Las tensiones del crecimiento: Perspectivas económicas y factores fundamentales para el desarrollo humano

Discurso pronunciado por Rodrigo de Rato
Director Gerente del Fondo Monetario Internacional
en el Club de Roma
Madrid, España
24 de septiembre de 2007

Texto preparado para la intervención


1. Quisiera comenzar agradeciendo a Ashok Khosla por su muy calurosa presentación, y a Ashok e Isidro Fainé, por actuar como anfitriones de esta conferencia y por sus interesantes palabras de apertura. Es para mí un verdadero honor haber sido invitado a esta primera reunión anual después del fallecimiento de Alexander King. Es poco lo que puedo agregar al emotivo acto de conmemoración que acaban de presenciar. Alexander King fue un científico notable y un ilustre funcionario internacional. Pero quizá su aporte más importante haya sido el haber contribuido a la fundación del Club de Roma tras finalizar su labor a la cabeza de la OCDE. Para mí, su ejemplo es un recordatorio bastante oportuno-que creo no necesitar personalmente—de las muchísimas cosas interesantes y de las actividades importantes que pueden abordarse cuando dejamos de trabajar en una institución internacional de esta envergadura.

2. Aurelio Peccei y Alexander King fueron visionarios, y la primera formulación del libro "Limits to Growth," actualizado varias veces desde entonces, es uno de los frutos de su perspicacia. En mi opinión, no hemos determinado aún si existen o no límites insuperables para el crecimiento. Por mi parte, veo con optimismo las perspectivas de un crecimiento sostenible en el largo plazo. Me parece que, incluso cuando los recursos son limitados, es posible lograr un mayor progreso tecnológico y potenciar el uso de los recursos, lo cual puede traducirse en una mejora continua de los niveles de vida. No obstante, tampoco me cabe duda de que el crecimiento trae aparejadas ciertas tensiones, y actualmente las podemos observar en varios ámbitos.

3. Hoy quisiera referirme a las tensiones que han surgido en tres áreas. Primero, en el de la globalización financiera, es decir, el fuerte incremento de los flujos de capital transfronterizos. Estas tensiones se han hecho patentes en la actual agitación de los mercados de crédito, y me referiré brevemente a sus efectos en la economía mundial y a las enseñanzas que deberemos extraer de las perturbaciones recientes. Segundo, las tensiones en el área de la política ambiental, específicamente los riesgos creados por el cambio climático, que en la actualidad constituye el problema ambiental más apremiante. Por último, las tensiones creadas como resultado de los cambios demográficos y, específicamente, los efectos del envejecimiento de la población y los desafíos de política que esto presenta para los gobiernos.

4. Voy a comenzar refiriéndome a las perturbaciones que hoy se observan en los mercados financieros, aunque no describiré con gran detalle la situación que observamos actualmente. Un equipo de funcionarios del Fondo Monetario Internacional encabezado por Jaime Caruana, quien, como muchos de ustedes recordarán, fue Gobernador del Banco de España, dará a conocer hoy en Washington un informe detallado sobre los problemas que afectan a la estabilidad financiera mundial. Les recomiendo encarecidamente que lo lean porque en dicho informe se exponen de manera exhaustiva los planteamientos del FMI en este terreno. Les puedo adelantar que, en nuestra opinión, estas perturbaciones son graves y no vemos una pronta resolución de la crisis. Los acontecimientos se siguen sucediendo en los mercados financieros y las pérdidas de los bancos y los inversores solo se harán evidentes después de varios meses. No obstante, vemos con satisfacción los esfuerzos realizados por los principales bancos centrales para mitigar la escasez de liquidez en los mercados de crédito, y estimamos que esto contribuirá a limitar los efectos ecónómicos más generales de las recientes perturbaciones.

5. El impacto económico de los acontecimientos recientes seguirá siendo incierto en la medida en que la situación de los mercados financieros siga siendo inestable. Según la información ahora disponible, estimamos que las consecuencias para la economía mundial serán limitadas. Estas perturbaciones probablemente no tendrán un efecto importante en las cifras de crecimiento para 2007, pues la mayoría de las decisiones en materia de producción, inversión y consumo que afectarán el PIB mundial se adoptaron antes de iniciarse esos trastornos. Sin embargo, también prevemos que en 2008 el crecimiento mundial, si bien será elevado en relación con los niveles históricos, será levemente menor que en 2006 y 2007. Además, estimamos que los riesgos para este pronóstico de reducción moderada del crecimiento apuntan principalmente a una corrección a la baja. En particular, si las perturbaciones del mercado financiero se prolongan, el impacto sobre la economía mundial podría ser considerable. En un mes, aproximadamente, poco antes del inicio de nuestras Reuniones Anuales, el FMI presentará su informe Perspectivas de la economía mundial, que es una evaluación detallada del panorama económico internacional.

6. ¿Qué enseñanzas podemos extraer de las tensiones surgidas en los mercados financieros? En mi opinión, las recientes perturbaciones no constituyen un motivo para renunciar a los beneficios de la innovación financiera y la globalización. Pero estas perturbaciones han demostrado de qué manera los riesgos y vulnerabilidades pueden transmitirse de un país a otro. No obstante, mediante el mismo proceso de globalización se difunden también las oportunidades: a los consumidores, para comprar bienes provenientes de diversas fuentes; a las empresas y los trabajadores, para vender sus productos en numerosos mercados; a los ahorradores, para invertir su dinero donde la rentabilidad es más alta, y a los prestatarios, para obtener capital y efectuar inversiones productivas.

7. No obstante, me parece que los reciente sucesos ofrecen algunas enseñanzas para los encargados de formular las políticas y para el público en general. Los reguladores y los participantes en el mercado financiero deben estudiar la forma de aumentar la transparencia en los distintos mercados y asegurar la existencia de incentivos adecuados para que la disciplina de mercado funcione. Los organismos de calificación de riesgos deben mejorar sus prácticas, sobre todo en el caso de los títulos estructurados complejos. Los inversores institucionales deben reconocer que las calificaciones asignadas por otros no les evitan su obligación de evaluar el riesgo. Esta es una responsabilidad que comparten todos los inversores. Sin embargo, también es necesario proteger sus derechos y ayudarles a comprender y ejercer esos derechos. Esto lleva a pensar que es necesario reforzar la transparencia para la protección de los consumidores—tanto prestamistas como prestatarios—e intensificar la educación en temas financieros.

8. Las autoridades de política económica también deben considerar con mayor profundidad cómo repercuten los efectos de contagio entre los distintos mercados y países. Confío en que una consecuencia positiva de los sucesos de los últimos meses sea el crear mayor interés en la cooperación internacional para evaluar la situación de los mercados financieros mundiales y coordinar su regulación. El FMI, junto con otras instituciones internacionales, tiene una misión que cumplir a este respecto, similar a la función catalizadora que desempeñamos con respecto a los planes que formularon las grandes economías para corregir los desequilibrios mundiales. Espero que este sea uno de los temas de discusión en las Reuniones Anuales que celebraremos el mes próximo.

9. También es evidente la necesidad de cooperación en otro de los ámbitos al que quisiera referirme hoy: la respuesta ante el peligroso cambio climático. Hace un par de años, en las reuniones de Davos, el Presidente Clinton señaló que, en su opinión, el cambio climático tal vez sea el factor que ponga en peligro a la civilización humana. En los dos años transcurridos desde entonces, la opinión científica, reflejada en publicaciones especializadas, y la percepción del público han comenzado a hacerse eco de esta reflexión del Presidente Clinton. Cada nuevo estudio científico muestra con más claridad el daño potencial que podría generar el cambio climático, y muchos estudios indican que estamos más cerca del punto de inflexión en el que un cambio que ya es perjudicial podría convertirse en un cambio catastrófico. Con todo, también veo algunas señales alentadoras de que el cambio climático es un reto al que el mundo puede hacer frente.

10. Para los economistas, el cambio climático es una externalidad mundial innegable. Las consecuencias sociales de la emisión de los gases de efecto invernadero que provocan el recalentamiento del planeta no son sólo soportadas en toda su extensión por aquellos que los emiten, sino que se distribuyen en todo el mundo. El problema se ve agravado por el hecho de que quienes emiten estos gases con frecuencia se cuentan entre las personas, empresas y países más poderosos en el mundo, y los más afectados entre los menos poderosos. En realidad, los mayores efectos recaerán en las generaciones futuras, que no tienen voz, a menos que sus progenitores, presentes o futuros, hablen por ellos. Por lo tanto, parece difícil crear incentivos económicos para actuar o generar un consenso político efectivo en torno a la necesidad de cambio.

11. Sin embargo, nos estamos acercando a ese consenso. En todo el mundo hay ejemplos de individuos y empresas que están reduciendo voluntariamente sus emisiones tóxicas y presionando a sus gobiernos para que den una respuesta política al problema. Vemos también en todo el mundo gente dispuesta a pagar voluntariamente en lugar de aprovecharse del esfuerzo ajeno. Para muchos, adoptar una conducta orientada a evitar un peligroso cambio climático se ha convertido en una prioridad.

12. ¿Cómo pueden las autoridades encauzar este esfuerzo para superar las externalidades del cambio climático provocado por el hombre? En mi opinión, deberían buscar las respuestas en el mismo lugar en que se origina el problema: en la economía. Las autoridades políticas de todo el mundo necesitan una evaluación razonada de los costes y beneficios económicos del cambio climático y de las políticas que se pueden adoptar para evitarlo. También en esta materia el Fondo Monetario Internacional tiene una misión que cumplir. En el informe sobre las Perspectivas de la economía mundial que presentaremos en octubre se analizarán estimaciones de los costos económicos del cambio climático realizadas por otros analistas. También se considerarán algunos de los problemas económicos que se plantean al seleccionar los métodos para mitigar dicho cambio, especialmente las principales opciones: aplicar impuestos sobre la emisión de gases de efecto invernadero o establecer topes a estas emisiones, combinados con un sistema de permisos de emisión que puedan negociarse internacionalmente. También se analizarán algunas de las cuestiones económicas que los países deben enfrentar en el proceso de adaptación al cambio climático. Se trata solo de un análisis preliminar realizado por el FMI, y en la siguiente edición de Perspectivas de la economía mundial, que se publicará en abril del año próximo, nos explayaremos sobre este tema. Lo que el FMI está haciendo es solo una parte del trabajo que se requiere. Otras instituciones internacionales están trabajando en otros aspectos del problema. Y será necesario que haya cooperación entre los organismos internacionales y entre los gobiernos para resolver este problema. Pero con una actitud razonable y la debida voluntad política, creo que sí es posible resolverlo.

13. Ahora quisiera referirme a los cambios demográficos. Cuando el Club de Roma comenzó a analizar la población y los cambios demográficos hace 35 años, la atención estaba centrada en los riesgos de la sobrepoblación. Todavía hay regiones del mundo en las que el crecimiento de la población ejerce presión sobre el medio ambiente, sobre los recursos y sobre las sociedades. Pero también existe una creciente preocupación por los efectos económicos del envejecimiento de las poblaciones, tanto en las economías avanzadas como en las principales economías emergentes.

14. En muchos países, la esperanza de vida está aumentando y las tasas de natalidad están disminuyendo. Estas tendencias se consideran, en general, positivas. La gente tiene una vida más extensa y saludable, y decide libremente si quiere tener hijos o no tenerlos. Pero también existen algunos efectos económicos indeseables. Es probable que las poblaciones envejecidas produzcan menos porque la proporción de su fuerza laboral activa es menor. Por ejemplo, hoy día en la zona del euro hay alrededor de cuatro personas en el rango de edades de 15 a 65 años por cada persona de más de 65 años. Para el año 2050, se proyecta que esa proporción esté más cerca de dos a uno. La presión sobre los sistemas de salud también tenderá a aumentar, ya que habrá más personas de edad avanzada, y el coste medio de la asistencia sanitaria tiende a crecer a medida que las personas envejecen. Asimismo, es indudable que la carga sobre los sistemas de pensiones aumentará a medida que aumente la proporción de mayores.

15. A los efectos de prever y controlar los efectos económicos de los cambios demográficos, los gobiernos deberán efectuar una serie de cambios. Los gobiernos pueden llevar a cabo reformas estructurales para mejorar la productividad, de modo tal que una población activa relativamente más reducida pueda producir más. Reformas tales como la reducción de las barreras arancelarias y legales, la apertura de los mercados a la competencia y las medidas para crear un clima más favorable a los negocios pueden, en conjunto, contribuir a generar dicho aumento de la productividad. Otro tanto puede lograrse con la reforma del sector financiero, incluida la integración financiera. Los gobiernos de los países afectados por el envejecimiento demográfico también pueden ayudar a reducir la escasez de mano de obra fomentando la inmigración y aplicando políticas que favorezcan la integración de los inmigrantes a la sociedad. La reforma de los sistemas de salud también puede ayudar a compensar el incremento de los costes que traen aparejados los cambios demográficos. Las reformas pueden incluir tanto medidas para mejorar la eficiencia y reducir los fallos del mercado en lo que a la asistencia sanitaria se refiere, como un mayor énfasis en la medicina preventiva y la promoción de hábitos más saludables en la población. Probablemente un elemento importante de la reforma de los sistemas de pensiones sea el aumento de la edad de jubilación, lo cual ya está sucediendo en muchos países. Pero los gobiernos deberán acompañar dichas medidas con reformas del mercado laboral, para mejorar las oportunidades de trabajo, especialmente para los trabajadores de más edad.

16. Las tensiones a las que hoy he hecho referencia indican que el cambio económico y el crecimiento económico pueden sorprendernos. Cuando se fundó el Club de Roma, la globalización financiera, el cambio climático y el envejecimiento demográfico no parecían ser los problemas más apremiantes. Pero el espíritu de investigación e innovación y el reconocimiento de la complejidad y la interacción de la economía mundial son tan necesarios hoy día como lo fueron cuando Aurelio Peccei y Alexander King dieron comienzo a su gran empresa. Creo que con ese mismo espíritu debemos afrontar las tensiones y desafíos se plantean actualmente.

17. Muchas gracias.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100