IMF y Gobierno de El Salvador Anuncian Nuevo Acuerdo Stand-by de aproximadamente $800 millones

Comunicado de Prensa No. 09/322
24 de septiembre de 2009

Una misión técnica del Fondo Monetario Internacional y las autoridades de El Salvador alcanzaron un acuerdo preliminar sobre un nuevo programa económico que podría ser respaldado por un Acuerdo Stand-by por tres años con un DEG 513,9 millones (equivalente a un aproximado de $800 millones). El nuevo programa reemplazaría el arreglo de 15 meses aprobado el 16 de enero de 2009 (ver Comunicado de Prensa No. 09/10 ).

El acuerdo logrado con las autoridades está sujeto a la aprobación de la gerencia y de la Junta Ejecutiva del FMI, quienes evaluarán la solicitud para el nuevo acuerdo Stand-by en noviembre. Al igual que con el programa vigente, las autoridades de El Salvador planifican otorgar un tratamiento precautorio al nuevo acuerdo y no intentan utilizarlo.

El acuerdo técnico fue anunciado en Washington, D.C., por el Presidente de El Salvador, Mauricio Funes, por el Secretario Técnico de la Presidencia, Alexander Segovia, y por el Ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, quienes visitaron el FMI y se reunieron con el Director Gerente Adjunto Takatoshi Kato y con el Director del Departamento para el Hemisferio Occidental, Nicolás Eyzaguirre.

El Salvador ha sido afectado fuertemente por la crisis global, particularmente a través de sus vínculos con la economía estadounidense. Estos golpes externos han afectado la demanda interna en El Salvador en mayor cuantía de la anticipada, se espera que el PIB real decaiga cerca de 2.5 por ciento en 2009 y luego se espera una recuperación gradual en los próximos años. El acuerdo aprobado en enero alcanzó su objetivo principal de ayudar a que El Salvador afrontara la crisis financiera y mantuviera la estabilidad de los sectores macroeconómicos y financieros, así como la confianza para la inversión durante las elecciones y la transición hacia una nueva administración.

El principal objetivo del nuevo programa es asegurar la sostenibilidad fiscal y financiera bajo un régimen dolarizado, catalizar recursos de inversionistas privados y multilaterales, proveer espacio para medidas contracíclicas dirigidas a fortalecer la demanda doméstica en los años 2009 y 2010, y apoyar el Plan Quinquenal de Desarrollo 2009-2014.

El nuevo acuerdo ayudará a que El Salvador continúe protegiendo a sus ciudadanos más vulnerables, a través de la redirección del gasto no prioritario hacia áreas sociales. El gobierno está introduciendo un Sistema de Protección Social Universal que incluye la expansión del programa de transferencias condicionales (Comunidades Solidarias), establecerá un programa de empleos temporales, y ha comenzado un programa especial de inversión pública concentrado en salud, educación e infraestructura. En conclusión, con estas iniciativas las autoridades esperan redireccionar hasta el 2 por ciento del PIB hacia el gasto social.

“El Salvador fue el primer país en Latinoamérica en buscar asistencia financiera del FMI para superar la actual crisis financiera global”, dijo el Sr. Eyzaguirre. “Si bien el primer programa ha logrado sus objetivos generales, los efectos de la crisis han sido graves y los retos aún permanecen. Estamos muy satisfechos de que la administración del Presidente Mauricio Funes ha elegido continuar confiando en el Fondo para apuntalar el avance de su programa económico”.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100