Es necesario aplicar medidas enérgicas para restablecer el crecimiento en Europa

Comunicado de Prensa No. 11/357 (S)
5 de octubre de 2011

La aplicación de medidas de política exhaustivas y enérgicas contribuirá a restablecer la recuperación de Europa, señaló hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la última edición del informe Perspectivas económicas regionales: Europa, titulada Navegar en aguas turbulentas (en inglÚs). El crecimiento europeo se ha desacelerado significativamente como consecuencia de shocks mundiales y del deterioro de la crisis de la deuda soberana de la zona del euro, que ha hecho tambalear la confianza y frenado la demanda interna.

Perspectivas económicas regionales proyecta que el crecimiento de Europa en su totalidad disminuirá de 2,3% en 2011 a 1,8% en 2012. Los riesgos a la baja para el crecimiento son significativos. Fundamentalmente, las proyecciones parten del supuesto de que se tomarán medidas enérgicas para contener la crisis actual.

“Aunque los dirigentes europeos han dado muchos pasos importantes, ahora es necesario poner en acción rápidamente las nuevas herramientas de gestión de crisis convenidas en la Cumbre europea del 21 de julio y mancomunarse en un plan concertado para hacer frente a los distintos componentes de la crisis actual. Eso es muy necesario para restablecer la confianza de los consumidores, los mercados y los inversionistas”, declaró Antonio Borges, Director del Departamento de Europa del FMI. 

Ahora que el crecimiento está perdiendo fuerza y las tensiones financieras aumentan, Perspectivas económicas regionales recomienda las siguientes medidas y ajustes de las políticas:

• Llevar a la práctica la nueva arquitectura institucional convenida en julio por las autoridades europeas, en particular aprovechando la flexibilidad ampliada del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF).

• Mantener la política monetaria con una orientación acomodaticia o incluso distenderla mientras persistan los riesgos para el crecimiento y la estabilidad financiera y se mantengan bien ancladas las expectativas inflacionarias.

• Si bien el deterioro de las finanzas públicas no deja otra opción que reforzar la situación fiscal, la desaceleración del crecimiento exige actuar con cautela. En aquellos países donde las presiones del mercado son más fuertes, conviene seguir concentrando la consolidación en el período inicial. En otros países, donde los planes de consolidación fiscal a mediano plazo son creíbles o han sido más intensos en una etapa inicial, existe margen de maniobra para permitir que los estabilizadores automáticos operen plenamente para hacer frente a las sorpresas del crecimiento.

• Medidas ambiciosas encaminadas a restablecer la capacidad del sector bancario para financiar la economía, incluidas medidas para incrementar la capitalización de los bancos europeos, de ser necesario empleando los recursos del FEEF, así como las facilidades de liquidez a más largo plazo del Banco Central Europeo.

• Un esfuerzo concertado por restablecer la confianza en los mercados de deuda soberana europea, con especial énfasis en los países que son solventes en condiciones de mercado normales.

• Afianzar la credibilidad fiscal sobre la base del fortalecimiento de la gobernabilidad europea y una supervisión multilateral vigorosa.

La agudización de las tensiones en los mercados de deuda de la zona del euro plantea riesgos para las economías emergentes de Europa1, dadas sus estrechas vinculaciones económicas y financieras con las economías avanzadas de Europa. La creciente interacción ha beneficiado a ambas regiones. Sin embargo, los shocks en una región afectan cada vez más a la otra y, por lo tanto, los planes de política deben tener más en cuenta esos efectos de contagio.

A mediano plazo, el aumento de las tasas de crecimiento ayudaría a resolver muchos de los problemas urgentes que afectan a Europa, señala el informe. En la última década, las tasas de crecimiento del PIB per cápita han variado mucho entre los países europeos. Perspectivas económicas regionales analiza la manera de evitar las trampas que tiende un crecimiento bajo y mejorar el desempeño económico a largo plazo.

“Europa tiene un potencial de crecimiento notable. Aplicando con constancia las políticas adecuadas, es posible hacerlo realidad”, afirmó Borges.


1 En Perspectivas económicas regionales, las economías de mercados emergentes de Europa comprenden i) Europa central, oriental y sudoriental, con la excepción de la República Checa y los países que han adoptado el euro, ii) la Comunidad de Estados Independientes de Europa y iii) Turquía.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100