Comunicado de Grupo Intergubernamental de los Veinticuatro para Asuntos Monetarios Internacionales y Desarrollo

10 de abril de 2014

1. Los ministros del Grupo Intergubernamental de los Veinticuatro para Asuntos Monetarios Internacionales y Desarrollo celebraron su 91ª reunión en Washington el 10 de abril de 2014. Presidió la reunión el Dr. Ashraf El Araby, Ministro de Planificación y Cooperación Internacional de Egipto, y actuaron como primer vicepresidente el Sr. Alain Bifani, Director General del Ministerio de Hacienda de Líbano, y como segundo vicepresidente el Sr. Luis Fernando Mejía, Director General de Política Macroeconómica del Ministerio de Hacienda y Crédito Público de Colombia.

La economía internacional y las implicaciones para los países en desarrollo

2. Nos sentimos alentados por el afianzamiento de la recuperación de las grandes economías avanzadas, pero tomamos nota de que el crecimiento continúa siendo anémico y está rodeado de considerables riesgos. Recalcamos que los fundamentos de los países de mercados emergentes y en desarrollo en general conservan el vigor y que estos países continuarán originando el grueso del crecimiento mundial. No obstante, han sufrido el impacto de los efectos acumulativos adversos producidos por un ambiente externo poco propicio y por la turbulencia reciente de los mercados financieros. A pesar de este entorno difícil, muchos países de bajo ingreso, especialmente de África subsahariana, han podido mantener un fuerte ímpetu de crecimiento respaldado por políticas generalmente sólidas. Nos preocupan los desafíos que enfrentan los pequeños Estados en desarrollo y los países frágiles y afectados por conflictos, algunos de los cuales siguen estando sumamente endeudados, son aún vulnerables y enfrentan perspectivas de crecimiento limitadas.

3. Continúa preocupándonos profundamente el impacto adverso de la volatilidad desestabilizante de los flujos de capital y de los tipos de cambio resultante de cambios potencialmente abruptos de la política monetaria de algunas grandes economías avanzadas. Instamos a las autoridades, especialmente las de los países que emiten monedas de reserva, a adoptar medidas coordinadas multilateralmente para mitigar los efectos adversos de contagio de la política monetaria, entre otras cosas mediante una comunicación eficaz. Al mismo tiempo, las economías avanzadas deben redoblar los esfuerzos por estimular la demanda mundial y facilitar el reequilibramiento. Consideramos que al FMI le toca facilitar la coordinación y la coherencia de las políticas a nivel multilateral para superar los retos para las políticas. Recalcamos asimismo la necesidad de asegurar que los países de mercados emergentes y en desarrollo dispongan de acceso adecuado a redes de protección financieras, incluidas las de las instituciones financieras internacionales (IFI). Nos preocupan particularmente los desafíos excepcionales que enfrentan los países árabes en transición que aún no han recibido el pleno respaldo de la comunidad internacional, e instamos a las IFI a que traten sus casos con flexibilidad, en vista de los retos políticos y socioeconómicos. Solicitamos recursos adicionales para que los países vecinos, en particular para Líbano, que se ha visto afectado desproporcionadamente por el influjo de refugiados sirios.

4. Observamos que las perspectivas económicas de los países de mercados emergentes y en desarrollo no serán tan favorables como en el pasado debido al deterioro de las condiciones de financiamiento, las tensiones geopolíticas, la desaceleración del crecimiento efectivo y la disminución del crecimiento potencial en las economías avanzadas en comparación con los niveles previos a la crisis, la moderación de la expansión del comercio internacional y el abaratamiento de las materias primas. Contra este telón de fondo, nos comprometemos a reforzar las fuentes internas de crecimiento y aprovechar las oportunidades de comercio e inversión entre nuestros países. Para asegurar que nuestros países sigan una senda de crecimiento robusto a largo plazo, emprenderemos medidas encaminadas a estimular la productividad y acelerar la transformación estructural. Asimismo, nos comprometemos a adoptar a mediano plazo una amplia variedad de medidas para reducir la pobreza y la desigualdad, y promover la inclusión social. Nos centraremos, en particular, en crear puestos de trabajo más numerosos y de mejor calidad invirtiendo en la enseñanza y la adquisición de aptitudes y facilitando la movilidad de la mano de obra.

El papel y la reforma del FMI

5. Nos defrauda profundamente el hecho de que las reformas del régimen de cuotas y la estructura de gobierno del FMI acordadas en 2010 aún no hayan entrado en vigor debido a la falta de ratificación por parte de su principal accionista. Esto representa un impedimento significativo a la credibilidad, la legitimidad y la eficacia del FMI e inhibe la capacidad para emprender otras reformas necesarias y cumplir los compromisos a futuro. Creemos firmemente que el FMI debe seguir siendo una institución basada en un sistema de cuotas y dotada de recursos suficientes provenientes de las cuotas para desempeñar su función sistémica de manera sostenible. Con este fin, consideramos que corresponde analizar todas las opciones que permitan sustentar reformas de la voz, la representación y la estructura de gobierno. Seguimos convencidos de que el principal objetivo de la reforma del régimen de cuotas y la estructura de gobierno debe ser reflejar la evolución fundamental de la economía mundial y realzar la voz y la representación de los países de mercados emergentes y en desarrollo, incluidos los países pobres y los países pequeños de mediano y bajo ingreso. Reiteramos nuestra solicitud de larga data de que se asigne un tercer representante a África subsahariana en el Directorio Ejecutivo del FMI, siempre que esto no se realice a expensas de la representación de otros países de mercados emergentes y en desarrollo, y solicitamos que se evalúen todas las alternativas posibles.

6. Nos preocupa la demora en concluir el examen de la política del FMI sobre límites de endeudamiento. Instamos al FMI a completarlo para poder contar con un marco estructurado y unificado de límites de endeudamiento para todos los países, que esté fundamentado en las actuales evaluaciones de sostenibilidad de la deuda. Dado que las necesidades de financiamiento de los países de bajo ingreso son grandes y críticas, particularmente para obras de infraestructura, hacemos hincapié en la importancia de adoptar un marco operativo flexible y sin injerencias. Asimismo, estamos siguiendo de cerca la causa entre NML y Argentina ante los tribunales de Estados Unidos y consideramos que reviste importancia sistémica y podría tener profundas implicaciones para todos los países. Toda resolución que incentive un comportamiento predatorio por parte de acreedores que rehúsan a participar en una reestructuración de la deuda socavaría la arquitectura básica de los préstamos soberanos y la resolución de deudas soberanas. Dado que el avance hacia un mecanismo integral de renegociación de la deuda soberana ha sido limitado, quizá les corresponda a los países de mercados emergentes y en desarrollo actuar con liderazgo para facilitar el diálogo.

El papel y la reforma del Grupo del Banco Mundial

7. Tomamos nota de las ambiciosas iniciativas de cambio y las reformas en curso en el Grupo del Banco Mundial. Brindamos nuestro firme respaldo al programa de cambios y al reposicionamiento de la organización como un Grupo del Banco Mundial unificado, respetando el diferente carácter de cada institución. Llamamos a adoptar un enfoque eficaz y oportuno para poner estos cambios en práctica. Recalcamos la importancia de que, a medida que avance el proceso de reforma, quede asegurada la continuidad de los programas en marcha del Banco y se eviten cambios desestabilizantes. Confiamos en que estas reformas estén firmemente inspiradas y guiadas por el objetivo último de apoyar a los clientes, brindándoles soluciones adaptadas a sus necesidades de desarrollo, respaldadas por financiamiento, conocimientos y servicios especializados. Para lograr ese objetivo, el Grupo del Banco Mundial debe satisfacer las necesidades de financiamiento, aptitudes técnicas y asesoramiento de los clientes de manera más eficaz en función de los costos, más puntual y menos burocrática. Tomamos nota de la elaboración de un nuevo modelo de relación con los países, del cual forman parte el Marco de alianza con el país y el Diagnóstico sistemático del país, y recalcamos que debe promover el sentido de identificación de los países. En ese sentido, celebramos el fortalecimiento de la capacidad estadística de los países clientes como una de las prioridades del Grupo del Banco Mundial. Nos preocupa el impasse que ha surgido en la interacción del Grupo del Banco Mundial con algunos miembros y reiteramos la importancia de que se relacione con todos sus miembros y les brinde respaldo atendiendo a su cometido de desarrollo y dejando de lado factores políticos.

8. Dejamos constancia de nuestro agradecimiento por la oportuna reposición de los recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) para atender las ingentes necesidades de la población pobre y vulnerable. Tomamos nota de los esfuerzos realizados por mejorar la capacidad de préstamo del Grupo del Banco Mundial mediante una mejor utilización del balance y medidas encaminadas a promover la eficiencia, esbozadas en la evaluación del gasto. Creemos que será importante vigilar el impacto de estas propuestas y sus consecuencias imprevistas, incluidas del lado de la demanda. De ser necesario, se deberían ajustar las propuestas para asegurar la asequibilidad y la distribución equitativa de la carga. Consideramos que corresponde estudiar la posibilidad de otra ampliación del capital a largo plazo, a fin de garantizar el equilibrio de la oferta y la demanda de crédito del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y la sostenibilidad financiera de la institución.

9. Tomamos nota, asimismo, de la propuesta de creación de un Fondo de Infraestructura Mundial como un aporte constructivo para superar las deficiencias y las limitaciones del financiamiento de infraestructura y la elaboración de proyectos. La propuesta definitiva debe asegurar la participación adecuada y generalizada de los países beneficiarios, así como la disponibilidad de recursos adicionales, junto con suficiente flexibilidad para atender necesidades diversas de financiamiento de infraestructura.

10. Destacamos la necesidad de mantener el compromiso con la implementación de la reestructuración de la participación accionaria en el Grupo del Banco Mundial de 2010, y de llevar a término el próximo examen de la participación accionaria a más tardar para octubre de 2015, como ya se convino.

11. Tomamos nota de los efectos adversos del cambio climático y del deterioro ambiental, sobre todo para los países pobres, frágiles y vulnerables, y reconocemos la importancia de hacer frente a los desafíos mundiales que nos conciernen a todos. Celebramos el avance logrado en la incorporación de la gestión del riesgo climático y de catástrofes como parte de las prioridades y las operaciones de desarrollo del Grupo del Banco Mundial. Instamos a mantener el empeño por plasmar las recomendaciones del informe Sendai. Asimismo, llamamos a la generosa reposición del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), de modo que cuente con los recursos adecuados para cumplir con su cometido.

Otros asuntos

12. Reiteramos la importancia que reviste la diversidad del personal en todos los niveles para reforzar la legitimidad y eficacia de las IFI y solicitamos redoblar los esfuerzos por incrementar la proporción del personal proveniente de regiones subrepresentadas, teniendo en cuenta las iniciativas en materia de diversidad.

13. La próxima reunión de los ministros del G-24 está prevista para el 9 de octubre de 2014 en Washington.
LISTA DE PARTICIPANTES1

Los ministros del Grupo Intergubernamental de los Veinticuatro para Asuntos Monetarios Internacionales y Desarrollo celebraron su 91ª reunión en Washington el día 10 de abril de 2014. Presidió la reunión S.E. Dr. Ashraf El Araby, Ministro de Planeamiento y Cooperación Internacional de Egipto, y actuaron como primer vicepresidente el Sr. Alain Bifani, Director General de Hacienda de Líbano; y como segundo vicepresidente el Sr. Luis Fernando Mejía,  Director de Política Macroeconómica de Colombia.

La reunión de los ministros fue precedida el 9 de abril de 2014 por la 103ª. reunión de los suplentes del Grupo de los Veinticuatro. Esta última fue presidida por el Sr. Karim Wissa, Director Ejecutivo Suplente en el Banco Mundial.

Grupo Africano: Farid Tiaiba, Argelia; Nialé Kaba, Côte d'ivoire; A. Shakour Shaalan, Egipto; Sufian Ahmed Beker, Etiopía; Christophe Akagha-Mba, Gabón; Seth E. Terkper, Ghana; Ngozi Okonjo-Iweala, Nigeria; Mutombo Mwana Nyembo, República Democrática del Congo; Pravin Gordhan, Sudáfrica.

Grupo Asiático: Ma. Cyo Tuaño-Amador, Filipinas; Arvind Mayaram, India; Nada Mufarrij, Líbano; Maya Choueiri, República Árabe Siria; Ali Taiebnia, República Islámica de Irán; Sarath Amunugama, Sri Lanka.

Grupo Latinoamericano: Axel Kicillof, Argentina; Carlos Cozendey, Brasil; María A. Arbelaez, Colombia; Johnny Gramajo Maroquín, Guatemala; Fernando Aportela Rodrígues, México; Julio Velarde, Perú; Larry Howai, Trinidad y Tabago; José Rojas, Venezuela.

Observadores: Abdulrahman Alhamidi, Fondo Monetario Árabe; Ping Sun, China; Inés Bústillo, CEPAL; Alvaro Hernandez, Ecuador; Shamshad Akhtar, CESPAP; Steven Ciobo, G-20; Luis-Alberto Arce, G-77; Metellus Alfredfis, Haití; Stephen Pursey, OIT; Mohamed Taamouti, Marruecos; Suleiman Alherbish, OFID; Omar Abdul-Hamid, OPEP; Sulaiman Al-Turki, Arabia Saudita; Manuel F. Montes, South Centre; Sultán Alsuwaidi, Emiratos Árabes Unidos; Petko Draganon, UNCTAD; Alexander Trepelkov, UNDESA.

Invitados especiales: Christine Lagarde, Directora Gerente, Fondo Monetario Internacional

Jim Yong Kim, Presidente, Banco Mundial

Secretaría del G-24: Amar Bhattacharya, Marilou Uy, Analisa Bala, Rachael Holt, Regina Chengcheng Feng, Ndzouli Mendouga

Secretaría del FMI para el G-24: Rosalind Mowatt, Veronika Zavacka, Dalila Bendourou.


1 Personas que participaron en las deliberaciones.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100