Fondo Monetario Internacional

Search
Envíenos sus comentarios

Boletín del FMI: Países y regiones

Suscríbase Compartir
Descarga de naranjas en Limeira, Brasil: Se prevé que el crecimiento de América Latina seguirá siendo sólido en 2014 (foto: Paulo Whitaker/Reuters/Newscom)

Descarga de naranjas en Limeira, Brasil: Se prevé que el crecimiento de América Latina seguirá siendo sólido en 2014 (foto: Paulo Whitaker/Reuters/Newscom)

REUNIONES DE PRIMAVERA DEL FMI Y EL BANCO MUNDIAL

América Latina: Una economía vibrante crea un buen momento para emprender reformas

Boletín del FMI

19 de abril de 2013

  • Las condiciones favorables de financiamiento y los altos precios de las materias primas dan dinamismo a la región
  • Las consecuencias de la crisis de la zona del euro y la contracción fiscal de Estados Unidos son los principales riesgos a corto plazo
  • Los desafíos primordiales son recomponer el margen para la aplicación de políticas y salvaguardar la estabilidad financiera

Dado que muchas de las economías de América Latina gozan de una etapa de prosperidad, sus autoridades deberían aprovechar las actuales condiciones económicas favorables para sentar las bases de un crecimiento fuerte y sostenible, afirmó Alejandro Werner, Jefe del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI.

“En particular, se debe trabajar con más empeño para fortalecer los márgenes de maniobra para la aplicación de políticas y salvaguardar la estabilidad financiera”, expresó Werner, en referencia a la necesidad de una consolidación fiscal para blindar las economías ante shocks externos en el futuro. Werner formuló estas declaraciones en una conferencia de prensa mantenida como parte de las Reuniones de Primavera del FMI y el Banco Mundial.

Werner señaló que la actual coyuntura también brinda una oportunidad para llevar a cabo reformas estructurales que potencien el crecimiento y que podrían respaldarlo en el mediano plazo si llegaran a ceder los vientos favorables.

Se proyecta que el crecimiento de América Latina y el Caribe repuntará de 3% en 2012 a alrededor de 3½% en 2013, respaldado por la gradual recuperación mundial, la continuidad de las favorables condiciones de financiamiento y los altos precios de las materias primas, así como los efectos de la aplicación de políticas más laxas en algunos países. Se prevé que Brasil, la mayor economía de la región, se recuperará de menos de 1% en 2012 a alrededor de 3% este año.

LAC_table spa.png

Riesgos para el crecimiento

Si bien las condiciones económicas siguen siendo favorables para gran parte de la región, Werner señaló que las perspectivas están sujetas a riesgos considerables, particularmente en el mediano plazo.

“No puede descartarse un recrudecimiento de la crisis en la zona del euro, que tendría efectos negativos en la confianza a nivel mundial, el comercio y los flujos de financiamiento externo”, advirtió Werner. Y una contracción fiscal mayor de la esperada en Estados Unidos podría obstaculizar el repunte de la actividad económica previsto para 2014, lo cual afectaría el crecimiento de las economías que tienen estrechos vínculos con Estados Unidos.

Además, persisten los riesgos a mediano plazo. La falta de medidas decisivas en las economías avanzadas más importantes para encarrilar sus finanzas públicas por una trayectoria sostenible podría desencadenar un aumento de las primas de riesgo soberano y corporativo, con fuertes efectos negativos para la confianza y la actividad a nivel mundial. “Un crecimiento marcadamente menor en las economías emergentes, especialmente en Asia, reduciría el crecimiento mundial, con grandes repercusiones en los precios de las materias primas”, destacó Werner.

Principales desafíos de política

Werner hizo hincapié en que América Latina debería aprovechar las condiciones externas, todavía relativamente favorables, para recomponer el margen de maniobra para la aplicación de políticas y salvaguardar la estabilidad del sector financiero.

Dado que las brechas del producto se han cerrado en la mayoría de los países, una orientación fiscal más prudente aliviaría las presiones sobre la capacidad y frenaría la expansión de los déficits en cuenta corriente. Una mayor solidez de los saldos fiscales reduciría la carga sobre la política monetaria y brindaría flexibilidad para responder a las cambiantes circunstancias económicas. Es aconsejable seguir recurriendo a la flexibilidad del tipo de cambio para desalentar los flujos de capitales especulativos. Y quizá deba complementársela con medidas prudenciales para proteger la estabilidad financiera ante un rápido crecimiento del crédito

Los países exportadores de materias primas que tienen marcos de política económica menos sólidos deberían ahorrar los ingresos que les generan dichos bienes. Los desafíos son particularmente difíciles en algunos países, donde se necesitan políticas macroeconómicas más contractivas para contener los crecientes desequilibrios externos y bajar los altos niveles de inflación.

Los países de América Central deben reducir la deuda pública aproximadamente a los niveles registrados antes de la caída de Lehman (2008) y corregir los crecientes desequilibrios externos. “Se requieren mayores esfuerzos para movilizar los ingresos y reemplazar los subsidios generalizados con planes de apoyo bien focalizados”, manifestó Werner.

En gran parte de la región del Caribe, el alto nivel de deuda y la debilidad de la demanda externa siguen restringiendo el crecimiento. “Los desafíos siguen siendo los mismos que en los últimos años: reducir la elevada deuda pública, fortalecer la competitividad y abordar las vulnerabilidades del sector financiero”, observó Werner.

El informe Perspectivas económicas: Las Américas del FMI se publicará el 6 de mayo.



 

Mantente conectado

Opina sobre la política del FMI
Watch and rate our videos
Download & listen to IMF experts
Follow us for the latest news
Most popular IMF photos
Sign up for e-mail notification
Get Survey on mobile


Escríbanos

El Boletín del FMI da la bienvenida a sus comentarios, sugerencias, y breves cartas de los lectores, una selección de las cuales son publicadas en Foro público. Las cartas pueden ser editadas. Por favor enviar su correspondencia a Internet imfsurvey@imf.org.