El Directorio Ejecutivo del FMI concluye la consulta del Artículo IV de 2010 con Colombia

Nota de Información al Público No. 10/45
31 de marzo de 2010

Las Notas de Información al Público (NIP) forman parte de los esfuerzos del FMI por fomentar la transparencia de sus opiniones y análisis de la evolución y la política económica. Las NIP se publican, con el consentimiento del país o países interesados, al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre las consultas del Artículo IV con cada país miembro, la supervisión que ejerce el FMI sobre la evolución a nivel regional, el seguimiento posterior a los programas, y las evaluaciones ex post de los países que aplican programas a más largo plazo. También se publican NIP al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre cuestiones de política general, salvo en casos específicos en que el Directorio decida lo contrario.

El 31 de marzo de 2010, el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la consulta del Artículo IV con Colombia1.

Antecedentes

La solidez de las políticas y de los marcos institucionales impidió que la crisis mundial tuviera efectos demasiado fuertes en la economía de Colombia. La economía había empezado a desacelerarse a comienzos de 2008 debido a la aplicación de políticas más restrictivas para contrarrestar un recalentamiento de la economía, pero la crisis mundial provocó un colapso de la inversión privada en el último trimestre de 2008. La demanda interna empezó a recuperarse en el segundo semestre de 2009, impulsada por la inversión pública y el consumo. El producto interno bruto (PIB) real creció 0,4% en todo el año. Gracias a una inflación de los precios de los alimentos casi nula y a una brecha negativa del producto, la cifra de inflación al final del año descendió a 2%, desde el 7,7% registrado al final de 2008. El tipo de cambio fue el principal amortiguador, y las reservas internacionales netas (excluida la asignación de derechos especiales de giro (DEG)) en general no variaron con respecto al nivel de US$24.000 millones de finales de 2008. El sistema financiero no se vio sometido a tensiones importantes derivadas de la crisis mundial, ya que la adecuación de capital siguió siendo sólida y los préstamos en mora aumentaron solo levemente, con el respaldo de un nivel alto de provisiones. La solidez de los balances del sector empresarial y los niveles moderados de deuda de los hogares también ayudaron a evitar dificultades financieras.

Las autoridades pudieron adoptar medidas anticíclicas de política monetaria y fiscal. La respuesta en materia de política monetaria fue inmediata: una reducción de 650 puntos básicos en la tasa de interés de política monetaria (a 3½%). La política fiscal también contribuyó a apoyar la demanda, con un impulso fiscal de aproximadamente un 1% del PIB en 2009, medido en función de la variación de la balanza estructural global del sector público. El acceso ininterrumpido a los mercados de capital le permitió al gobierno incrementar anticipadamente el nivel de endeudamiento externo (aproximadamente 2% del PIB). Además, se adoptaron varias medidas para reforzar la capacidad de recuperación del sector financiero, como por ejemplo un acuerdo entre los bancos y la Superintendencia para retener una parte de las utilidades de 2008.

Las perspectivas para 2010 son en general positivas. Se proyecta que en 2010 el PIB real crecerá alrededor de 2¼%, gracias a la reactivación de la economía mundial y al efecto de las políticas expansivas adoptadas en 2009 (aunque reducido por las menores exportaciones a Venezuela). Es probable que la inflación se mantenga dentro de la banda de 2%-4% fijada como objetivo por el banco central, ya que se prevé que los efectos de El Niño en la inflación de los alimentos serán de época duración y probablemente estarán compensados por la brecha del producto y la apreciación del peso. Se prevé que el déficit externo en cuenta corriente en 2010 aumentará a 3,1% del PIB debido a la disminución de las exportaciones a Venezuela y al repunte de las importaciones relacionadas con la inversión petrolera. El grueso de este déficit será financiado con inversión extranjera directa, previéndose que otros flujos privados también se recuperarán.

Evaluación del Directorio Ejecutivo

Los directores ejecutivos felicitaron a las autoridades colombianas por mantener la solidez de las políticas y los marcos institucionales durante la crisis mundial. Esto, sumado a una solicitud previa de una línea de crédito flexible del FMI, contribuyó a preservar la confianza externa y a limitar el impacto de la crisis. Los directores consideraron que, gracias a la mejora de los fundamentos económicos y a un sistema bancario sólido, Colombia está bien preparada para afrontar los desafíos que plantean las aún inciertas perspectivas mundiales.

Los directores estimaron que las políticas monetaria y fiscal deberían seguir brindando apoyo, en términos generales, hasta que haya indicaciones claras de una recuperación sostenida. Por lo tanto, la vigilancia estrecha de los indicadores anticipados de la actividad y la inflación será esencial para decidir la medida y el momento en que se debe retirar el apoyo. Los directores hicieron hincapié en que las autoridades de Colombia deben impedir que las alzas previstas de los precios de los alimentos incidan sobre las expectativas de inflación a largo plazo.

Los directores observaron que el deterioro de la situación fiscal obedecía principalmente a la debilidad de la demanda interna. A mediano plazo, en la medida en que se recupere la actividad económica, aumenten los ingresos relacionados con el petróleo y se controle el gasto público, se prevé que el déficit fiscal disminuirá y la deuda pública retomará su trayectoria descendente. Los directores elogiaron la intención de las autoridades de establecer una regla fiscal para brindar una mayor seguridad de que se revertirá el reciente aumento de la deuda pública. Varios directores recomendaron a las autoridades ampliar el alcance de la regla fiscal. Los directores aplaudieron el compromiso de las autoridades para contener el gasto sanitario, así como su intención de adoptar medidas compensatorias en caso de que se materializaran los riesgos fiscales. Asimismo, alentaron a las autoridades a que sigan trazando una estrategia para reducir a un mínimo los riesgos fiscales a mediano plazo, incluidos los derivados de los incentivos tributarios a la inversión y los regímenes impositivos especiales, y el gasto en pensiones.

Los directores coincidieron en que la política de tipo de cambio flexible ha ayudado a proteger la posición externa frente a los shocks negativos. Algunos directores consideraron que otros instrumentos transitorios podrían complementar el régimen cambiario flexible y la intervención en los mercados de divisas basada en reglas, como parte de las respuestas de política en el caso de que se materializara el riesgo de un aumento repentino de la entrada de flujos de capital. Algunos directores estimaron conveniente ampliar aún más la cobertura de las reservas, en tanto que otros instaron a las autoridades a prestar mucha atención a los costos y las externalidades relacionadas con la acumulación de reservas. Los directores recomendaron a las autoridades eliminar la restricción cambiaria que entraña el régimen especial aplicado al sector de hidrocarburos.

Los directores destacaron la solidez del sistema financiero, y elogiaron las mejoras en la regulación financiera y las reformas encaminadas al desarrollo de los mercados de capital. El nuevo sistema de gestión de la liquidez, la ampliación de la cobertura de la garantía de depósitos y las herramientas mejoradas para facilitar la resolución de los bancos robustecen aún más los mecanismos de preparación frente a las crisis. Los directores felicitaron a las autoridades por las mejoras logradas en la infraestructura de mercados no organizados, las nuevas regulaciones para los vehículos de inversión colectiva y la ampliación de las opciones de la estrategia de inversión de los fondos de pensiones, que contribuirán a la profundización financiera.


Colombia: Indicadores económicos seleccionados

 
          Prel.
  2005 2006 2007 2008 2009
           
 
(Variación porcentual, salvo indicación en contrario)
           

Ingreso nacional y precios

         

PIB real

5,7 6,9 7,5 2,4 0,4

Precios al consumidor (promedio)

5,0 4,3 5,5 7,0 4,2

Precios al consumidor (fin de período)

4,9 4,5 5,7 7,7 2,0

Tipo de cambio efectivo real (depreciación -)

11,6 -1,9 8,2 -5,7 9,7
           

Dinero y crédito

         

Dinero en sentido amplio

17,6 18,0 17,4 18,5 8,1

Crédito al sector privado

11,3 38,5 23,5 5,7 0,9

Tasa de interés (depósitos a 90 días; porcentaje anual)

         

Nominal

6,3 6,8 9,0 10,2 4,1

Real

1,4 2,3 3,3 2,5 2,1
           
(Porcentaje del PIB, salvo indicación en contrario)
           

Sector externo

         

Cuenta corriente (déficit -)

-1,3 -1,8 -2,8 -2,9 -1,8

Deuda externa

26,2 23,4 20,6 21,6 21,3

de la cual: Sector público

16,4 15,3 13,4 13,8 15,2

RIN en porcentaje de la deuda a corto plazo

108,1 147,0 198,8 216,2 223,7
           

Ahorro e inversión

         

Inversión interna bruta

21,6 24,3 24,3 25,0 23,1

Ahorro nacional bruto

20,3 22,5 21,5 22,1 21,3
           

Finanzas públicas

         

Saldo del sector público combinado 1/

0,0 -0,7 -0,7 -0,1 -2,8

Saldo del sector público no financiero 1/

0,0 -1,0 -0,8 -0,3 -2,7

Saldo del gobierno central

-4,0 -3,4 -2,7 -2,3 -4,1

Deuda pública

38,8 35,8 32,4 32,3 35,1
           
 

Fuentes: Autoridades de Colombia, y estimaciones y proyecciones del personal técnico del FMI.


1/ Excluye ECOPETROL en 2008-09.


1 Conforme al Artículo IV de su Convenio Constitutivo, el FMI mantiene conversaciones bilaterales con sus miembros, habitualmente todos los años. Un equipo de funcionarios del FMI visita el país, recaba información económica y financiera y analiza con las autoridades la evolución del país y sus políticas en materia económica. A su regreso a la sede del FMI, los funcionarios elaboran un informe que sirve de base para el análisis del Directorio Ejecutivo. Al concluir el análisis, el Director Gerente, como Presidente del Directorio, resume las opiniones de los directores ejecutivos, lo que se comunica a las autoridades del país. Véase una explicación de los calificadores utilizados en los resúmenes en: http://www.imf.org/external/np/sec/misc/qualifiers.htm



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100