El FMI señala que pese a los riesgos a la baja de deterioro de la situación, la región de América Latina y el Caribe está preparada para hacer frente a los shocks mundiales

Comunicado de Prensa No. 08/247 (S)
11 de octubre de 2008

El Fondo Monetario Internacional (FMI) señaló hoy que, pese a los riesgos a la baja de un deterioro de la situación, muchos países de América Latina y el Caribe están ahora mejor preparados que en otras crisis para hacer frente a los actuales shocks mundiales. "Esto se debe a los pasos que han dado muchos países de la región para mejorar sus parámetros macroeconómicos fundamentales", declaró el Director del Departamento del Hemisferio Occidental, Anoop Singh, durante una conferencia de prensa previa al inicio de las Reuniones Anuales del FMI y el Banco Mundial.

"Las autoridades de la región permanecen muy alertas frente a los actuales shocks mundiales y otros riesgos, como la volatilidad de los precios de las materias primas", señaló Singh. Si bien una baja de los precios de los alimentos y los combustibles brindaría un necesario alivio a algunos países, en particular los países de bajo ingreso de América Central que importan materias primas y muchos países del Caribe, el alto nivel de los precios de las materias primas ha sido fundamental para afianzar la situación fiscal y la posición externa e impulsar el crecimiento de toda la región en los últimos años, explicó Singh, y añadió que "un nuevo descenso brusco incidiría de manera muy negativa en la situación fiscal y la posición externa de la región".

Según el informe sobre las Perspectivas de la economía mundial, dado a conocer el 8 de octubre, las proyecciones de crecimiento del continente americano son de 4,6% en 2008 y 3,2% en 2009, frente al 5,6% registrado en 2007.

Singh señaló que una de las prioridades esenciales de la región es velar por el funcionamiento adecuado y eficiente de los sistemas financieros, para lo cual hay que adelantarse a contener los riesgos relativos a la liquidez y la calidad de los activos. "Consideramos que las autoridades están firmemente concentradas en ese objetivo", afirmó Singh, añadiendo que muchos países han constituido cuantiosas reservas de divisas que podrían usarse para hacer frente a shocks excepcionales y transitorios.

Asimismo, recordó que es importante preservar los avances contra la inflación, logrados a base de mucho esfuerzo. Los bancos centrales tendrán que mantener las expectativas inflacionarias bien ancladas, y para hacerlo deben mantener una comunicación activa con los mercados sobre los desafíos y las medidas de política monetaria. "Esto reviste especial importancia para los países en los que la demanda interna ha estado creciendo muy por encima de la meta", afirmó Singh.

Singh señaló que la situación de las finanzas públicas probablemente se verá sometida a tensiones en un momento en que será más necesario mantener una sólida red de protección para los hogares de bajo ingreso que sufrirían las consecuencias de la desaceleración. "Esto exigirá una estrategia mucho más focalizada para garantizar que el gasto fiscal permita atender las necesidades esenciales, evitando al mismo tiempo nuevas necesidades de financiamiento", agregó.

El FMI se mantiene en estrecho contacto con las autoridades de toda la región, precisó Singh, e informó que la institución "está preparada para proporcionar asistencia financiera en caso necesario".

El informe Perspectivas económicas: Las Américas, que elabora semestralmente el FMI, será presentado el 22 de octubre en Santiago de Chile y el 23 de octubre en la Ciudad de México.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100