Declaración emitida al término de la XI Conferencia Regional sobre Centroamérica, Panamá y la República Dominicana, copatrocinada con el FMI

Comunicado de Prensa No. 12/278 (S)
27 de julio de 2012

La siguiente declaración se emitió hoy en Punta Cana, República Dominicana, por el Subdirector Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Min Zhu; el Presidente del Consejo Monetario Centroamericano, Rodrigo Bolaños Zamora; el Presidente del Consejo de Secretarios de Finanzas y Ministros de Hacienda de Centroamérica, Héctor Guillén; el Presidente del Consejo Centroamericano de Superintendentes del Sector Financiero, Francisco Lay Solano; y el Gobernador del Banco Central de la República Dominicana y anfitrión de la conferencia, Héctor Valdez Albizu.

“Los ministros de Hacienda, gobernadores de bancos centrales, superintendentes del sector financiero de Centroamérica, Panamá y la República Dominicana, junto con representantes del FMI, se reunieron en la República Dominicana, los días 26 y 27 de julio para examinar las perspectivas económicas de la región y debatir sobre estrategias para consolidar la estabilidad macroeconómica con un crecimiento sostenido. La conferencia se centró en los posibles efectos para la región de las últimas proyecciones sobre la economía mundial; la importancia de seguir reforzando las defensas macroeconómicas y financieras para enfrentar el incierto entorno externo; y el papel que cumplen las reformas estructurales, en particular el comercio intrarregional, como estímulo para el crecimiento de la región.

“La conferencia se desarrolló en un contexto de debilitamiento de la recuperación mundial. Se prevé que el crecimiento mundial seguirá siendo moderado en los próximos años y que estará dominado por riesgos a la baja, mientras que la estabilidad financiera mundial seguirá siendo frágil. Por estas razones, se espera que la región enfrente un crecimiento moderado de la demanda externa y un nivel relativamente alto de precios de las materias primas importadas, incluido el petróleo. Los participantes coincidieron en que el crecimiento lento de la economía mundial conlleva retos importantes para la región.

“La fortaleza mostrada por las economías de la región tras la crisis mundial es un testimonio de los logros en el marco de políticas en los años previos a la crisis. Los esfuerzos de esos años para reducir el déficit fiscal y el endeudamiento público, modernizar el marco de política monetaria y cambiaria, y fortalecer el sistema financiero trajeron beneficios, no sólo al amortiguar el impacto del fuerte shock externo sino también en contribuir a que hoy en día la región crezca a un ritmo cercano a su potencial. Los participantes convinieron en que, con el fin de reforzar el grado de preparación de la región para hacer frente a futuros shocks, es necesario aplicar medidas adicionales para recomponer los márgenes de política macroeconómica y financiera empleados durante la crisis, sin descuidar la protección a los sectores de menor ingreso, para lo cual solicitaron la colaboración del FMI.

“Los participantes coincidieron en que el fortalecimiento de las defensas macroeconómicas exige la adopción de medidas en varios frentes. Mayores niveles de reservas internacionales, apoyadas por políticas cambiarias más flexibles en las economías no dolarizadas, ayudarán a reducir las necesidades de financiamiento en caso de shocks externos adversos. Por otro lado, si bien las reservas de liquidez y la capitalización bancarias son adecuadas, se considera conveniente realizar esfuerzos adicionales para mejorar la solvencia de los bancos y modernizar la supervisión a fin de protegerse mejor de potenciales riesgos de crédito. En el plano fiscal, es preciso redoblar los esfuerzos para fortalecer los balances fiscales y mejorar la estructura de deuda pública, mediante estrategias que aumenten los ingresos tributarios, contengan el gasto corriente y mejoren la composición del gasto público, protegiendo los programas de apoyo a los más pobres.

“Los participantes también destacaron la importancia de fomentar un crecimiento sostenible para reducir la pobreza y atender las demandas sociales. Dadas las perspectivas débiles para la demanda de exportaciones de la región, el crecimiento deberá provenir de fuentes internas, derivadas de reformas estructurales que permitan incrementar la productividad y la competitividad. En este contexto, el debate giró en torno a la importancia que podría tener la profundización de la integración regional y la ampliación de los mercados de exportación para ayudar a la región a propiciar el crecimiento.

“Los participantes expresaron su agradecimiento por el apoyo continuo proporcionado por el FMI a la conferencia regional, la cual se ha convertido en un componente integral del diálogo sobre políticas entre la región y la institución. Asimismo, elogiaron la asistencia técnica y la capacitación brindadas por el Centro Regional de Asistencia Técnica de Centroamérica, Panamá y la República Dominicana (CAPTAC-DR), que han sido posibles gracias al apoyo financiero de los patrocinadores del Centro. Por último, los participantes manifestaron su agradecimiento a las autoridades de la República Dominicana por su hospitalidad y apoyo a hacer que la conferencia cumpliera con creces su objetivos, y a Costa Rica por su ofrecimiento de ser el país anfitrión de la próxima conferencia regional, programada para julio de 2013.”



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100