Declaración del Director Gerente del FMI, Rodrigo de Rato, sobre la decisión del Directorio Ejecutivo del FMI que aprueba un nuevo marco para la supervisión

Comunicado de Prensa No. 07/137
21 de junio de 2007

El Director Gerente del FMI, Rodrigo de Rato, dio a conocer hoy la siguiente declaración en la ciudad de Washington:

"Celebro la decisión del Directorio Ejecutivo del FMI de ofrecer a los países miembros de la institución un nuevo marco jurídico para la supervisón bilateral: es decir, el mecanismo por medio del cual efectuamos un seguimiento y evaluación de la economía de nuestros países miembros.

El cambio que se está introduciendo constituye la primera revisión significativa del marco aplicable a la supervisón en alrededor de 30 años, y es la primera declaración integral sobre la política de supervisión. La nueva decisión refleja las prácticas óptimas que se siguen actualmente en nuestra labor de seguimiento de las políticas de tipo de cambio y las políticas económicas internas de los países miembros. Reafirma que la supervisón debe centrase en nuestro mandato esencial, es decir, promover la estabilidad externa de los países. Asimismo, ofrece una orientación clara a los países sobre la forma en que deben conducir sus políticas cambiarias, sobre lo que es aceptable para la comunidad internacional y sobre lo que no lo es.

A los tres principios en vigor en relación con la manipulación de los tipos de cambio con determinados fines, y sobre cuándo y cómo es aconsejable intervenir en los mercados de divisas, la nueva decisión agrega un cuarto principio: todo país debe evitar políticas cambiarias que provoquen inestabilidad externa.

Hasta ahora, nuestras políticas de supervisión se han basado en el sistema acordado en 1977. Nuestros países miembros consideraron que este era el momento oportuno para poner al día esta actividad esencial. Esta actualización resulta necesaria debido a que la Decisión de 1977 no contempla el tipo de situaciones que han creado los mayores desafíos para la estabilidad del sistema en los últimos 30 años. Como reflejo de las circunstancias imperantes en el período en que fue redactada, dicha decisión se centraba en la manipulación de los tipos de cambio emprendida por razones de balanza de pagos y en la inestabilidad de los tipos de cambio a corto plazo. Sin embargo, desde entonces los problemas de índole cambiaria más comunes han sido el mantenimiento, por razones internas, de tipos de cambio fijos sobrevaluados o subvaluados y, más recientemente, las vulnerabilidades de la cuenta de capital.

La decisión adoptada ha contado con amplísimo respaldo, tanto de países industriales como de economías emergentes y países en desarrollo. La amplitud de este respaldo es elocuente y demuestra el alto grado de identificación con las medidas introducidas para fortalecer la supervisión que ejerce el FMI y con las responsabilidades que los países asumen en este proceso. Esta decisión es una buena noticia para el programa de reforma del FMI y para la causa del multilateralismo. La nueva decisión sentará las bases para ofrecer a los países miembros del Fondo un tratamiento imparcial, que constituye un elemento central en una institución de carácter cooperativo. Este avance también nos ayudará a llevar adelante los otros elementos de nuestro programa de reforma, para ayudar a todos los países de nuestra institución a hacer frente a los desafíos que plantea la globalización en el siglo XXI."



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100