El Directorio Ejecutivo del FMI concluye la consulta del Artículo IV de 2006 con Guatemala

Nota de información al público No. 07/41 (S)
Fondo Monetario Internacional

27 de marzo de 2007

Las notas de información al público (NIP) forman parte de los esfuerzos del FMI por fomentar la transparencia de sus opiniones y análisis de la evolución y la política económica. Las NIP se publican, con el consentimiento del país (o los países) interesados, al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo en el marco de las consultas del Artículo IV con los países miembros, de la supervisión que este ejerce sobre la evolución a nivel regional, del seguimiento posterior a los programas, y de las evaluaciones ex post de los países miembros que ejecutan programas a más largo plazo. También se publican NIP al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo en materia de cuestiones de política general, a menos que el Directorio Ejecutivo decida lo contrario en determinados casos.

El 14 de febrero de 2007, el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la consulta del Artículo IV con Guatemala1.

Antecedentes

El desempeño económico de Guatemala mejoró apreciablemente desde la última consulta. El crecimiento se elevó al 4½% en 2006, impulsado por el creciente flujo de remesas de los trabajadores migratorios a sus familiares, lo que fomenta el consumo, y por una mayor formación de capital fijo. Por primera vez en varios años, la inflación bajó a menos del 6%, que era la meta del banco central. El déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos se está estabilizando en un nivel de 4,5% del PIB, en tanto que el superávit global de la balanza de pagos permitió acumular reservas internacionales, las que se mantienen en torno a 4 meses de importaciones de bienes y servicios.

Este mejor desempeño se ha apoyado en políticas macroeconómicas prudentes, ancladas a su vez en bajos niveles de deuda y déficit público, y en el gran avance logrado en muchos aspectos de reforma estructural.

Se prevé que el déficit del gobierno central se mantenga en alrededor del 1½% del PIB en 2006, por debajo del nivel previsto originalmente, y que la deuda del sector público no financiero permanezca en torno al 18% del PIB, uno de los valores más bajos de la región. En lo referente a los ingresos fiscales, las pérdidas derivadas de la eliminación de algunos impuestos y de las mejoras en la devolución del IVA a los exportadores quedaron compensadas por una mejor administración tributaria. Las perspectivas en este ámbito mejoraron después de aprobarse, en junio de 2006, una reforma de la administración tributaria que se espera que compense los ingresos que dejen de percibirse debido al ingreso al CAFTA-RD. En cuanto al gasto, mejoró la gestión y la transparencia de las operaciones fiscales, y se amplió la cobertura del Sistema Integrado de Administración Financiera (SIAF) y la declaración de operaciones en Guatecompras, lo que acrecentó la competencia en las adquisiciones y contrataciones del sector público.

El banco central hizo grandes progresos en la preparación de la puesta en marcha de un régimen de objetivos explícitos de inflación, la reducción de la discrecionalidad, y el aumento de la transparencia en la conducción de la política monetaria.

Se están atendiendo los impedimentos estructurales al crecimiento, lo que contribuye a atraer más inversión. Se han promulgado leyes para fortalecer la competencia en las adquisiciones y telecomunicaciones del gobierno, defender mejor los derechos de propiedad intelectual y actualizar los procedimientos aduaneros. Como resultado de estos esfuerzos, en junio de 2006 entró en vigencia el CAFTA-RD, lo que aumenta las perspectivas para mejorar la eficiencia gracias a la integración económica.

La suspensión de dos bancos, sobre todo Bancafé, un banco grande con problemas financieros en su filial offshore tras la quiebra de Refco en 2005, amenazó con afectar las positivas tendencias macroeconómicas. Sin embargo, hubo una rápida resolución de ambos bancos y pudo protegerse a los ahorristas domésticos, lo que ayudó a minimizar las repercusiones sistémicas.

Evaluación del Directorio Ejecutivo

Los directores encomiaron a las autoridades guatemaltecas por su sólido marco fiscal, las mejoras en la administración tributaria, una mayor transparencia en las políticas fiscal y monetaria y las reformas estructurales encaminadas a fomentar el crecimiento y la integración económica regional. Estas políticas, aunadas al importante influjo de remesas y a las benignas condiciones externas, contribuyeron a elevar el crecimiento económico, a lograr la estabilidad macroeconómica y a reducir la deuda pública. Para consolidar estos avances, las prioridades fundamentales son fortalecer el sistema financiero, atender las necesidades sociales elevando la recaudación tributaria, consolidar la disminución de la inflación y gradualmente permitir más flexibilidad en el tipo de cambio. Los riesgos frente a estas expectativas optimistas surgirían de tensiones en el sistema financiero y de la desaceleración del crecimiento en los socios comerciales.

Los directores señalaron que un reto fundamental para el mediano plazo será fortalecer el sistema bancario. Si bien las autoridades lograron evitar que se afecte la estabilidad financiera debido a la suspensión de dos bancos, es necesario que tomen medidas inmediatas para reforzar el marco de resolución bancaria y la confianza en el sistema bancario. Entre estas medidas se incluye la recapitalización del fondo de garantía de depósitos, un aumento de la prima anual de garantía de depósitos que pagan los bancos, medidas para prevenir que los bancos realicen operaciones de intermediación no supervisadas y para que los activos de los bancos fallidos sean debidamente administrados, y herramientas y planes de contingencia adicionales para hacer frente a quiebras bancarias sistémicas. Para el mediano plazo, los directores subrayaron que, si bien se había avanzado en la implementación de las recomendaciones del FSAP, es necesario hacer más para fortalecer la supervisión y la regulación bancaria y la autoridad legal de la entidad de supervisión. En particular, los conglomerados financieros deberán estar sujetos a una mejor evaluación de riesgos y a una supervisión consolidada efectiva, y las operaciones bancarias que se realicen dentro del territorio nacional deberán estar inmunizadas contra los problemas de las filiales offshore. Otras medidas importantes incluyen una clasificación crediticia y reglas sobre constitución de reservas más estrictas, así como límites a los préstamos vinculados y a la exposición de prestatarios sin protección a riesgos cambiarios.

Los directores encomiaron al banco central por cumplir el objetivo de inflación, pero señalaron que hubo una rápida expansión del circulante y del crédito como resultado de la alta liquidez vinculada a importantes entradas de capital. Recomendaron elevar las tasas de interés a corto plazo a niveles positivos en términos reales, prestando la debida consideración al impacto que esto tendría en el sector financiero. Los directores también señalaron que una mayor flexibilidad cambiaria fortalecería el control monetario, limitaría el costo de esterilización de la afluencia de capitales externos y ayudaría a la economía a ajustarse a los cambios de las condiciones mundiales y nacionales.

Los directores coincidieron en que la orientación fiscal propuesta para 2007 ayudaría a consolidar la deuda pública a un bajo nivel, pero expresaron la preocupación de que el presupuesto aún no haya sido aprobado. El punto crucial es cómo elevar la recaudación tributaria en relación con el PIB, dado que la baja presión fiscal actual limita la capacidad del gobierno para atender adecuadamente las necesidades sociales, la inversión en infraestructura y las contingencias. Los directores celebraron el diálogo de política económica que está teniendo lugar sobre la necesidad de incrementar la presión fiscal y alentaron al gobierno a preparar una reforma impositiva, con base en la reciente asistencia técnica del FMI, la cual podría ser considerada por el Congreso dentro de algunos meses.

Los directores celebraron los esfuerzos de las autoridades para mejorar el entorno empresarial y alentaron a realizar mayores progresos con las reformas destinadas a elevar la productividad y realzar los beneficios de la integración regional.


Guatemala: Algunos indicadores seleccionados

          Prel. Est.

 

2001 2002 2003 2004 2005 2006 1/

             
(Variación porcentual anual, salvo indicación contraria)
             

Renta nacional y precios

           

PIB real

2,3 2,2 2,1 2,7 3,2 4,6

Precios al consumidor (fin del período)

8,9 6,3 5,9 9,2 8,6 5,8

Tipo de cambio nominal (Quetzales por dólar de EE.UU.)

7,9 7,7 8,0 7,7 7,6 7,6
             

Sector monetario

           

Crédito al sector privado

12,5 6,1 7,3 16,2 14,6 31,0

Pasivos frente al sector privado

8,1 13,2 11,0 11,4 14,5 26,6

Tasa de interés (anual, depósitos a plazo en moneda nacional)

11,3 9,6 6,7 6,9 6,9 7,1
             

Sector externo

           

Exportaciones

-7,3 -1,4 8,5 10,1 9,9 9,3

Importaciones

8,4 12,4 6,6 16,2 12,8 12,8

Términos de intercambio

-1,0 -2,5 -4,4 1,0 -0,5 -0,3

Tipo de cambio efectivo real 2/

5,6 6,6 -5,3 5,6 9,0 2,5
             
(Porcentaje del PIB, salvo indicación contraria)
             

Cuenta corriente

-6,0 -5,3 -4,2 -4,4 -4,4 -4,4

Balanza comercial

-13,1 -15,0 -14,7 -16,3 -16,1 -16,7

Exportaciones

13,6 12,1 12,3 12,3 11,5 11,5

Importaciones

-26,6 -27,0 -27,0 -28,6 -27,7 -28,2

Otros (neto)

7,1 9,7 10,5 11,8 11,7 12,3
             

Cuenta de capital

8,2 5,4 6,4 6,7 5,2 5,1

Sector público (incluidas las transferencias oficiales de capital)

3,3 1,2 1,7 1,5 0,1 0,9

Sector privado

4,9 4,2 4,6 5,1 5,1 4,1

De la cual: Inversión extranjera directa

0,5 0,5 0,5 0,6 0,7 0,9
             

Reservas internacionales netas (en millones de US$)

2.301 2.278 2.799 3.380 3.607 3.832

(Saldo en meses de importaciones de bienes y servicios del próximo año)

4,1 3,8 4,0 4,3 4,1 3,9
             

Gobierno central

           

Ingreso fiscal

11,1 11,4 11,0 10,8 10,3 10,9

De los cuales: Ingresos tributarios

9,7 10,6 10,3 10,1 9,6 10,2

Gastos

12,9 12,4 13,3 11,8 11,8 12,6

De los cuales: Pagos sociales y otros pagos relacionados

5,5 5,1 5,3 4,9 5,3 6,0

con la paz

1,4 1,2 1,1 1,2 1,2 1,2

Saldo

-1,9 -1,0 -2,3 -1,0 -1,5 -1,7
             

Saldo combinado del sector público (incluido el banco central)

-1,4 -1,9 -2,4 -1,0 -0,8 -1,5

Saldo del sector público no financiero

-0,6 -1,3 -1,9 -0,5 -0,5 -1,2
             

Deuda pública no financiera (porcentaje del PIB)

18,9 17,3 19,0 19,5 18,1 18,0

De la cual: externa

13,3 12,8 13,4 13,6 11,3 11,2

Interna

5,6 4,5 5,6 5,9 6,8 6,8

Fuentes: Banco de Guatemala; Ministerio de Finanzas Públicas y estimaciones y proyecciones del equipo técnico del FMI.

1/ Al 31 de enero de 2007.

2/ Fin de período; una variación positiva indica una apreciación. A septiembre de 2006.

1 En virtud del Artículo IV del Convenio Constitutivo del FMI, la institución sostiene consultas bilaterales con los países miembros, generalmente cada año. Un equipo de funcionarios visita el país, recoge información económica y financiera y examina con las autoridades nacionales la evolución y las políticas económicas del país. A su regreso a Washington, los funcionarios preparan un informe que sirve como base para las deliberaciones del Directorio Ejecutivo. Al finalizar estas deliberaciones, el Director Gerente, en su carácter de Presidente del Directorio, resume las opiniones vertidas por los directores ejecutivos en una exposición sumaria que se transmite a las autoridades del país.



IMF EXTERNAL RELATIONS DEPARTMENT

Public Affairs    Media Relations
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100