Declaración de la misión del FMI a Uruguay sobre la Consulta del Artículo IV de 2010

Comunicado de Prensa No. 10/491 (S)
14 de diciembre de 2010

La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la Consulta del Artículo IV encabezada por Ulric Erickson von Allmen, Asesor del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, realizó la siguiente declaración hoy, al final de las conversaciones en Montevideo:

“Uruguay ha tenido un desempeño impresionante en términos de crecimiento económico durante los siete últimos años, como culminación de una recuperación notable tras la crisis sufrida en 2002. Han contribuido a este resultado económico factores internos y externos, entre los que corresponde destacar años de continua ejecución de políticas prudentes y reformas profundas.

Aunque no fue inmune a la crisis internacional que golpeó a los mercados emergentes en 2009, la recuperación de Uruguay ha sido rápida y sólida, con un crecimiento vigoroso de las exportaciones y de la demanda interna. El desempleo ha caído a niveles históricamente bajos, algunos sectores de la economía están experimentando escasez ―en particular de mano de obra calificada― y las presiones inflacionarias van en aumento. De acuerdo con las proyecciones del personal técnico, el crecimiento del producto interno bruto (PIB) real será de 8%–8½% en 2010 y luego se moderará a 5% en 2011 y posteriormente a 4%.

El reto más apremiante para la política económica consiste en sentar las condiciones para este aterrizaje suave de la economía. Al mismo tiempo, existe el riesgo de que el panorama económico mundial o regional empeore. A mediano plazo, es necesario lograr que Uruguay goce de un crecimiento rápido y sostenido, con menos volatilidad que en el pasado.

Las tareas de la política macroeconómica para afrontar estos retos apuntan en la misma dirección. Cabe mencionar políticas fiscales y monetarias encaminadas a moderar el crecimiento de la demanda interna a fin de alejar a la economía de una trayectoria marcada por auges y colapsos, y crear un espacio (menor deuda e inflación) que permita responder a shocks futuros. Sustentar un crecimiento de 4% anual a mediano plazo requerirá inversiones para superar las brechas de infraestructura y mejorar las aptitudes de la fuerza laboral. El programa de políticas de las autoridades refleja estas prioridades y desafíos.

Contra este telón de fondo, el personal técnico celebra el hecho de que el presupuesto de 2010–14 esté centrado en la reducción de la deuda pública, las prioridades generales de gasto (infraestructura, educación) y la creación de un fondo para proteger el presupuesto de las fluctuaciones del costo de producción de la electricidad atribuibles a factores meteorológicos. En la opinión del personal técnico, una orientación fiscal más conservadora en 2011–14
—mediante un aumento más lento del gasto corriente— sería factible y contribuiría a moderar más la demanda interna, aliviar las presiones hacia la apreciación del tipo de cambio real y reforzar el objetivo del gobierno de recortar la deuda pública.

El aumento de 25 puntos básicos de la tasa de política monetaria anunciado en septiembre, que la llevó a 6,5%, fue un paso acertado. El auge de la demanda interna y el riesgo de que las expectativas inflacionarias se afiancen por encima de las metas oficiales requieren una normalización medida y continua de las tasas de interés.

El personal técnico celebra las distintas iniciativas encaminadas a estimular las perspectivas de crecimiento a largo plazo de Uruguay. Las inversiones planificadas en infraestructura se centran en los ámbitos críticos de la energía y el transporte. El plan del gobierno de utilizar asociaciones público-privadas para algunas inversiones es meritorio. Puede ser una buena manera de aprovechar las condiciones mundiales actuales y canalizar las entradas de capital hacia una inversión productiva. Pero será importante mantener un debido equilibrio de los riesgos entre el gobierno y el sector privado, fijar límites a los saldos y los flujos de obligaciones vinculadas a las asociaciones público-privadas, y cerciorarse de llevar una contabilización adecuada y transparente. La misión desearía también recalcar la importancia de mercados laborales dinámicos y acuerdos salariales prudentes a fin de preservar una economía vibrante, mantener la inflación bajo control y evitar que las exportaciones pierdan competitividad”.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100