Notas de información al público
2005





Nota de Información Pública
(NIP) No. 05/160

1 de diciembre de 2005

Fondo Monetario Internacional
700 19th Street, NW
Washington, D.C. 20431 USA

English


El FMI Concluye la Consulta Bajo el Artículo IV de 2005 con México

Las notas de información al público (NIPs) forman parte de los esfuerzos del FMI por fomentar la transparencia de sus opiniones y análisis de la evolución y la política económica. Las notas de información al público se publican, con el consentimiento del país (o los países) interesados, al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo en el marco de las consultas del Artículo IV con los países miembros, de la supervisión que este ejerce sobre la evolución a nivel regional, del seguimiento posterior a los programas, y de las evaluaciones ex post de los países miembros que ejecutan programas a más largo plazo. También se publican las notas de información al público al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo en materia de cuestiones de política general, a menos que el Directorio decida lo contrario en determinados casos. El informe del personal técnico sobre la consulta del Artículo IV con Mexico podría ponerse a disposición del público posteriormente si las autoridades autorizan su publicación.

El 9 de noviembre de 2005, el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la consulta bajo el Artículo IV con México.1

Antecedentes

La recuperación económica iniciada a mediados de 2003 ha continuado en 2005, aunque a un ritmo más lento. En 2004, una expansión general de la actividad económica, impulsada por el repunte del consumo y la inversión privada, elevó el crecimiento a 4.4%. La recuperación económica estuvo acompañada de un aumento en la confianza, un mayor uso de la capacidad instalada y un incremento en el nivel de empleo formal. En el primer semestre de 2005, el crecimiento se desaceleró a 2.8% en tasa anual, debido a varios factores que influyeron sobre determinados sectores, entre ellos, la desaceleración de la producción industrial estadounidense. Los indicadores más recientes apuntan a un fortalecimiento de la actividad económica en el tercer trimestre del presente año.

La inflación, luego de aumentar hasta noviembre de 2004, ha disminuido considerablemente en 2005, acercándose a la meta del Banco de México de 3%. La tasa anual de inflación alcanzó un nivel máximo de 5.4% en noviembre de 2004, descendiendo desde entonces hasta llegar a 3.1% en la primera quincena de octubre de 2005. La inflación subyacente también ha disminuido, registrando un nivel de 3.2%.

Luego de apretar la política monetaria desde principios de 2004, el Banco de México dejó entrever la posibilidad de finalizar el ciclo de restricción monetaria en junio de 2005, y comenzó a revertirlo a partir de agosto. En este ciclo, las condiciones monetarias se apretaron de manera considerable -la tasa de interés interbancaria pasó de menos de 5% a principios de 2004 a 9.75% en el segundo trimestre de 2005-. A partir de agosto, las tasas han descendido a 9.0%, luego de que el Banco de México indicara que permitiría una disminución de 25 puntos base en el piso deseado de las tasas de interés en agosto, septiembre y octubre. Desde principios de 2004, el Banco de México ha tomado medidas encaminadas a mejorar su comunicación con los mercados, tales como indicar el nivel mínimo deseado de las tasas de interés -si bien, se mantuvo el instrumento del corto.

El balance fiscal mejoró en 2004 gracias al fortalecimiento de los ingresos petroleros y al control del gasto corriente. Las autoridades cumplieron con su meta de 0.3% del PIB para el déficit tradicional, y el déficit ampliado disminuyó a 2% del PIB, comparado con la cifra de 3.1% registrada en 2003. El aumento de los ingresos petroleros contribuyó a financiar un aumento del gasto de capital, sobre todo en ese mismo sector. La deuda pública bruta descendió a 46.5% del PIB, en parte gracias a la cancelación de una parte de la deuda bancaria reestructurada.

En 2005, los ingresos petroleros han estado aumentando nuevamente, pero su impacto sobre el déficit ampliado está siendo más que compensado por el deterioro del balance fiscal no petrolero. Según las proyecciones del personal técnico del Fondo, en 2005 el déficit tradicional disminuirá ligeramente a 0.2% del PIB, en tanto que el déficit ampliado aumentará a 2.3% del PIB. Las proyecciones indican que los ingresos petroleros para el año subirán en aproximadamente 0.5 puntos porcentuales del PIB con respecto a las cifras de 2004 (aproximadamente 1 punto porcentual por encima de las proyecciones presupuestarias). Se espera que casi la totalidad de estos ingresos no presupuestados se destinarán a compensar faltantes en los ingresos no petroleros y a gasto de inversión adicional de Pemex y los estados, tal como lo estipula el presupuesto, destinándose además una parte limitada al Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros y a la reducción del déficit presupuestal tradicional.

El déficit en cuenta corriente sigue siendo moderado, y el continuo aumento de las exportaciones de petróleo y de las remesas han compensado cierto aumento del déficit no petrolero. A consecuencia de la recuperación de la actividad económica en 2004 y 2005, las importaciones de bienes de capital y sobre todo las de bienes de consumo aumentaron significativamente, mientras que las menores exportaciones de automóviles a Estados Unidos y el aumento de la competencia de China y de otros países desaceleraron las exportaciones no petroleras.

Los mercados financieros nacionales, al igual que los de otras economías emergentes, han registrado recientemente un desempeño muy favorable. Los márgenes sobre los bonos soberanos han continuado disminuyendo y recientemente cayeron por debajo de los 150 puntos base. A finales de octubre, la bolsa de valores había subido más de 75% (en moneda nacional) con respecto a la cotización de finales de 2003, registrándose una buena parte del aumento a partir de abril del presente año. A lo largo del año, el peso también ha tendido a fortalecerse, aunque ha registrado cierto retroceso desde agosto. El Banco de México ha seguido absteniéndose de comprar divisas en el mercado cambiario, pero el aumento de los ingresos en moneda extranjera por parte de la empresa estatal Pemex ha elevado las reservas internacionales netas. Al 31 de diciembre de 2004, las reservas se ubicaban en 61 mil millones de dólares, equivalentes a casi 4½ meses de importaciones y 1.6 veces los pasivos externos de corto plazo; al 28 de octubre de 2005, las reservas internacionales netas ascendían a 62.3 miles de millones de dólares.

Las autoridades han tomado medidas adicionales para fortalecer las finanzas públicas. Se amplió el plazo promedio de la deuda interna del gobierno federal, pasando de 2.6 años a principios de 2004 a 3.1 años en junio de 2005. La exposición al riesgo de una depreciación de la moneda ha seguido disminuyendo, ya que las entradas anuales de divisas del sector público provenientes del petróleo superan los 30 mil millones de dólares, mientras que los pagos de intereses por la deuda pública externa ascienden a sólo 9 mil millones de dólares. Asimismo, a mediados del año las autoridades anunciaron que el gobierno federal contaba con suficiente liquidez en moneda extranjera que permite no tener que emitir bonos externos hasta 2007.

Evaluación del Directorio Ejecutivo

Los directores ejecutivos felicitaron a las autoridades mexicanas por las mejoras realizadas a lo largo de la última década en su política económica, instituciones y estructuras, las cuales han contribuido a lograr una mayor estabilidad macroeconómica y a reducir la vulnerabilidad financiera. La política fiscal ha ganado una amplia credibilidad con una trayectoria exitosa en el cumplimiento de los objetivos anuales de déficit fiscal, y una política monetaria prudente ha propiciado un entorno de baja inflación. Una serie de reformas ha fortalecido al sector financiero e impulsado su desarrollo. Los directores encomiaron que el manejo de la política económica se ha dado en un marco de mayor inclusión y transparencia del gobierno. El reto para el futuro radica en llevar a cabo una nueva ronda de reformas estructurales que fomenten la eficiencia y competitividad de la economía y garanticen la transición hacia una senda de crecimiento más acelerado, afianzando al mismo tiempo los considerables avances ya obtenidos en el diseño e instrumentación de la política económica.

En materia de política fiscal, los directores felicitaron a las autoridades mexicanas por haber cumplido los objetivos anuales de reducción del déficit, disminuir la relación de endeudamiento público a PIB y mejorar la estructura de la deuda, y las alentaron a perseverar en sus esfuerzos. Asimismo, los directores observaron que el balance fiscal en su conjunto se ha beneficiado en forma creciente del aumento en los precios internacionales del petróleo, y que una caída de los mismos podría complicar la política fiscal si el gasto público no pudiera reducirse con rapidez. La mayoría de los directores instó a las autoridades a evitar que el déficit fiscal no petrolero siga creciendo en 2006. Algunos directores recomendaron una supervisión estricta del aumento de los gastos ejercidos por los gobiernos estatales.

Los directores apoyaron la intención de México de poner en práctica un marco de mediano plazo para el presupuesto, con el fin de seguir reduciendo la deuda pública, fortalecer las finanzas públicas, limitar la vulnerabilidad ante las fluctuaciones de los ingresos petroleros y asignar recursos de manera eficiente a inversiones prioritarias, especialmente en los sectores petrolero y social. Tomando nota de la importancia de los ingresos petroleros en los ingresos totales del gobierno, los directores también alentaron a las autoridades a adoptar medidas a mediano plazo para fortalecer el sistema tributario y ampliar su base, incluyendo la inserción de una mayor parte de la economía al sector formal. Los directores consideraron que los elevados precios del petróleo acentúan la importancia de asegurar la eficacia de las operaciones e inversiones de la empresa estatal PEMEX.

Los directores estuvieron de acuerdo en que el apretamiento de la política monetaria de 2004 y principios de 2005 fue necesario para frenar el aumento de la inflación y revertir las expectativas inflacionarias. Los directores vieron con beneplácito el hecho de que los índices de inflación general y subyacente se están acercando a la meta del 3%. Además, dado que las expectativas de inflación han disminuido en los últimos meses, la perspectiva de menor inflación ha permitido al Banco de México relajar gradualmente su postura de política monetaria. Los directores recomendaron al Banco mantener ese rumbo de manera cautelosa, señalando que las expectativas de inflación no han convergido todavía con la meta de 3%.

Los directores expresaron su beneplácito por los cambios en el esquema de operación de la política monetaria desde principios de 2004. Las medidas emprendidas por el Banco de México para reorientar y afinar el anuncio de las decisiones de política monetaria, proporcionar una guía sobre la trayectoria esperada de la inflación para el año en curso, y definir cambios en la postura de política monetaria a través de indicar el nivel mínimo de las tasas de interés, han mejorado la comunicación y el entendimiento del mercado respecto de los objetivos de la política monetaria. Algunos directores sugirieron que las autoridades publiquen un pronóstico de inflación tanto para el año en curso como para un horizonte de más largo plazo, y adopten plena y explícitamente un instrumento de tasas de interés.

Los directores consideraron que México se ha beneficiado de su régimen de tipo de cambio flexible. La competitividad externa parece ser adecuada, como lo refleja el saldo sostenible de su balanza de pagos.

Los directores expresaron su agrado ante el considerable progreso alcanzado en el fortalecimiento y reforma del sector financiero y de los mercados de capital, y en la reducción de vulnerabilidades potenciales, sentando las bases de un ambiente favorable para el crecimiento económico. Los bancos comerciales se encuentran adecuadamente capitalizados, son rentables y cuentan con provisiones suficientes para cubrir su cartera vencida. Los directores expresaron optimismo ante el hecho de que el crédito bancario ha comenzado a repuntar tras un largo período de estancamiento. Tomaron nota de los esfuerzos para seguir mejorando la supervisión del sector financiero.

Los directores externaron su decepción por el lento progreso en las reformas estructurales durante los últimos años, pese a la determinación de las autoridades a avanzar en esta área. Al mismo tiempo, apoyaron los esfuerzos de las autoridades de llevar a cabo reformas en pequeña escala para aumentar la competitividad estructural en sectores específicos. No obstante, los directores recalcaron que para enfrentar de manera efectiva los desafíos en materia de competencia externa, productividad y crecimiento que enfrentará México en el futuro, serán indispensables reformas estructurales más profundas en los sectores de energía y telecomunicaciones, en el mercado laboral, en los sistemas judicial y tributario y en el entorno regulatorio y empresarial, entre otros. En ese sentido, los directores expresaron optimismo ante el creciente reconocimiento entre la población de la necesidad de adoptar un ambicioso programa de reformas estructurales. Sugirieron a las autoridades permanecer atentas para instrumentar estas reformas de manera expedita en la coyuntura propicia.




Mexico: Selected Economic and Financial Indicators 1/


 

2000

2001

2002

2003

2004


(Annual percentage changes, unless otherwise indicated)

           

National accounts and prices

         

Real GDP

6.6

0.0

0.8

1.4

4.4

Real GDP per capita 2/

5.1

-1.5

-0.7

0.0

2.9

Gross domestic investment (in percent of GDP)

23.7

20.9

20.6

20.6

21.7

Gross national savings (in percent of GDP)

20.5

18.0

18.6

19.2

20.7

Consumer price index (end period)

9.0

4.4

5.7

4.0

5.2

           

External sector

         

Exports, f.o.b. 3/

21.5

-3.1

0.6

3.9

13.8

Imports, f.o.b. 4/

23.1

-1.7

-1.3

1.9

15.8

External current account balance (in percent of GDP)

-3.2

-2.8

-2.1

-1.3

-1.1

Change in net international reserves (end of period, billions of U.S. dollars)

2.8

7.3

7.1

9.5

4.1

Outstanding external debt (in percent of GDP)

28.3

26.1

25.2

25.9

23.5

Total debt service ratio 5/

(in percent of exports of goods, services, and transfers)

44.8

38.3

29.9

31.1

31.5

           

Nonfinancial public sector (in percent of GDP)

         

Augmented overall balance

-3.7

-3.6

-3.4

-3.1

-2.0

Traditional overall balance

-1.1

-0.7

-1.2

-0.6

-0.3

Gross augmented public sector debt

49.3

47.9

49.7

50.0

46.5

Net augmented public sector debt

42.2

41.7

43.6

44.0

41.2

           
           

Money and credit

         

Monetary base

10.7

8.0

17.0

15.0

12.0

Broad money (M4a)

12.9

16.0

10.8

13.5

12.6

Treasury bill rate (28-day cetes, in percent, annual average)

15.3

11.2

7.1

6.2

6.8


Sources: National Institute of Statistics and Geography; Bank of Mexico; and Ministry of Finance and Public Credit; and Fund staff estimates.

1/ Methodological differences mean that the figures in this table may differ from those published by the authorities.

2/ Fund staff estimates.

         

3/ Exports net of maquila sector imports.

         

4/ Excludes maquila sector imports.

         

5/ Public and private sectors.

         

1 En el marco del Artículo IV, el FMI sostiene discusiones bilaterales con cada uno de sus países miembros, generalmente con periodicidad anual. Como parte de estas discusiones, un equipo del FMI visita el país miembro, recopila y analiza información económica y financiera, y se reúne con las autoridades competentes y con analistas del sector privado para estudiar dicha información. Los temas revisados no se limitan a las políticas macroeconómicas, sino que consideran el conjunto de elementos que inciden en los resultados económicos de un país. Las consultas bajo el Artículo IV son una práctica de seguimiento y evaluación que realiza el FMI cada año desde 1978. Cabe destacar que los 184 países miembros del FMI participan en este ejercicio de consulta. Con base en la información recabada durante su visita al país miembro, el personal del FMI elabora un informe que es presentado ante su Directorio Ejecutivo para posteriormente transmitir sus conclusiones y recomendaciones a las autoridades de cada nación.



IMF EXTERNAL RELATIONS DEPARTMENT

Public Affairs    Media Relations
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6278 Phone: 202-623-7100