El Directorio Ejecutivo del FMI concluye la Consulta del Artículo IV de 2007 con México

Nota de información al público No. 07/140
13 de diciembre de 2007

Las notas de información al público (NIP) forman parte de los esfuerzos del FMI por fomentar la transparencia de sus opiniones y análisis de la evolución y la política económica. Las NIP se publican, con el consentimiento del país (o los países) interesados, al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo en el marco de las consultas del Artículo IV con los países miembros, de la supervisión que este ejerce sobre la evolución a nivel regional, del seguimiento posterior a los programas, y de las evaluaciones ex post de los países miembros que ejecutan programas a más largo plazo. También se publican NIP al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo en materia de cuestiones de política general, a menos que el Directorio Ejecutivo decida lo contrario en un determinado caso.

El 3 de diciembre de 2007, el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la Consulta bajo el Artículo IV de 2007 con México1.

Antecedentes

La expansión económica ha continuado, si bien a un ritmo más lento debido a la evolución de la economía de Estados Unidos. A pesar de cierto repunte en el segundo y tercer trimestres, se prevé que el crecimiento económico para todo el año 2007 sea cercano a 3 por ciento. En los últimos 12 meses la inflación se ha ubicado en niveles más cercanos a 4 por ciento que al objetivo de 3 por ciento, bajo el efecto de una serie de choques de oferta derivados de aumentos en los precios de los alimentos a nivel mundial. El crecimiento de los salarios no se ha acelerado hasta ahora, y las expectativas de inflación a mediano plazo se han mantenido estables en términos generales, si bien permanecen ½ punto porcentual por encima de la meta del 3 por ciento. En ese contexto, y citando la necesidad de evitar efectos de segundo orden y guiar a la baja las expectativas inflacionarias, el Banco de México propició un aumento en las tasas de interés a corto plazo a 7¼ por ciento en abril y a 7½ por ciento en octubre.

Las cuentas externas se mantienen sólidas pese al descenso de la producción de petróleo y el menor ritmo de crecimiento de las remesas. Se proyecta que el déficit en cuenta corriente para todo el año aumente a ¾ por ciento del PIB. El Banco de México ha seguido absteniéndose de intervenir de forma discrecional en el mercado cambiario, de conformidad con la regla anunciada en 2003 para sus ventas de divisas. En los tres primeros trimestres de 2007, principalmente como reflejo de los ingresos del sector público por exportaciones de petróleo, las reservas internacionales aumentaron en 5.5 miles de millones de dólares de EE.UU, registrando un saldo equivalente a aproximadamente 1½ veces la deuda externa a corto plazo medida con base en vencimientos residuales.

La política fiscal está en línea con el objetivo de alcanzar una situación de equilibrio presupuestal en 2007, bajo el cálculo tradicional del presupuesto, conforme a lo requerido por la nueva Ley de Responsabilidad Fiscal. Se prevé que el déficit fiscal no petrolero aumentado correspondiente a 2007 se acerque a 7 por ciento del PIB, nivel semejante, en términos generales, al de años anteriores. La cifra incluye una disminución de 0.4 por ciento del PIB en los ingresos petroleros netos -que refleja el descenso de la producción de petróleo-, compensado con una reducción del gasto operativo. Asimismo, el gasto de inversión y el gasto social aumentan. La relación deuda pública/PIB ha disminuido constantemente y el plazo promedio de vencimiento de la deuda interna del gobierno central colocada en el mercado se ha incrementado -el gobierno logró emitir recientemente bonos a 30 años a una tasa nominal fija, aunque en pequeñas cantidades- si bien las necesidades de refinanciamiento de la deuda total del sector público siguen siendo relativamente elevadas.

Los mercados financieros mexicanos han soportado bien la reciente volatilidad financiera mundial. Al igual que en otros mercados emergentes, la revalorización global del riesgo que inició a fines de julio llevó a un moderado aumento de los diferenciales de rendimiento de los bonos, así como a un descenso en los precios de las acciones y a una cierta depreciación de la moneda (si bien estas dos últimas tendencias actualmente se han revertido en gran parte). Los mercados financieros internos han seguido funcionando normalmente, sin necesidad de intervención por parte de las autoridades. Los bancos comerciales se mantienen bien capitalizados, rentables y líquidos, y el nivel de la cartera vencida sigue siendo bajo. El rápido aumento del crédito bancario al sector privado (con un crecimiento anual de 29 por ciento en septiembre), principalmente a los hogares, continúa representando el principal factor de posible preocupación. El crédito a las empresas repuntó recientemente, pero se mantiene en un nivel muy reducido.

Evaluación del Directorio Ejecutivo

Los directores ejecutivos elogiaron las mejoras en las políticas macroeconómicas y financieras que han ayudado a México a reducir significativamente las vulnerabilidades externas e internas a lo largo de los años, al permitir una inflación baja de manera sostenida, una razón de deuda pública a PIB cada vez menor, y una disminución de la deuda externa a niveles bajos. Asimismo, recibieron con beneplácito los trascendentales avances recientes en materia de reformas, entre ellas, la fiscal y la del régimen de pensiones públicas, como medidas esenciales, con una visión a futuro, que permitirán atender los desafíos de más largo plazo.

Al mismo tiempo, los directores señalaron que México aún tiene mucho que avanzar para alcanzar su pleno potencial económico y destacaron la necesidad de acelerar el crecimiento del producto y la productividad y de seguir reduciendo la pobreza y la desigualdad. Por consiguiente, aplaudieron el énfasis del Plan Nacional de Desarrollo en la construcción de una sociedad más incluyente que cierre la brecha respecto de las economías de rápido crecimiento, creando, al mismo tiempo, más y mejores oportunidades de empleo.

Los directores consideraron que las perspectivas de México a corto plazo siguen siendo favorables. Observaron que los mercados internos han resistido bien la reciente volatilidad mundial, gracias a la fortaleza de los fundamentos económicos del país. No obstante, los directores indicaron que el crecimiento económico a corto plazo podría mantenerse en un nivel ligeramente inferior a su potencial, dado que el reciente deterioro de las perspectivas económicas de Estados Unidos puede afectar a México.

Los directores tomaron nota de que la política monetaria ha logrado mantener la inflación y las expectativas inflacionarias en un nivel bajo, aunque todavía ligeramente superior a la meta del 3 por ciento. En ese contexto, consideraron que la actual orientación de la política es adecuada en términos generales, señalando que ahora el Banco de México enfrenta el reto de ponderar los riesgos de una inflación al alza resultantes de los choques de oferta, frente a los riesgos de una inflación a la baja provenientes del debilitamiento del entorno externo. Los directores encomiaron las recientes medidas encaminadas a mejorar el proceso de comunicación de las acciones de la política monetaria -entre ellas, la publicación de la trayectoria prevista para la inflación-, que deberían facilitar el ajuste frente a choques y llevar las expectativas de inflación a niveles más cercanos a la meta.

Los directores consideraron que el régimen cambiario de libre flotación es adecuado para México y le ha resultado útil. Señalaron, además, que el tipo de cambio efectivo real se encuentra alineado, en términos generales, con los fundamentos económicos. Observaron que este régimen transparente ha facilitado el ajuste continuo y suave ante choques, lo cual ha contribuido a la estabilidad tanto interna como externa. Los directores también observaron que el nivel de las reservas internacionales parece adecuado y no consideran necesario un cambio inmediato de la regla no discrecional que rige la acumulación de reservas.

Los directores acogieron con beneplácito las recientes reformas a la política tributaria y a las pensiones públicas y las consideraron un factor clave para enfrentar los desafíos fiscales de largo plazo. Recomendaron que se utilicen con cautela los ingresos adicionales generados por las medidas tributarias, teniendo en cuenta, entre otros factores, el descenso previsto en la producción de petróleo a mediano plazo y en el correspondiente ingreso fiscal. En ese contexto, los directores señalaron la importancia de poner en marcha el plan para fortalecer la administración tributaria y de resistir las presiones de incremento inercial del gasto. Consideraron adecuado el énfasis de las autoridades en el gasto de capital y recomendaron que los subsidios se focalicen en la población más necesitada.

Los directores apoyaron tanto las acciones recientes como las proyectadas para mejorar la eficiencia y la rendición de cuentas en el gasto público, tanto a nivel nacional como subnacional. Alentaron a las autoridades para que pongan en marcha cuanto antes un sistema de información de gestión financiera moderno e integrado, y señalaron la importancia de mejorar las estadísticas fiscales y de deuda a nivel subnacional.

Los directores recibieron con agrado las recientes medidas para evitar dificultades fiscales a mediano plazo, pero señalaron los riesgos fiscales asociados a una posible caída pronunciada de la producción de petróleo en la próxima administración. En ese contexto, recomendaron que se adopte una orientación a más largo plazo en la formulación de la política fiscal, que se mida el balance del sector público de forma integral y que se complemente el requisito de presupuesto balanceado con un énfasis en la reducción paulatina del amplio déficit fiscal no petrolero. Varios directores recomendaron que se establezca un límite indicativo para el balance fiscal aumentado no petrolero a mediano plazo.

Los directores hicieron la observación de que el sistema financiero de México se mantiene sólido y bien regulado. Aplaudieron los avances de las autoridades para atender los temas identificados en la actualización del PESF correspondiente a 2006 y su intención de seguir avanzando en ese amplio programa de trabajo. Los directores tomaron nota de la necesidad de permanecer alerta ante los riesgos potenciales, como los que podrían surgir a raíz del uso de instrumentos financieros estructurados y de la expansión prevista de las actividades de los bancos de desarrollo. También recomendaron seguir manteniendo una estrecha vigilancia del crecimiento del crédito al consumo, lo cual sería más fácil con la mejora de la información sobre la situación patrimonial de los consumidores y sobre la evolución del mercado de vivienda.

Los directores acogieron con beneplácito los recientes logros en la formación de un consenso en México en torno a la revitalización del programa de reformas, y abrigan la esperanza de que este éxito se repita en otras áreas. Los directores señalaron los grandes beneficios potenciales que el país podría obtener -entre ellos la reducción de los riesgos fiscales- si se llevan a cabo de manera oportuna reformas en el sector petrolero estatal. Varios directores destacaron la importancia de permitir alianzas de inversión con otras empresas petroleras e inversionistas en este sector. Los directores también destacaron las ventajas de aumentar la competencia, especialmente en sectores clave, como telecomunicaciones, para generar externalidades positivas en toda la economía y promover la equidad.



México: Indicadores económicos y financieros seleccionados 1/

  2002 2003 2004 2005 2006

(Variación porcentual anual salvo que se indique lo contrario)
           

PIB real

0.8 1.4 4.2 2.8 4.8

PIB real per cápita 2/

-0.2 0.4 3.1 1.8 3.7

Inversión interna bruta (porcentaje del PIB)

20.6 20.6 22.1 21.8 22.0

Ahorro interno bruto (porcentaje del PIB)

18.5 19.2 21.1 21.2 21.8

Índice de precios al consumidor (fin de periodo)
(fin de período)

5.7 4.0 5.2 3.3 4.1
           

Sector externo

         

Exportaciones f.o.b.

1.4 2.3 14.1 14.0 16.7

Importaciones f.o.b.

0.2 1.1 15.4 12.7 15.5

Cuenta corriente (porcentaje del PIB)

-2.2 -1.3 -1.0 -0.6 -0.2

Variación de las reservas internacionales netas (fin de periodo,

         

miles de millones de dólares)

7.1 9.5 4.1 7.2 -1.0

Deuda externa (porcentaje del PIB)

25.0 25.4 24.3 22.6 20.1

Coeficiente de servicio de la deuda total 3/

         

(porcentaje de la exportación de bienes, servicios y transferencias)

24.6 24.6 20.8 18.0 23.4
           

Sector público no financiero (porcentaje del PIB)

         

Déficit ampliado

-3.4 -3.1 -1.9 -1.5 -0.7

Déficit ampliado no petrolero

-7.5 -7.8 -6.9 -7.1 -6.7

Déficit tradicional

-1.2 -0.6 -0.2 -0.1 0.1

Deuda bruta aumentada del sector público

49.7 50.0 46.0 44.0 43.5

Deuda neta aumentada del sector público

43.6 44.0 40.9 38.9 36.8
           

Dinero y crédito

         

Base monetaria

17.0 15.0 12.0 11.7 18.4

Dinero en sentido amplio (M4a)

10.8 13.5 12.6 15.0 12.8

Tasa de Cetes (a 28 días, porcentaje, promedio anual)

7.1 6.2 6.8 9.2 7.2

Fuentes: Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática; Banco de México; Secretaría de Hacienda y Crédito Público; y estimaciones del personal técnico del FMI.

1/ Las cifras de este cuadro puede ser diferentes de las publicadas por las autoridades mexicanas debido a diferencias metodológicas.

2/ Estimaciones del personal técnico del FMI.

3/ Sectores público y privado.


1 En virtud del Artículo IV del Convenio Constitutivo del FMI, la institución sostiene consultas bilaterales con los países miembros, generalmente cada año. Un equipo de funcionarios visita el país, recoge información económica y financiera y examina con las autoridades nacionales la evolución y las políticas económicas del país. A su regreso a la sede, los funcionarios preparan un informe que sirve como base para las deliberaciones en el Directorio Ejecutivo. Al finalizar estas deliberaciones, el Director Gerente, como Presidente del Directorio, resume las opiniones vertidas por los directores ejecutivos en una exposición sumaria que se trasmite a las autoridades del país.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100