El Directorio Ejecutivo del FMI finaliza la Consulta del Artículo IV de 2009 con Panamá

Nota de Información al Público No. 09/80
July 2, 2009

Las Notas de Información al Público (NIP) forman parte de los esfuerzos del FMI por fomentar la transparencia de sus opiniones y análisis de la evolución y la política económica. Las NIP se publican, con el consentimiento del país o países interesados, al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre las consultas del Artículo IV con cada país miembro, la supervisión que ejerce el FMI sobre la evolución a nivel regional, el seguimiento posterior a los programas, y las evaluaciones ex post de los países que aplican programas a más largo plazo. También se publican NIP al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre cuestiones de política general, salvo en casos específicos en que el Directorio decida lo contrario.

El 1 de junio de 2009, el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) finalizó la Consulta del Artículo IV con Panamá1.

Antecedentes

Los sólidos fundamentos de la economía ayudaron a controlar el efecto adverso de la desaceleración económica global y la crisis financiera mundial. El PIB real de 2008 creció cerca de un 9,2 por ciento, tras registrar un promedio de crecimiento anual del 8,8 por ciento en 2004–07. Sin embargo, la contracción del comercio internacional y las condiciones crediticias más restrictivas se están haciendo evidentes, por lo que se espera que el crecimiento real se desacelere hasta llegar al 3 por ciento en 2009. El período de rápido crecimiento generó una caída significativa en la pobreza y una marcada disminución de la tasa de desempleo, que pasó del 10,9 por ciento a fines de 2003 al 4,2 por ciento en agosto de 2008. La inflación, tras llegar a un nivel máximo del 10 por ciento en septiembre de 2008, impulsada por la escalada de los precios internacionales del combustible y de los alimentos y por las presiones sobre la demanda, bajó rápidamente hasta el 3,7 por ciento en marzo de 2009. El déficit en la cuenta corriente externa aumentó al 12,5 por ciento del PIB en 2008, ya que las importaciones siguieron incrementándose a un ritmo relativamente rápido, mientras que las exportaciones se desaceleraron, debido a la disminución del comercio en la Zona Libre de Colón y a la menor demanda externa.

El sistema bancario de Panamá resistió la crisis financiera mundial relativamente bien. El sistema está bien capitalizado, tiene alta liquidez y posee buenos indicadores de solidez financiera. Además, las evaluaciones recientes de la Superintendencia de Bancos no revelaron que exista exposición a activos estructurados que pudiesen ser de poca calidad. Después de la intensificación de la crisis financiera mundial, en septiembre de 2008, el acceso a líneas de crédito extranjeras disminuyó, pero la situación se estabilizó, y los depósitos y créditos han mantenido, en general, su estabilidad. Simultáneamente, los bancos aumentaron sus reservas de liquidez, en parte para protegerse en respuesta a la percepción de un mayor riesgo.

Las finanzas públicas mantuvieron bases sólidas, y el sector público no financiero (SPNF) arrojó un saldo positivo por tercer año consecutivo, aunque más modesto que el de 2007. Si no se toma en cuenta la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), el superávit del SPNF en 2008 fue equivalente al 0,4 por ciento. El nivel sostenido de los ingresos fiscales permitió un nuevo aumento en la inversión pública —del 5 por ciento del PIB en 2007 al 7 por ciento en 2008— y un nuevo gasto social de aproximadamente el 1 por ciento del PIB, para compensar en forma parcial el rápido incremento del costo de vida. El alto crecimiento del PIB, combinado con el superávit fiscal, permitió una reduccion adicional en la relación deuda pública/PIB, que bajó al 39 por ciento al cierre de 2008. La ampliación del Canal de Panamá, que según estimaciones costará US$5.300 millones, está en general bien encaminada, y el financiamiento externo para el proyecto se obtuvo en condiciones muy favorables. Una nueva Ley de Responsabilidad Social Fiscal (LRSF) —promulgada en junio de 2008— y una ley de alianzas entre los sectores público y privado, que está en proceso de finalización, constituyen reformas importantes que fortalecerán aún más la gestión fiscal a mediano plazo.

Evaluación del Directorio Ejecutivo

Los directores señalaron que Panamá está enfrentando la crisis económica mundial desde una posición favorable, con unos fundamentos económicos sólidos que le ayudarán a contener los efectos adversos de la desaceleración económica mundial y la perturbación financiera. Los directores elogiaron, en particular, la buena regulación del sector bancario, la consolidación fiscal sostenida y el proyecto de ampliación del Canal, que le permitirán a Panamá preservar la estabilidad macroeconómica y mantener el crecimiento en 2009, aunque a un ritmo más lento que en los últimos años.

Los directores señalaron que algunos factores transitorios influyeron en el aumento del déficit de la cuenta corriente externa y de la inflación en 2008. Las elevadas cifras de las importaciones y la disminución de las exportaciones obedecieron en parte al shock de los precios mundiales de los alimentos y los combustibles, así como a la desaceleración de la demanda externa. El auge de las entradas de capital, incluida la inversión extranjera directa, financió con creces el déficit de la cuenta corriente; y la inflación ha caído rápidamente a medida que se normalizan los precios mundiales. Los directores observaron que, para el futuro, persisten los riesgos a la baja en vista del difícil entorno mundial.

Los directores felicitaron a las autoridades por la consolidación fiscal de los últimos años y el consiguiente rápido descenso de la razón deuda pública/PIB. Les complace que continúen los buenos resultados en materia de ingresos y los factores extraordinarios que han permitido un sustancial aumento del gasto de capital y los programas sociales, los cuales han estimulado la actividad económica y han ayudado a proteger a los sectores pobres pese al deterioro del entorno externo. Los directores también felicitaron a las autoridades por asegurar el financiamiento externo para el proyecto de ampliación del Canal de Panamá en condiciones muy favorables, y por su buen avance en la ejecución del proyecto.

Los directores recibieron con beneplácito la adopción efectiva de la Ley de Responsabilidad Social Fiscal (LRSF) que contribuirá a reforzar la disciplina fiscal y a mejorar la transparencia y la rendición de cuentas. Si bien los directores reconocen los desafíos que plantea una meta del 1% del PIB para el déficit fiscal de 2009, instaron a las autoridades a perseverar en sus esfuerzos por alcanzar la meta contemplada en la LRSF a fin de reforzar la credibilidad del nuevo marco fiscal de Panamá. Los directores recomendaron a las autoridades que adopten a la mayor brevedad posible directrices que les permitan modificar rápidamente la meta para el déficit fiscal en caso de que el crecimiento caiga a un ritmo más acelerado que el previsto.

Los directores exaltaron la capacidad de resistencia del sistema financiero de Panamá frente a la crisis financiera mundial debido, en parte, a la posición de liquidez relativamente sólida de los bancos. Observaron que el menor acceso a las líneas de crédito externo no había entorpecido mayormente el funcionamiento normal del sistema, y que, si bien el crecimiento de los depósitos y el crédito se había desacelerado, seguía siendo positivo. Los directores recibieron con beneplácito las medidas encaminadas a permitir un monitoreo más oportuno de la liquidez de los bancos, la calidad de los activos y las prácticas de gestión de riesgos, así como la rápida resolución del Banco Stanford-Panamá. También aplaudieron la oportuna adopción de la nueva Ley bancaria que reforzará la supervisión transfronteriza y mejorará el marco de resolución bancaria.

En vista de que siguen habiendo vulnerabilidades externas y que no se cuenta con un prestamista de última instancia, los directores recomendaron mantenerse alertas y seguir fortaleciendo el sistema bancario. Tomaron nota del interés de las autoridades por crear un mecanismo para ofrecer apoyo de liquidez de emergencia en casos de deficiencias transitorias de liquidez, el cual podría reducir la necesidad de auto-aseguramiento de los bancos.

Los directores observaron que la inclusión de Panamá en una lista de paraísos fiscales publicada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos plantea desafíos adicionales. Apoyaron la intención de las autoridades de responder de manera constructiva, y las exhortaron a alcanzar un acuerdo en torno a las medidas necesarias para normalizar su situación.

Undisplayed Graphic


1 En virtud del Artículo IV del Convenio Constitutivo del FMI, el FMI mantiene conversaciones bilaterales con sus miembros, habitualmente todos los años. Un equipo de funcionarios del FMI visita el país, recaba información económica y financiera y analiza con las autoridades la evolución del país y sus políticas en materia económica. Tras regresar a la sede del FMI los funcionarios elaboran un informe que sirve de base para el análisis del Directorio Ejecutivo. Al concluir el análisis, el Director Gerente, como Presidente del Directorio, resume las opiniones de los directores ejecutivos, lo que se comunica a las autoridades del país.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100