La recuperación de los precios de las materias primas y su impacto en las economías de América Latina y el Caribe


23 de octubre de 2009

Nicolás Eyzaguirre, Director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI
Lea el blog en Inglés

Con la economía mundial emergiendo de la recesión, es interesante analizar cómo la recuperación a nivel global (que está ocurriendo a distintas velocidades en diferentes economías), afectará a los precios de las materias primas, y cómo la evolución de tales precios impactará en el desempeño económico de América Latina y el Caribe (ALC).

En general, los precios de las materias primas caen de manera considerable durante recesiones globales, y luego se recuperan de manera gradual (gráfico 1); el comportamiento observado durante la crisis actual es consistente con tal patrón. Lo que es interesante en la crisis de 2009 es que la recuperación de los niveles de actividad global está ocurriendo de manera diferenciada, con los países emergentes de Asia recuperándose más rápidamente, mientras que tal recuperación es más lenta en las economías más avanzadas. Dado que las economías emergentes de Asia son grandes demandantes de materias primas, esta recuperación diferenciada a nivel global es la razón detrás de la rápida recuperación en los precios de las materias primas actualmente en curso; creemos que esta tendencia se afianzará en los próximos meses.

Este patrón entre los precios de las materias primas y el nivel de actividad en las economías emergentes de Asia no es un fenómeno nuevo: Durante la “Crisis Asiática” de finales de los noventa, los precios de las materias primas se redujeron de manera considerable, aún cuando las economías avanzadas continuaron creciendo. Por el contrario, a principios de los noventa, con las economías avanzadas en recesión y las economías emergentes de Asia creciendo, los precios de las materias primas no se vieron afectados de manera significativa.

Cómo afectará la recuperación de los precios de las materias primas a las economías de ALC? Está claro que un aumento en tales precios no será bienvenido para los importadores netos de estos productos, los que incluyen a la mayoría de los países de América Central y del Caribe. En la actualidad, muchos de estos países están sufriendo de manera combinada un aumento de los precios de las materias primas con disminuciones en las remesas y en los ingresos por turismo; estos últimos no se recuperarán hasta que las condiciones del mercado laboral en Estados Unidos comiencen a normalizarse (gráfico 2).

Sin embargo, el aumento de los precios de materias primas es una excelente noticia para las economías mas grandes de la región, exportadores netos de estos productos. Aun así, dichos países tendrán que tener en cuenta que estos precios son generalmente inestables y su evolución a mediano plazo difícil de predecir. En el caso de que los mayores precios se reflejen en aumentos de los ingresos gubernamentales, la política fiscal debería mantenerse prudente, ahorrando la parte del aumento de ingresos que se perciba como temporaria. La “recompensa” de la prudencia es la posibilidad de implementar políticas fiscales anticíclicas en momentos de debilidad de la actividad económica. Este será el tema de nuestro próximo blog.

La edición de Perspectivas Económicas Regionales: Las Américas que se publicará el viernes 23 de octubre, discute estos temas en más detalle (disponible en www.imf.org).



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100