, incluidas las políticas comerciales, de las economías más grandes.

  • Una evaluación más franca y completa de los regímenes cambiarios y los tipos de cambio.

  • La expansión de la supervisión efectiva del sector financiero de todos los países miembros, incluidos los centros financieros extraterritoriales.

  • Una mayor cobertura de los aspectos estructurales e institucionales pertinentes.

  • En las cuestiones que escapan a las esferas básicas de incumbencia del FMI, una utilización más eficaz de la experiencia de otras instituciones competentes, en particular el Banco Mundial.

  • Una mayor integración de la supervisión multilateral, regional y nacional.

  • Un estudio más profundo de los mercados internacionales de capital.

El Comité observa que el proceso de supervisión debe abarcar una reevaluación efectiva y oportuna de la situación y las políticas económicas. En los países que están aplicando programas, esto podría exigir la adopción de una nueva óptica, dejando cierta distancia de las cuestiones relacionadas con la implementación cotidiana de los programas.

9.  El Comité alienta al FMI a proseguir las diversas iniciativas puestas en marcha recientemente para incrementar la eficacia de la supervisión y la prevención de crisis, entre ellas la aplicación de los programas de evaluación del sector financiero (PESF) y la política de transparencia, alentando especialmente la publicación de un mayor número de informes sobre las consultas del Artículo IV y otros informes. La labor en materia de normas y códigos constituye un aspecto crucial del programa futuro de la institución para realzar la pertinencia y utilidad de los códigos y normas en las actividades de supervisión que realiza el FMI y velar por que los países cuenten con un adecuado acceso a la asistencia técnica. El Comité alienta a los países habilitados a considerar la posibilidad de solicitar líneas de crédito contingente (LCC) y espera con interés un examen de este servicio financiero.

10.  El Comité respalda el programa de trabajo del FMI para reforzar el marco actual para la resolución de las crisis, establecido en Praga, en particular a fin de ofrecer a los países y a los mercados una visión más clara y previsible de las decisiones que adoptará el FMI en una crisis. Ello supondrá:

  • Mejorar las evaluaciones de la viabilidad de la deuda.

  • Aclarar la política de acceso a los recursos del FMI para los países que enfrentan una crisis financiera, especificando que el acceso más allá de ciertos límites normales requiere una justificación más sólida, y reconociendo que algunas de las cuotas de estos países miembros no reflejan adecuadamente sus posibles necesidades de financiamiento.

  • Fortalecer los mecanismos para promover la participación del sector privado.

  • Examinar un marco más ordenado y transparente para hacer frente a los casos excepcionales en que un Estado soberano deba reestructurar una deuda insostenible, y aclarar las condiciones en que el FMI estará dispuesto a otorgar financiamiento a un país que registra atrasos en los pagos de su deuda.

El Comité expresa su satisfacción por la consideración de propuestas innovadoras para mejorar el proceso de reestructuración de la deuda soberana a fin de ayudar a corregir las deficiencias del marco actual. Alienta al FMI a que siga examinando los aspectos jurídicos, institucionales y operativos de dos enfoques, que podrían ser complementarios y reforzarse mutuamente: un enfoque basado en una disposición legal, que permitiría que un deudor soberano y una "supermayoría" de sus acreedores lleguen a un acuerdo que obligue a todos los acreedores, y un enfoque de carácter contractual, en virtud del cual se incorporarían cláusulas de reestructuración global en los instrumentos de deuda. El Comité espera con interés examinar el progreso realizado en este campo en su próxima reunión.

El papel del FMI en los países de bajo ingreso

11.  El Comité respalda plenamente el Consenso de Monterrey, que reafirma que la existencia de instituciones y políticas económicas sólidas, y de un amplio y firme apoyo internacional, constituyen los dos pilares para lograr una reducción duradera de la pobreza. Alienta al FMI a colaborar estrechamente con las Naciones Unidas, el Banco Mundial, los bancos regionales de desarrollo y los donantes bilaterales en la formulación de un sistema integral y transparente para evaluar el progreso en la consecución de los objetivos de desarrollo del milenio.

12.  El Comité celebra el resultado de los recientes exámenes del servicio para el crecimiento y la lucha contra la pobreza (SCLP) y el mecanismo de los documentos de estrategia de lucha contra la pobreza (DELP). Este último debe seguir evolucionando como marco adecuado para fomentar los esfuerzos de los países de bajo ingreso y sus socios internacionales por elevar el crecimiento y reducir la pobreza. El sustancial adelanto en la ejecución de los DELP experimentado en el marco de los programas respaldados por el SCLP se verá reforzado aún más si se identifican mejor las fuentes de crecimiento sostenido, se fortalece la gestión del gasto público y se recurre de forma más sistemática a los análisis del efecto de la pobreza en la situación social. El Comité alienta al FMI y al Banco Mundial a que sigan colaborando en cada uno de estos temas, y espera con interés examinar en su próxima reunión el progreso realizado. El fortalecimiento de las capacidades seguirá constituyendo un medio importante para asegurar la identificación de los países con los programas y promover la aplicación de estrategias eficaces de reducción de la pobreza, y el Comité aguarda con interés el examen de la asistencia técnica con miras a acrecentar su eficacia. El Comité expresa su satisfacción, en particular, por el establecimiento de los Centros de Asistencia Técnica Regional en África, que contribuirá a respaldar la Nueva Asociación para el Desarrollo de África, y espera que esta iniciativa cuente con financiamiento oportuno.

13.  Será necesario seguir prestando particular atención a la recuperación de los países de bajo ingreso que se han visto afectados por la reciente desaceleración económica y las fuertes fluctuaciones de los precios de los productos básicos. El Comité apoya al FMI en su disposición continua a responder en forma activa y flexible a las necesidades de financiamiento de los países de bajo ingreso, inclusive aumentando el financiamiento en el marco del SCLP cuando fuere necesario. Reconoce que podría ser necesario considerar la movilización de nuevos recursos para el SCLP de mantenerse una fuerte demanda de financiamiento al amparo de este servicio financiero. Si bien el Comité se siente alentado por los avances logrados en la implementación de la Iniciativa para los países pobres muy endeudados (PPME), observa que, en varios casos, la viabilidad de la deuda aún sigue siendo motivo de preocupación y pide al FMI y el Banco Mundial que examinen la situación. Insta a los países habilitados para recibir ayuda en el marco de dicha Iniciativa a intensificar sus esfuerzos de reforma para alcanzar los puntos de decisión y de culminación, destacando, en este contexto, la flexibilidad que se ha previsto en dicha Iniciativa para tener en cuenta las circunstancias especiales de los países que están saliendo de situaciones de conflicto. El Comité toma nota de la aplicación, dentro de las directrices actuales, de las disposiciones que permiten complementar la ayuda a los países que se ven confrontados con conmociones exógenas de carácter excepcional. Solicita que se intensifiquen los esfuerzos por mejorar la gestión de la deuda en los PPME y se realice un seguimiento atento de la viabilidad de su deuda a medida que los países se acercan al punto de culminación y después de que lleguen a ese punto.

Racionalización de la condicionalidad y fomento de la identificación de los países con los programas

14.  El Comité expresa su satisfacción por los avances iniciales en el mejoramiento de la eficacia de los programas respaldados por el FMI mediante la racionalización y la focalización de la condicionalidad y una mayor identificación de los países con las reformas económicas. Insta a seguir avanzando en este campo, en cooperación con el Banco Mundial, y espera con interés examinar en su próxima reunión un informe sobre estos temas, incluida la consideración por parte del FMI de nuevas directrices en materia de condicionalidad.

Lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo

15.  El Comité subraya que los esfuerzos internacionales para contrarrestar el uso abusivo del sistema financiero internacional para financiar el terrorismo y lavar los activos provenientes de actividades ilícitas siguen siendo una prioridad. Se siente alentado por la respuesta de muchos países a su solicitud de noviembre del año pasado de que todos los países ratifiquen y apliquen plenamente los instrumentos de las Naciones Unidas para combatir el financiamiento del terrorismo, congelar los activos de terroristas, crear unidades de inteligencia financiera e intercambiar información. El Comité insta a los países que aún no lo han hecho a aplicar plenamente estos instrumentos y cumplir con lo dispuesto en los mismo. También expresa su satisfacción por el sustancial progreso experimentado por el FMI, en estrecha colaboración con el Banco Mundial, en la implementación de todos los elementos de su plan de acción para intensificar la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. El Comité destaca en particular las medidas iniciales adoptadas para evaluar las carencias de los mecanismos establecidos por los países para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, y respalda plenamente la prestación de asistencia técnica para ayudar a los países a identificar y corregir dichas carencias.

16.  Reiterando que la responsabilidad por la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo corresponde a las autoridades nacionales, el Comité destaca que el éxito dependerá en definitiva de la vigilancia permanente y la acción oportuna a nivel mundial. Solicita al FMI que siga avanzando en todos los elementos de su programa de trabajo, de manera congruente con su mandato y su idoneidad. Concretamente, los esfuerzos deberán centrarse ahora en preparar una metodología integral para la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, basada en normas internacionales que incluyan las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera (GAFI) y procedimientos de evaluación que sean compatibles con la naturaleza uniforme, voluntaria y cooperativa del mecanismo de preparación de informes sobre la observancia de los códigos y normas (IOCN). También será crucial mejorar el suministro de asistencia técnica en la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. El Comité insta al FMI a que, en colaboración con otras organizaciones internacionales y los países donantes, identifique y responda a las necesidades de asistencia técnica. Espera con interés recibir en su próxima reunión un informe completo sobre los avances en este ámbito. El Comité solicita a los países miembros que intercambien información sobre sus propias actividades en este campo.

Otros temas

17.  El Comité toma nota de que ha comenzado la duodécima revisión general de cuotas del FMI. Las cuotas deberían reflejar la evolución de la economía mundial. El Comité recomienda la pronta aplicación de la cuarta enmienda.

18.  El Comité expresa su satisfacción por el informe de situación sobre la Oficina de Evaluación Independiente y espera con interés recibir periódicamente informes sobre sus actividades.

Próxima reunión

19.  La próxima reunión del CMFI se celebrará en Washington, el 28 de septiembre
de 2002.

COMITÉ MONETARIO Y FINANCIERO INTERNACIONAL
LISTA DE ASISTENTES

20 de abril de 2002

Presidente

Gordon Brown

Director Gerente del FMI

Horst Köhler

Miembros o Suplentes

Ibrahim A. Al-Assaf, Ministro de Hacienda y Economía Nacional de Arabia Saudita

Sir Edward George, Gobernador del Banco de Inglaterra
(Suplente de Gordon Brown, Ministro de Hacienda del Reino Unido)

Ian Campbell, Secretario Parlamentario del Tesorero de Australia
(Suplente de Peter Costello, Tesorero de Australia)

Dai Xianglong, Gobernador del Banco Popular de China

Rodrigo de Rato y Figaredo, Vicepresidente Segundo y Ministro de Economía de España

Hans Eichel, Ministro Federal de Hacienda de Alemania

Nicolás Eyzaguirre, Ministro de Hacienda de Chile

Laurent Fabius, Ministro de Economía, Hacienda e Industria de Francia

Geir H. Haarde, Ministro de Hacienda de Islandia

Sultán Bin Nasser Al-Suwaidi, Gobernador del Banco Central de los Emiratos Árabes Unidos (Suplente de Mohammed K. Khirbash, Ministro de Estado de Hacienda e Industria de los Emiratos Árabes Unidos)

Aleksei Kudrin, Vicepresidente de Gobierno y Ministro de Hacienda de la Federación de Rusia

Mohammed Laksaci, Gobernador del Banco de Argelia

Pedro Sampaio Malan, Ministro de Hacienda de Brasil

Paul Martin, Ministro de Hacienda de Canadá

Linah K. Mohohlo, Gobernadora del Banco de Botswana

Paul H. O'Neill, Secretario del Tesoro de Estados Unidos

Didier Reynders, Ministro de Hacienda de Bélgica

Agus Haryanto, Secretario General del Ministerio de Hacienda
(Suplente de Syahril Sabirin, Gobernador del Banco de Indonesia)

Masajuro Shiokawa, Ministro de Hacienda de Japón

Yashwant Sinha, Ministro de Hacienda de India

Paul Toungui, Ministro de Estado de Hacienda, Finanzas, Economía, Presupuesto y Privatización de Gabón

Giulio Tremonti, Ministro de Economía y Finanzas de Italia

Kaspar Villiger, Presidente de la Confederación Suiza y Ministro de Hacienda de Suiza

A.H.E.M. Wellink, Presidente, De Nederlandsche Bank N.V. de los Países Bajos
(Suplente de Gerrit Zalm, Ministro de Hacienda de los Países Bajos)

Observadores

Yilmaz Akyuz, Director de la División de la Mundialización y las Estrategias de Desarrollo, Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD)

Andrew D. Crockett, Presidente del Foro sobre Estabilidad Financiera

Willem F. Duisenberg, Presidente del Banco Central Europeo (BCE)

André Icard, Gerente General Adjunto del Banco de Pagos Internacionales (BPI)

Donald J. Johnston, Secretario General de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE)

Ian Kinniburgh, Director de la División de Políticas y Análisis del Desarrollo, Departamento de Asuntos Económicos y Sociales, Naciones Unidas

Eddy Lee, Director, Director del Grupo de Política Internacional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

Trevor A. Manuel, Presidente del Comité para el Desarrollo

Karen McCusker, Consejera, Organización Mundial del Comercio (OMC)

Pedro Solbes Mira, Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Comisión Europea

James D. Wolfensohn, Presidente del Banco Mundial




IMF EXTERNAL RELATIONS DEPARTMENT

Public Affairs    Media Relations
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6278 Phone: 202-623-7100