El Director Gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, describe la nueva visión de la institución en el mundo de poscrisis

Comunicado de Prensa No. 10/62 (S)
26 de febrero de 2010

En un discurso pronunciado en la reunión anual del Comité de Bretton Woods celebrada en Washington, el Director Gerente del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, expuso hoy los elementos fundamentales de una nueva visión de lo que definió como “un FMI para el siglo XXI”.

Según explicó el Director Gerente, es “una visión que responde a los desafíos que enfrentan los 186 países miembros en la era poscrisis, que permitirá al FMI contar con nuevas herramientas para actuar con mayor eficacia y que, al mismo tiempo, se mantiene firmemente cimentada en el mandato central asignado a la institución por sus fundadores”. Añadió que este “mandato actualizado” debe abarcar todo el abanico de políticas macroeconómicas y del sector financiero que influyen en la estabilidad mundial en el mundo moderno y reforzar la función del FMI como “guardián de la estabilidad sistémica”.

Strauss-Kahn expuso tres prioridades clave para actualizar el mandato del FMI:

Mejorar la prevención de crisis. Afirmó que el FMI podría mejorar su labor de supervisión de los riesgos sistémico y financiero. “Estamos presentando la idea de un nuevo procedimiento de supervisión multilateral”, expresó, para evaluar de una manera fundamentalmente diferente los efectos sistémicos de las políticas que adopta cada país. Dicho procedimiento complementaría la supervisión que el FMI realiza de cada uno de los países a título individual y la labor del G-20, que recientemente puso en marcha el proceso de evaluación mutua. Strauss-Kahn también afirmó que el FMI podría contribuir a abordar una variedad más amplia de cuestiones internacionales de política económica, lo que exigiría “un enfoque multilateral reforzado para hallar soluciones duraderas”.

Con respecto al riesgo financiero, Strauss-Kahn apuntó a la necesidad de determinar mejor “cómo se propaga el riesgo a través del sistema”. Para ello es preciso realizar un seguimiento más estrecho de las varias decenas de grandes y complejas instituciones financieras que componen los “canales” básicos de las finanzas internacionales. Pasando al tema de la liberalización de la cuenta de capital, Strauss-Kahn hizo hincapié en la “posición pragmática” del FMI, incluso en lo tocante a los controles de capital.

Reforzar la respuesta ante la crisis. Strauss-Kahn recalcó que, en una crisis que afecta la totalidad del sistema, los préstamos del FMI deberían otorgarse con una celeridad, cobertura y dimensión mucho mayores que las anteriormente previstas. “Estamos analizando diversas alternativas, como líneas de crédito a corto plazo para grupos de países”. El FMI también estudia la forma de hacer más atractivo su producto de aseguramiento, la Línea de Crédito Flexible, y de colaborar con los fondos de reservas regionales, como ejemplo de lo cual cabe resaltar el papel “positivo y estabilizador” de los préstamos otorgados por la Unión Europea en paralelo con los programas del FMI.

Con referencia al apoyo para los países de bajo ingreso, Strauss-Kahn destacó los importantes pasos dados por el FMI en el último año, como el de modernizar sus servicios crediticios y racionalizar la condicionalidad de los programas. “Pero podríamos hacer aún más”, manifestó. En tal sentido, se podría ampliar la función del FMI como “proveedor de seguros contra la volatilidad mundial u otro tipo de shocks, entre ellos los efectos del cambio climático”. También deberían considerarse soluciones innovadoras para brindar financiamiento a los países que enfrentan una situación de fragilidad y problemas en materia de seguridad.

Fortalecer el sistema monetario internacional. Strauss-Kahn subrayó que, pese a los problemas de carácter episódico, el actual sistema monetario internacional había “demostrado tener capacidad de resistencia durante la crisis”, en la cual el dólar de EE.UU. sirvió como un activo de “refugio seguro”. De cara al futuro, el desafío será encontrar formas de “limitar la tensión generada por la alta demanda de reservas precautorias por una parte, y la estrecha oferta de reservas por la otra”. En este caso, el FMI podría intervenir proporcionando liquidez.

Acerca de la cuestión a más largo plazo de si es necesario emitir un activo de reserva a nivel mundial, el Director Gerente declaró que “es un saludable ejercicio intelectual explorar ahora este tipo de ideas, en vista de lo que el sistema mundial podría necesitar en algún momento futuro”.

Strauss-Kahn también destacó que un mandato actualizado del FMI carecerá de legitimidad a menos que la institución pueda resolver “las objeciones de larga data” acerca de su estructura de gobierno. Al tiempo que expresó su beneplácito ante el firme respaldo dado por el G-20 a la reforma del gobierno del FMI, observó que “no siempre es fácil traducir esos compromisos en realidades”. Por ejemplo, la reforma de 2008 del régimen de cuotas y representación aún no está vigente. Si bien fue aprobada con el respaldo de casi todos los gobernadores del FMI en abril de 2008, hasta el momento solo 64 de los 186 países miembros del FMI —que representan alrededor de 70% del 85% del número total de votos requerido— han aprobado la legislación necesaria para hacer efectiva la reforma. “Para lograr una reforma duradera del sistema de gobierno”, expresó, “el FMI necesita del respaldo activo de todos sus miembros”.

El Director Gerente también se refirió a la importancia del multilateralismo. “Si hay algo que esta crisis nos ha enseñado, es que el mundo necesita hoy aún más multilateralismo que cuando se fundaron las instituciones de Bretton Woods en 1944”. Destacando la colaboración internacional “sin precedentes” que tuvo lugar en materia de política macroeconómica durante la crisis, manifestó que el siglo XXI exigirá “más de este tipo de colaboración, no menos. Más multilateralismo, no menos. Más FMI, no menos”.

Para obtener información adicional sobre el mandato del FMI, véase:

The Fund’s Mandate—An Overview; IMF Policy Paper; 22 de enero de 2010 http://www.imf.org/external/np/pp/eng/2010/012210a.pdf

The Fund’s Mandate—The Legal Framework; IMF Policy Paper; 22 de febrero de 2010 http://www.imf.org/external/np/pp/eng/2010/022210.pdf



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100