El Proceso de Evaluación Mutua (PEM) del G-20

21 de septiembre de 2016

En 2009, los dirigentes de los países industrializados y de mercados emergentes que integran el Grupo de los Veinte (G-20) se comprometieron a colaborar para lograr una recuperación duradera de la crisis económica mundial. A fin de alcanzar esa meta, instituyeron el Marco para un crecimiento sólido, sostenible y equilibrado. A través del Proceso de Evaluación Mutua del G-20, que constituye un pilar de este marco, los países del G-20 identifican objetivos comunes para la economía mundial, las políticas necesarias para lograrlos y el avance realizado hacia esos objetivos. A pedido del G-20, el FMI se ocupa del análisis técnico para evaluar los principales desequilibrios y la concordancia entre las políticas de los distintos países miembros y su idoneidad para lograr colectivamente los objetivos del G-20. Esta ficha técnica se centra en los principales procedimientos del PEM. Puede consultarse la información sobre las conclusiones y recomendaciones del PEM y un análisis efectuado por el personal técnico del FMI en http://www.imf.org/external/np/g20/index.htm.

Una guía para la recuperación mundial

El PEM constituye una modalidad de colaboración en el ámbito de las políticas concebida por los miembros del G-20 en la Cumbre de Pittsburgh de 2009. Los dirigentes del Grupo decidieron los aspectos de fondo y de forma de la iniciativa, cuyo objetivo consiste en asegurar que la acción colectiva sea beneficiosa para todos. A su vez, se le solicitó al FMI que se encargara del análisis técnico del PEM.

El personal técnico del FMI —con la colaboración de otras instituciones internacionales— debía analizar si las políticas emprendidas individualmente por los países del G-20 son colectivamente congruentes con los objetivos de crecimiento del G-20. Asimismo, al personal técnico del FMI se la ha solicitado que ayude al G-20 a elaborar directrices indicativas para detectar y evaluar los grandes desequilibrios internacionales cada dos años.

En la Cumbre de San Petersburgo celebrada en septiembre de 2013, el G-20 destacó la importancia de la cooperación en un momento en que los países enfrentan estos retos de promover el crecimiento, el empleo y la estabilidad financiera mundial. Reafirmó su compromiso de asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas en los países avanzados, teniendo en cuenta la situación económica y presupuestaria a corto plazo. Además, el G-20 reafirmó su compromiso de cooperar para reducir de manera duradera los desequilibrios mundiales. En la Cumbre de Brisbane de noviembre de 2014, el G-20 se comprometió a aplicar estrategias integrales de crecimiento orientadas a que, para 2018, el PIB se eleve en más del 2% con respecto a la trayectoria implícita en las políticas vigentes antes San Petersburgo. Estas estrategias de crecimiento, que se centran en incrementar la inversión, elevar el empleo y la participación, y reforzar el comercio y la competencia, además de las políticas macroeconómicas, constituyen la base del Plan de Acción de Brisbane. En la Cumbre de Antalya celebrada en noviembre de 2015 y en la Cumbre de Hangzhou de septiembre de 2016, el G-20 evaluó los avances hacia el cumplimiento de los compromisos de la estrategia de crecimiento, y observó que, llegado el punto medio de 2016, el grupo ha recorrido aproximadamente la mitad del camino hacia el objetivo de 2%. Los líderes del G20 presentaron un plan de acción que hace uso de la influencia de todas las políticas (fiscal, monetaria y estructural) y continúa afianzando las estrategias de crecimiento. El plan de acción respalda la apertura al comercio internacional y a la inversión, pero al mismo tiempo hace más énfasis en la necesidad de que las políticas de crecimiento beneficien a la población en general y promuevan la inclusión.

Para consultar las novedades más recientes sobre el G-20, diríjase a http://www.g20.org.

Elementos fundamentales del marco

Cumbre

Medidas principales

Descripción

Pittsburgh

Septiembre de 2009

Marcos macroeconómicos y de política

Todos los miembros del G-20 compartirán información —entre sí y con el FMI— sobre sus planes de política y el desempeño previsto de sus economías en los siguientes 3 a 5 años. El FMI examinará sus implicaciones a nivel mundial.

Toronto

Junio de 2010

Evaluación de las políticas económicas de los países miembros

El FMI evaluó la coherencia de las políticas de los países miembros con los objetivos en materia de crecimiento y simuló un “escenario al alza” en el que la adopción de medidas colectivas produce mejores resultados para todos y un reequilibrio mundial.

Seúl

Noviembre de 2010

Un PEM reforzado, con directrices indicativas

Los dirigentes del G-20 evaluarán los avances hacia las metas del Marco mediante el uso de directrices indicativas que permitan identificar y evaluar los desequilibrios. Se solicitó al FMI que realice una evaluación de los países miembros que registren grandes desequilibrios.

Compromisos de política

Cada país miembro del G-20 indicó las medidas de política que tomaría para ayudar a lograr los objetivos de crecimiento comunes.

Cannes

Noviembre de 2011

Plan de acción de Cannes para el crecimiento y el empleo

Los dirigentes del G-20 avalaron medidas de política encaminadas a corregir los desequilibrios a mediano plazo y lograr un avance hacia un crecimiento fuerte, sostenible y equilibrado. Se comprometieron a poner más empeño en cuestiones sociales, como el elevado nivel de desempleo y las redes de protección social, y a dar pasos significativos hacia un sistema monetario internacional más estable y con mayor capacidad de resistencia.

El personal técnico del FMI elaboró informes de sostenibilidad con un análisis de la naturaleza de los desequilibrios, sus orígenes y los obstáculos al ajuste, en los siete países escogidos para evaluar la presencia de grandes desequilibrios.

Los Cabos

Junio de 2012

Plan de acción de Los Cabos para el crecimiento y el empleo

Los dirigentes del G-20 se comprometieron a adoptar medidas de política para fortalecer la demanda, respaldar el crecimiento mundial, restablecer la confianza, encarar los riesgos a corto y mediano plazo e incrementar la creación de empleo.

Los dirigentes del G-20 acordaron perfeccionar el Marco para la rendición de cuentas con el fin de evaluar el avance hacia el cumplimiento de los compromisos orientados al objetivo común de lograr un crecimiento fuerte, sostenible y equilibrado, y llevaron a cabo la primera evaluación conforme a dicho marco.

San Petersburgo

Septiembre de 2013

Plan de acción de San Petersburgo

Los dirigentes del G-20 acordaron un Plan de acción para promover conjuntamente el crecimiento, el empleo y la estabilidad financiera, y reconocieron la necesidad de llevar a cabo la consolidación fiscal para reflejar las condiciones económicas. El G-20 también reiteró el compromiso de reducir los desequilibrios mundiales.

Brisbane

Noviembre de 2014

Plan de acción de Brisbane

Los dirigentes del G-20 se comprometieron a aplicar estrategias de crecimiento que apunten a incrementar para 2018 el PIB colectivo más de 2% por encima del nivel congruente con las políticas que ya se encontraban en marcha en el momento de publicarse el informe WEO de octubre de 2013.

Antalya

Noviembre de 2015

Plan de acción de Antalya

Los dirigentes del G-20 evaluaron los avances hacia la implementación de las estrategias de crecimiento y reiteraron su compromiso de ejecutar dichas estrategias plena y oportunamente. El plan de acción se centró asimismo en fomentar la inversión y una mayor inclusión.

Hangzhou

Septiembre de 2016

Plan de acción de Hangzhou 

Los líderes del G-20 presentaron un plan de acción que hace uso de todas las políticas y afianza más las estrategias de crecimiento para lograr avanzar hacia la meta de un crecimiento vigoroso, sostenible e incluyente. El plan respalda la apertura al comercio internacional y la inversión, pero al mismo tiempo insta a los líderes a asegurarse de que el crecimiento beneficie a toda la población.