Declaración de la Misión de la Consulta de Artículo IV del FMI para El Salvador

Comunicado de Prensa No. 13/84
19 de marzo de 2013

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) visitó San Salvador del 5 al 19 de marzo de 2013 para conducir las discusiones sobre la consulta del Artículo IV del 2013 con El Salvador. La misión se reunió con el Secretario Técnico Alex Segovia, el Ministro de Finanzas Carlos Cáceres, el Presidente del Banco Central Carlos Acevedo, otros altos funcionarios públicos, y representantes de los partidos políticos, el congreso y el sector privado.

Al final de la visita Mario Garza, jefe de misión del FMI para El Salvador, hizo las siguientes declaraciones:

“Tras la crisis de 2008-09, la economía salvadoreña ha crecido lentamente como resultado de la baja inversión doméstica y el impacto de choques climáticos. En 2012, se estima que el producto interno bruto (PIB) creció en 1½ por ciento, por debajo del ritmo de crecimiento de la región, y que la inflación se mantuvo baja. El déficit de la cuenta corriente externa aumentó al 5 por ciento del PIB, debido principalmente a menores precios de exportación. A pesar de la reforma del impuesto sobre la renta, el déficit fiscal devengado se mantuvo al nivel de 2011 (4 por ciento del PIB), lo que indica que el estímulo fiscal utilizado durante la crisis global no ha sido totalmente revertido. La deuda pública neta alcanzó 55 por ciento del PIB a finales de 2012, de los cuales 10 puntos porcentuales fueron acumulados para financiar gastos en pensiones. El sistema bancario parece bien capitalizado y líquido.

“Las autoridades y la misión coincidieron en que los principales desafíos que enfrenta la economía son el alcanzar un mayor crecimiento económico y que éste sea más inclusivo, asegurar la sostenibilidad fiscal, y reforzar las defensas macroeconómicas para proteger la economía de futuros choques adversos. Bajo un escenario pasivo, la misión prevé que el PIB real crecerá a 1½ por ciento por año en 2013-14, el nivel del déficit fiscal se mantendrá inalterado en el 2013 y años subsiguientes, y la deuda pública seguirá subiendo en relación al PIB. Las autoridades señalaron que el fortalecimiento de la política macroeconómica se vuelve más complejo en un entorno de bajo crecimiento y ante un prolongado período de elecciones presidenciales y parlamentarias.

“En este contexto, la misión recomienda a las autoridades organizar un diálogo nacional con los partidos políticos y representantes de la sociedad civil con el fin de lograr acuerdos sobre políticas básicas que salvaguarden la estabilidad macroeconómica durante la transición a un nuevo gobierno. Con este fin, la misión insta a las autoridades a reducir el déficit fiscal al 3 por ciento del PIB en 2013 y proponer un presupuesto con un déficit fiscal de 2 por ciento en 2014 para estabilizar la deuda pública en relación al PIB y reducir los riesgos de financiamiento público. Para consolidar la confianza en el sector bancario, las defensas de liquidez deben ser reforzadas mediante la activación de la facilidad de prestamista de última instancia del banco central o aumentando temporalmente los requerimientos de liquidez.

“El diálogo nacional debe contribuir a propiciar un consenso sobre reformas de mediano plazo en el área fiscal, en la inversión, y en la intermediación financiera. Las autoridades y la misión concuerdan en que un objetivo deseable sería reducir la deuda pública en relación al PIB a los niveles anteriores a la crisis global para fines de esta década. Esto implicará reformas para flexibilizar y reducir el gasto corriente en relación al PIB, y aumentar el esfuerzo tributario a niveles más acordes con los países de similar ingreso, creando espacio para la inversión social que requiere el país. Como parte de la estrategia de consolidación fiscal, también se necesita una reforma integral del sistema de pensiones para colocarlo sobre una base financiera sólida, lo que requerirá un importante apoyo de la sociedad civil.

“La misión está de acuerdo en la necesidad de revertir la caída en el crecimiento potencial, el cual se estima en 2 por ciento anual. Esto requeriría aumentar la inversión y la competitividad, que durante décadas han estado por debajo de los niveles regionales. Las autoridades deben actuar decididamente para adoptar su estrategia de crecimiento para 2013-14, en particular fomentando la inversión privada en sectores clave de infraestructura (aeropuerto, puerto, transporte público, y generación de electricidad), pero evitando contingencias fiscales. La misión concuerda en que avances adicionales hacia la supervisión bancaria basada en riesgos, el fortalecimiento del marco de resolución bancaria, la adopción de las normas de Basilea III, y el desarrollo de los fondos de inversión privados aumentarían aún más la solidez del sistema financiero y profundizarían la intermediación.

“Tras su regreso a Washington, la misión preparará un informe que presentará al Directorio Ejecutivo del FMI en mayo de 2013. La misión queda agradecida a las autoridades por las francas y fructíferas discusiones durante la estadía de la misión.”



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100