El Servicio de Crédito Rápido (SCR) del FMI

19 de septiembre de 2016

El Servicio de Crédito Rápido (SCR) proporciona asistencia financiera concesionaria rápida con condicionalidad limitada a los países de bajo ingreso que enfrentan una necesidad urgente de balanza de pagos. El SCR se creó en el marco del Fondo Fiduciario para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (FFCLP), que forma parte de un conjunto más amplio de reformas para lograr que la asistencia financiera que brinda el FMI sea más flexible y se adapte mejor a las diversas necesidades de los países de bajo ingreso, inclusive en épocas de crisis. El SCR puede usarse de manera flexible en diversas circunstancias y atribuye importancia a los objetivos de reducción de la pobreza y crecimiento del país.

Asistencia financiera a la medida de las necesidades de los países

Objetivo. El SCR proporciona asistencia financiera concesionaria rápida con bajo nivel de acceso a los países de bajo ingreso que enfrentan una necesidad urgente de balanza de pagos, eliminando la condicionalidad basada en el programa. El servicio puede proporcionar apoyo en muy diversas circunstancias, como shocks, catástrofes naturales y emergencias debidas a situaciones de fragilidad. El SCR también proporciona apoyo a las políticas y puede ayudar a catalizar la ayuda externa.

Habilitación. El SCR está a disposición de los países habilitados para acceder al FFCLP que enfrentan una necesidad urgente de balanza de pagos, así como en casos en que un programa económico completo o bien no es necesario (por ejemplo, debido al carácter transitorio y limitado del shock), o bien no es viable (por ejemplo, debido a limitaciones de capacidad o factores internos de fragilidad).

Duración y uso repetido. La asistencia financiera en el marco del SCR se proporciona como un desembolso directo de un préstamo. Aunque estos desembolsos suelen ser excepcionales, como en el caso de una necesidad urgente de balanza de pagos de duración limitada (en particular en el marco del componente para shocks), pueden utilizarse de manera repetida. Es posible su uso repetido en el marco del SCR dentro de un período de tres años si la necesidad de balanza de pagos se debe principalmente a un shock exógeno o si el país cuenta con un historial sólido de aplicación de políticas macroeconómicas adecuadas. Sin embargo, no se podrán realizar más de dos desembolsos en un período de 12 meses. El uso repetido del SCR puede facilitar una transición a un acuerdo en el marco del Servicio de Crédito Ampliado (SCA).

Acceso. El acceso al financiamiento del SCR se determina según las circunstancias particulares de cada país, tomando en cuenta sus necesidades de balanza de pagos, la solidez de sus políticas macroeconómicas, la capacidad de reembolso al FMI, el monto del crédito pendiente del FMI y el historial del país de uso del crédito del FMI. El acceso al financiamiento en el marco del SCR normalmente está sujeto a un límite del 18,75% de la cuota cada año y del 75% de la cuota en forma acumulada, aunque los límites de acceso se amplían en el marco del componente del SCR para shocks (37,5% de la cuota cada año y 75% en forma acumulada).

Condicionalidad limitada

El apoyo del FMI en el marco del SCR se proporciona sin condicionalidad ex post ni exámenes basados en el programa. Las políticas económicas aplicadas en el marco del SCR deben procurar solucionar las dificultades subyacentes de balanza de pagos, para facilitar el cumplimiento de los objetivos de crecimiento y reducción de la pobreza del país.

Crédito en condiciones concesionarias

El financiamiento en el marco del SCA tiene una tasa de interés de cero, con un período de gracia de 5½ años y un vencimiento final de 10 años.