El Directorio Ejecutivo del FMI concluye la Consulta del Artículo IV con Bolivia correspondiente a 2013

Comunicado de Prensa No. 14/45 (S)
10 de febrero de 2014

El 27 de enero de 2014, el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la Consulta del Artículo IV1 con Bolivia.

Un buen desempeño macroeconómico y la aplicación de políticas sociales activas desde mediados de la primera década de 2000 contribuyeron a que Bolivia prácticamente triplicara el ingreso per cápita y redujera la pobreza. En años recientes, la economía se vio beneficiada por los altos precios internacionales de las materias primas y por crecientes volúmenes de exportación de gas natural. Conjugadas con superávits gemelos en las cuentas fiscales y las cuentas externas, las reservas internacionales netas aumentaron a casi un 50% del PIB, lo cual proporciona un holgado margen para absorber shocks externos. Las políticas sociales se han orientado a lograr ambiciosos objetivos redistributivos y de reducción de la pobreza, elevando los niveles de vida de los hogares vulnerables.

Se proyecta un crecimiento del PIB real de 6,7% en 2013, la mayor tasa de crecimiento de los últimos 30 años, apuntalada por fuertes exportaciones de hidrocarburos, un sólido consumo privado y políticas macroeconómicas acomodaticias. Se proyecta que el crecimiento se mantendrá por encima del nivel potencial nuevamente en 2014, sustentado por las exportaciones de hidrocarburos y por un moderado impulso fiscal. Pese a los elevados volúmenes de exportación, se prevé que el superávit de la cuenta corriente externa se reducirá en 2013 y en el mediano plazo debido a términos de intercambio menos favorables.

Los shocks que afectaron la oferta de alimentos provocaron un aumento de la inflación a mediados de 2013, pero las autoridades respondieron con rapidez mediante una restricción monetaria y medidas para mejorar la oferta de alimentos. El personal técnico del FMI prevé que las autoridades lograrán anclar las expectativas inflacionarias, y se proyecta que la inflación bajará a 5,5% para finales de 2014, aunque podría ser necesaria una mayor restricción si las presiones inflacionarias resultaran ser persistentes.

Se espera que se continúe con una orientación fiscal expansiva, con importantes proyectos de inversión en marcha para industrializar el sector de recursos naturales. Se proyecta que el superávit fiscal global se reducirá a 0,6% del PIB en 2013 y que en 2014 se registrará un déficit global de 0,4% del PIB. Se prevé que la deuda pública bruta mantendrá una trayectoria descendente y se reducirá a 32,5% del PIB para fines de 2013, frente a un 40% del PIB registrado en 2009.

El sistema financiero boliviano sigue siendo sólido y está adecuadamente capitalizado, pero la nueva Ley de Servicios Financieros podría modificar significativamente el panorama financiero. Dicha ley establece un marco jurídico integral de regulación de los servicios financieros, instituciones financieras y grupos financieros. Esta ley contiene varias disposiciones acertadas que, si se aplican efectivamente, contribuirán a reforzar la red de seguridad y la integridad del sistema financiero. Sin embargo, en general la ley se orienta a subordinar las actividades del sector financiero a objetivos sociales con instrumentos que podrían crear riesgos para la estabilidad financiera. La ley incluye como principales características: i) disposiciones que regulan las tasas activas y establecen cuotas mínimas de préstamos para el sector productivo y para viviendas de interés social; ii) discrecionalidad para determinar niveles mínimos para las tasas pasivas; y iii) mecanismos que refuerzan la protección del consumidor y el acceso a servicios financieros en zonas rurales.

Evaluación del Directorio Ejecutivo2

Los directores ejecutivos celebraron el sólido desempeño económico de Bolivia en 2013, que registró un mayor crecimiento económico, sólidos resultados fiscales y externos, y mejoras en las condiciones de vida. Observaron que las perspectivas a corto plazo son favorables, pero alentaron a las autoridades a abordar algunas vulnerabilidades y a mejorar los marcos de política económica.

Los directores coincidieron en que resulta apropiada una orientación neutral de la política macroeconómica en el período venidero, en vista de que las perspectivas de crecimiento son favorables y se ha cerrado la brecha del producto. Por consiguiente, alentaron a las autoridades a evitar un estímulo fiscal procíclico y a ahorrar recursos presupuestarios para responder a shocks externos adversos. En términos más generales, los directores destacaron la necesidad de mejorar el resultado fiscal no relacionado con los hidrocarburos a fin de asegurar la sostenibilidad a mediano plazo. Entre otras medidas para realizar esto, se podrían incorporar una mejor focalización de los subsidios a los combustibles, una mayor eficiencia de las inversiones públicas y de las transferencias sociales, y la implementación de reformas en la administración tributaria. Tomando nota de los planes de las autoridades, los directores también alentaron la adopción de un marco fiscal a mediano plazo para administrar la riqueza en recursos naturales buscando equilibrar la equidad intergeneracional con las necesidades de desarrollo inmediatas.

Los directores elogiaron la respuesta de las autoridades ante el aumento de la inflación a mediados de 2013. En general, coincidieron en que podría ser necesaria una mayor restricción monetaria si los efectos de segunda ronda resultaran ser persistentes. Los directores destacaron que es importante seguir basándose en mecanismos de mercado para la asignación de los recursos financieros y recomendaron que el banco central deje de otorgar préstamos a las empresas públicas. Consideraron que un fondo de ahorros, constituido siguiendo las mejores prácticas internacionales, podría contribuir a canalizar dichos préstamos. En general, los directores consideraron conveniente flexibilizar gradualmente el tipo de cambio para ayudar a absorber los shocks externos.

Los directores tomaron nota de la sólida situación del sector financiero de Bolivia, pero resaltaron la necesidad de seguir reforzando su supervisión. Si bien reconocieron los objetivos sociales de la nueva Ley de Servicios Financieros, los directores consideraron que para promover la inclusión financiera podrían utilizarse otros instrumentos que creen menos distorsiones. Los directores celebraron el sólido marco establecido por Bolivia para combatir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, e instaron su implementación.

Los directores elogiaron los progresos logrados por las autoridades en la reducción de la pobreza. Instaron a perseverar en los esfuerzos por abordar los desafíos sociales existentes desde hace mucho tiempo, esfuerzos que podrían enmarcarse en una evaluación integral de los programas sociales vigentes. Asimismo observaron que los cambios en el mercado mundial del sector de hidrocarburos hacen necesario ampliar la base económica y elevar la productividad a fin de mantener un sólido crecimiento. A este respecto, los directores hicieron hincapié en la importancia de mejorar el clima de negocios, entre otras formas creando un marco legal previsible, a fin de promover la actividad del sector privado. También será crucial una mayor inversión en infraestructura y en capital humano.


Bolivia: Indicadores económicos seleccionados
 
          Proyección
  2009 2010 2011 2012 2013 2014
 
  (Variación porcentual anual)

Sector real y precios

           

PIB real

3,4 4,1 5,2 5,2 6,7 5,4

Deflactor del PIB

-2,4 8,8 14,6 6,9 2,5 6,0

Inflación del IPC (promedio del período)

3,3 2,5 9,9 4,5 5,7 6,8

Inflación del IPC (fin de período)

0,3 7,2 6,9 4,5 6,5 5,5
             
  (Porcentaje del PIB)

Sector fiscal

           

Ingresos

35,8 33,2 36,2 37,9 38,6 37,3

De los cuales: Ingresos por hidrocarburos

11,3 10,2 11,4 13,0 13,1 12,2

Gastos

35,8 31,5 35,4 36,1 38,0 37,7

Resultado fiscal

0,0 1,7 0,8 1,8 0,6 -0,4

Deuda pública bruta total

40,0 38,5 34,7 33,4 32,5 29,7
             

Sector externo

           

Cuenta corriente

4,3 3,9 0,3 7,8 4,0 3,1

Exportaciones

28,4 32,4 34,7 41,3 39,1 38,2

De las cuales: Gas natural

11,3 14,1 16,1 20,1 18,4 16,7

Importaciones

26,0 28,3 32,9 30,4 31,0 31,7
             

Reservas internacionales

           

En millones de dólares

8,580 9,730 12,019 13,927 14,534 16,089

Como porcentaje del dinero en sentido amplio

79,8 80,0 83,0 80,0 71,3 68,0
             
(Variaciones porcentuales con respecto al inicio del período)

Sector monetario y financiero

           

Activos externos netos del sistema bancario

18,8 8,2 14,7 13,5 16,2 10,8

Activos internos netos del sistema bancario

6,7 1,4 1,6 4,4 1,0 5,1

De los cuales: Crédito al sector privado

(como porcentaje del PIB)

34,0 36,0 36,8 39,0 42,1 42,5

Dinero en sentido amplio

19,7 12,5 17,7 20,2 17,2 15,9

Tasas de interés (porcentaje, fin de período)

           

Depósitos en moneda local

2,1 0,9 1,7 1,2

Préstamos en moneda local

9,1 10,4 10,8 10,6
 

Fuentes: Autoridades nacionales y cálculos del personal técnico del FMI.


1 Conforme al Artículo IV de su Convenio Constitutivo, el FMI mantiene conversaciones bilaterales con sus miembros, habitualmente todos los años. Un equipo de funcionarios del FMI visita el país, recaba información económica y financiera, y analiza con las autoridades la evolución del país y sus políticas en materia económica. Tras regresar a la sede del FMI, los funcionarios elaboran un informe que sirve de base para el análisis del Directorio Ejecutivo.

2 Concluidas las deliberaciones, el Director Gerente, como Presidente del Directorio, resume las opiniones de los Directores Ejecutivos, y el resumen se comunica a las autoridades del país. En el siguiente enlace consta una explicación de las expresiones utilizadas en las exposiciones sumarias: http://www.imf.org/external/spanish/np/sec/ misc/qualifierss.htm



DEPARTAMENTO DE COMUNICACIONES DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100