Declaración de la misión del FMI a Paraguay

Comunicado de Prensa No. 12/174(S)
11 de Mayo de 2012

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) visitó Paraguay del 2 al 11 de mayo de 2012, con el fin de dialogar con las autoridades gubernamentales y representantes del sector privado, como parte de las consultas de rutina con los países miembros del FMI. Al final de la misión, el jefe de la misma, Lisandro Ábrego, emitió la siguiente declaración hoy en Asunción:

“Una serie de choques de oferta negativos han impactado el desempeño económico de Paraguay durante el último año. El crecimiento del PIB se desaceleró a 3,8% en 2011, como consecuencia de la escasez de cemento y los problemas para acceder a los mercados de exportaciones de carne, que se dieron en un contexto de normalización de la política monetaria. La severa sequía que se dio durante la época de siembra del verano causó grandes pérdidas en la agricultura. Como resultado, y dadas las políticas presentes, la misión estima que la economía se contraerá 1,5% en 2012. La inflación se ha reducido en forma continua, llegando a 4,9% a fines de 2011 y a 3,3% en abril pasado, ayudada principalmente por los precios de los alimentos, en particular de la carne. La inflación subyacente (que en la definición del equipo del Fondo excluye la canasta de alimentos y los combustibles) se ha mantenido por encima de la meta del Banco Central (BCP), situándose en 6,25% en abril. Proyectamos que la inflación se ubicará en alrededor del 5% a fines de 2012, gracias a la moderación de los precios locales de los alimentos y de los precios internacionales de las materias primas.

“Las políticas económicas actuales parecen ser apropiadas en términos generales. El BCP redujo la tasa de política monetaria en 225 puntos básicos desde noviembre de 2011, llevándola por debajo de su nivel neutral. La política fiscal proveerá un fuerte estímulo en 2012. De esta manera, las políticas macroeconómicas ayudarán a amortiguar el impacto de la sequía en el sector no agrícola, el cual se proyecta que crecerá por arriba del 4%. Sobre la base del retorno de condiciones climáticas favorables, esperamos un fuerte repunte de la economía en 2013, con una expansión de 8,5%.

“Es importante no relajar aun más las políticas macroeconómicas. Con el PIB no agrícola cerca de su nivel potencial, la capacidad no utilizada de la economía debería disminuir rápidamente en la medida en que los recientes choques de oferta se disipen. Dada la naturaleza de dichos choques, cualquier estímulo adicional proveniente de las políticas fiscal y monetaria haría poco por mitigar el impacto en el sector primario, y sólo llevaría a un mayor déficit de la cuenta corriente externa y a una mayor depreciación de la moneda, alimentando presiones inflacionarias. Además, dada la fuerte recuperación que se anticipa para el año siguiente y la probable reversión de los bajos precios de la carne una vez que se levanten las restricciones a su exportación, es probable que las presiones inflacionarias reaparezcan a medida que nos acercamos a 2013. Con este panorama, el BCP debe estar listo para restringir la política monetaria a tiempo y a la vez dar suficiente flexibilidad al tipo de cambio.

“El déficit de la administración central para 2012 se proyecta en 2,5% del PIB (luego de un superávit de 0,8% del PIB en 2011), el cual se planea financiar con la emisión de bonos en el mercado interno (con una primera colocación exitosa en el primer trimestre) y con créditos de organismos multilaterales. La aprobación a tiempo de dichos créditos por parte del Congreso permitirá al gobierno planear e implementar sus operaciones de manera adecuada, especialmente en lo que concierne a la ejecución del gasto de capital, y así respaldar la actividad económica este año. En 2013, será necesario restablecer la disciplina fiscal mediante el retiro gradual del fuerte estímulo que se está proporcionado en 2012.

“Es necesario aumentar los ingresos tributarios para respaldar el desarrollo económico. La presión tributaria en Paraguay sigue siendo una de las más bajas de América Latina. La insuficiencia de recursos públicos es un factor importante detrás de grandes deficiencias en infraestructura, indicadores sociales relativamente débiles y niveles de pobreza bastante altos. En este sentido, la misión respalda los esfuerzos de las autoridades para aumentar la presión tributaria y a la vez contribuir a una mayor equidad tributaria. En particular, el impuesto a la renta personal se debe implementar lo más pronto posible, y sus excesivamente generosas deducciones deben ser eliminadas con el transcurso del tiempo. Las generosas deducciones y los vacíos legales del impuesto a la renta del agro (IMAGRO) deben eliminarse. También debería considerarse aumentar la contribución tributaria del sector financiero, incluyendo a través de la expansión de la base tributaria y la eliminación de exenciones.

La misión respalda los esfuerzos del gobierno para mejorar el monitoreo y desempeño de las empresas públicas. Estas juegan un rol importante en sectores clave, por lo que el aumento de su eficiencia puede ayudar a eliminar algunas de las restricciones para un mayor crecimiento de largo plazo y, a su vez, beneficiar a toda la población de Paraguay. En este sentido, es importante que los esfuerzos del gobierno para mejorar su desempeño se mantengan a lo largo del tiempo, incluyendo a través de la promulgación de legislación apropiada.

“El sector bancario se mantiene sólido, aunque la tasa de morosidad ha aumentado levemente. La introducción de previsiones y requerimientos de capital más rigurosos ha ayudado a fortalecer los colchones del sistema financiero. Sin embargo, está todavía pendiente la implementación de reformas estructurales clave en el sector. En tal sentido, será importante avanzar con la reforma a la ley de bancos y del BCP, para apoyar la supervisión basada en riesgos y para que las normas prudenciales estén completamente en línea con los estándares internacionales. En cuanto al sector cooperativo, la misión respalda los avances en el programa para fortalecer la regulación y la supervisión, así como para la creación de una red de seguridad financiera. La implementación completa de este programa fortalecerá al sector y al sistema financiero en su conjunto. El equipo del FMI apoya también los planes de las autoridades para reforzar la regulación y supervisión de los fondos de pensiones y está a la espera de detalles adicionales acerca de la iniciativa para establecer una superintendencia de pensiones.

“El plan para trasladar depósitos del sector público en el sistema bancario a un banco estatal constituye un riesgo para la estabilidad del sistema financiero. Los movimientos de depósitos del gobierno a través de sus operaciones normales impactan en la liquidez del sistema bancario, y su concentración podría tener efectos disruptivos. Es esencial que se encuentren las opciones legales adecuadas para prevenir efectos potencialmente negativos.

“Es importante que las vacantes existentes en el directorio del BCP sean cubiertas sin demora. Con dos posiciones vacantes y uno de los directores manteniéndose temporalmente más allá del término de su mandato, las operaciones básicas del banco central podrían verse comprometidas en el corto plazo.

“La misión apoya la decisión de las autoridades de adoptar un esquema de metas de inflación (MI). El BCP ha dado varios pasos importantes en este campo, incluyendo la publicación semestral de un informe de política monetaria y el establecimiento de una tasa única de corto plazo como tasa de política monetaria. Avances adicionales ayudarían a lograr el objetivo del BCP de migrar hacia un esquema completo de MI a fines de 2013. Entre estos cabe destacar el reforzamiento de las proyecciones de liquidez y las operaciones en el mercado cambiario, así como el completar la curva de rendimientos mediante una mejor asignación de instrumentos de más largo plazo.

“Finalmente, la misión desea agradecer a las autoridades gubernamentales y a los representantes del sector privado de Paraguay por su excelente cooperación y un diálogo muy abierto y fructífero”.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100