Comunicado emitido al término de la Novena Conferencia Regional sobre Centroamérica, Panamá y la República Dominicana

Comunicado de Prensa No. 10/292
16 de Julio de 2010

La siguiente declaración fue dada a conocer hoy en Tegucigalpa, Honduras, por el Sr. Murilo Portugal, Subdirector Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI); el Sr. Nicolás Eyzaguirre, Director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional; el Sr. Antenor Rosales Bolaños, Presidente del Consejo Monetario Centroamericano; el Sr. Edgar Balsells, Presidente del Consejo de Secretarios de Finanzas y Ministros de Hacienda de Centroamérica; el Sr. Francisco Lay Solano, Presidente en funciones del Consejo Centroamericano de Superintendentes del Sector Financiero; y la Sra. María Elena Mondragón de Villar, Presidenta del Banco Central de Honduras y anfitriona de la conferencia.

"Los ministros de Hacienda, gobernadores de bancos centrales, superintendentes del sector financiero de Centro América, Panamá y la República Dominicana, junto a representantes de la Gerencia y del personal técnico del FMI, y de otras instituciones financieras internacionales se reunieron en Tegucigalpa, Honduras, durante julio 15-16 para debatir las perspectivas económicas de la región y facilitar la búsqueda de soluciones a los desafíos de política macroeconómica y financiera. Este año la conferencia se enfocó en la política fiscal más adecuada para la actual coyuntura; la efectividad de los canales de transmisión de las políticas monetaria y cambiaria; y las perspectivas para el crédito bancario.

"La conferencia se desarrolló en el contexto de una recuperación económica mundial, que se está dando a distintas velocidades y que, generalmente, es más dinámica en los mercados emergentes que en las economías avanzadas. Se tomó nota de la importancia para la región del hecho de que la economía estadounidense esté creciendo algo más rápido de lo previsto hace unos meses, aunque aún existe incertidumbre acerca de la duración de la recuperación. Además, los participantes estuvieron de acuerdo que la reciente ola de turbulencia en los mercados de deuda soberana, especialmente en Europa meridional, resalta la permanencia de desafíos en el panorama global.

“Las economías de Centroamérica, Panamá y la República Dominicana fueron afectadas de forma severa por la crisis económica global de 2008-09. Los participantes en la conferencia enfatizaron que la situación fiscal en la región era relativamente sólida antes de la crisis mundial y que fue ésta la que permitió a las autoridades acomodar el deterioro cíclico de los ingresos y mitigar la contracción de la demanda doméstica con un mayor gasto público. Como resultado de estas políticas, los déficits fiscales y la deuda pública aumentaron, y la composición del gasto público se deterioró. Los participantes coincidieron en la importancia de que los países inicien cuanto antes un proceso de consolidación fiscal para recuperar el espacio fiscal y garantizar la sostenibilidad de la deuda pública. En la mayoría de los países este proceso de consolidación debiera concentrarse en un manejo prudente del gasto público, pero mayores ingresos tributarios también son necesarios mejorar la provisión de bienes públicos y aumentar la inversión en infraestructura. También se resaltó la importancia de avanzar con reformas fiscales estructurales, adoptar presupuestos plurianuales y mejorar los marcos de gestión financiera. Estas políticas deben ser acompañadas por políticas de oferta, incluyendo reformas estructurales macro y microeconómicas tales como impulsar la reforma del Estado, facilitar los trámites para inversión, fortalecer los estatutos para la inversión extranjera e incentivar la participación del sector privado en proyectos de infraestructura mediante alianzas público-privadas que sean consistentes con la sostenibilidad fiscal.

“La política monetaria expansiva aplicada por algunos bancos centrales de la región fue moderadamente efectiva en mitigar los efectos negativos de la crisis mundial. La limitada flexibilidad del tipo de cambio, el alto grado de dolarización de los balances bancarios, y mercados financieros pequeños debilitaron los canales de transmisión de la política monetaria. Los presidentes de los bancos centrales de las economías menos dolarizadas de la región acordaron redoblar los esfuerzos para mejorar el marco monetario, a través de medidas que incluyen la transición gradual hacia regímenes de metas de inflación y el desarrollo de mercados de valores privados y de deuda pública.

“Los participantes en la conferencia estuvieron de acuerdo en que las políticas prudenciales adoptadas en últimos años sirvieron para proteger los sistemas financieros de la región durante la crisis mundial y resaltaron que ningún país había tenido problemas serios en su sistema bancario. Se tomó nota de que el crédito bancario continúa débil, pero se prevé que éste fluya más rápidamente a medida que las economías cobren fuerza. Los participantes en la conferencia estuvieron de acuerdo en que la consolidación fiscal podría incrementar el crédito disponible para el sector privado y que las políticas para propulsar el crédito, público o privado, deberían enmarcarse dentro de mecanismos de mercado. Los participantes coincidieron en enfatizar que la modernización y profundización de los mercados financieros es un elemento necesario para mejorar los mecanismos de transmisión de la política monetaria. Los superintendentes financieros subrayaron su intención de continuar reforzando las regulaciones prudenciales, especialmente aumentando las provisiones y limitando la toma de riesgos.

“Los participantes destacaron como factor positivo el apoyo brindado por el FMI a los países de la región para hacer frente a la crisis, especialmente la flexibilidad mostrada en sus nuevos instrumentos de crédito en lo referente a plazos y montos. Los participantes también reconocieron el fortalecimiento de las actividades de asistencia técnica y capacitación en la región logradas con la puesta en marcha del Centro Regional de Asistencia Técnica de Centroamérica, Panamá, y la República Dominicana (CAPTAC-DR) y expresaron especial gratitud a los gobiernos de Alemania, Canadá, España, y México, y a la Comisión Europea, el Banco Interamericano de Desarrollo, y el Banco Centroamericano de Integración Económica por su generoso apoyo financiero al Centro. Asimismo los participantes destacaron el apoyo financiero y técnico otorgado por otros organismos multilaterales y solicitaron que sigan respaldando sus esfuerzos.

“Los participantes acordaron que la siguiente conferencia anual se celebrará del 28 al 29 de julio de 2011, y manifestaron su agradecimiento a Nicaragua por su ofrecimiento de ser el país anfitrión de la X conferencia regional”.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100