Esta ficha técnica ya no será puesta al día. La información que presenta, por tanto, puede no estar actualizada.
Ficha técnica - Julio 2000

Avance en el reforzamiento de la arquitectura del sistema financiero internacional

Las crisis financieras de los últimos años pusieron de manifiesto los puntos débiles del sistema financiero internacional, muchos de los cuales están vinculados con la creciente magnitud e importancia de los flujos de capital transfronterizos. Estas crisis pusieron de manifiesto que la globalización comporta tanto riesgos como beneficios importantes. En consecuencia, la comunidad internacional se ha movilizado para reforzar “la arquitectura del sistema financiero internacional”.

La arquitectura comprende las instituciones, los mercados y las prácticas que gobiernos, empresas y personas utilizan para el desempeño de la actividad económica y financiera. Conseguir un sistema financiero internacional más fuerte y estable hará que el mundo sea menos vulnerable a las crisis financieras devastadoras, al tiempo que todos los países se benefician de la globalización, con su potencial demostrado de empuje del crecimiento económico y mejora de los niveles de vida.

Si bien se avanzó algo con el refuerzo del sistema financiero internacional tras la última gran crisis (la devaluación del peso mexicano en 1994/95), el progreso reciente ha sido más rápido. Los logros principales, en los que se destaca la función del FMI, han sido:

  • El incremento gradual de la calidad y apertura de la información económica que los gobiernos y otras instituciones facilitan al público.

  • La creciente implementación de códigos de buenas prácticas que son esenciales para el buen funcionamiento de la economía.

  • La creación de la línea de crédito contingente (LCC), un servicio financiero del FMI que permite, por primera vez, que el Fondo preste recursos anticipadamente para contribuir a evitar una crisis.

Se indican seguidamente los cinco campos principales en los que se han concentrado los esfuerzos de cooperación mundial. Muchas de estas iniciativas conllevarían un mayor fortalecimiento de la supervisión que ejerce el FMI, es decir, el proceso mediante el cual el FMI proporciona evaluaciones y asesoramiento a los países miembros en el terreno económico. En consecuencia, la reforma de las instituciones financieras internacionales, como el FMI, forma parte de la actual labor encaminada a superar los desafíos que plantea la rápida evolución de la economía mundial.

Transparencia

El objetivo es lograr que los mercados financieros y el público dispongan fácilmente de datos actualizados y fiables, además de información sobre la política, las prácticas y las decisiones relacionadas con la economía y las finanzas.

  • En la actualidad, 47 países se han adherido a las Normas Especiales para la Divulgación de Datos (NEDD), establecidas por el FMI, que alientan a los países participantes a facilitar datos económicos y financieros nacionales que sean detallados y fiables.

  • Como parte de la supervisión de las economías de los países miembros que lleva a cabo el FMI, el Fondo continúa alentando activamente a los países miembros a que divulguen las notas de información al público en las que se describe la evaluación que el Directorio Ejecutivo del FMI ha realizado sobre la economía y las medidas de política de un país. Más del 80% de los países miembros publica actualmente dichas notas. En el marco de un proyecto piloto para la publicación voluntaria de los informes del personal que sientan la base de las tareas de supervisión, casi un tercio de los países miembros han publicado los informes en cuestión.

  • En cuanto al uso de recursos financieros del FMI, el Fondo también alienta a los países miembros a publicar los detalles de las medidas de política que pondrá en práctica para restablecer la estabilidad económica en el marco de los programas respaldados por el FMI y casi el 90% de los países miembros publica actualmente dicha información. El Fondo también publica los puntos clave de los debates del Directorio Ejecutivo sobre dichos programas.

Elaboración y evaluación de las normas internacionalmente aceptadas

El cumplimiento de las normas internacionales y de los códigos de buenas prácticas contribuye a que las economías funcionen adecuadamente a nivel nacional, condición previa indispensable para que el sistema internacional funcione como es debido.

  • En consulta con otros, el FMI ha elaborado normas o códigos de buenas prácticas en los campos principales de su actividad: las Normas Especiales para la Divulgación de Datos, el Código de buenas prácticas de transparencia fiscal, el Código de buenas prácticas de transparencia en las políticas monetarias y financieras y las directrices sobre solidez del sector financiero (véase más adelante).

  • Otros organismos elaboradores de normas están trabajando en la elaboración, fortalecimiento y divulgación de criterios internacionales en los campos de la contabilidad, la auditoría, las quiebras, el buen gobierno en el entorno empresarial, la normativa del mercado de valores y la política en el terreno social.

  • Para ayudar a fomentar la implementación en los países de estas “reglas de actuación”, el FMI ha preparado estudios experimentales de casos de países llamados “informes sobre la observancia de los códigos y normas” (Reports on the Observance of Standards and Codes (ROSCs)), en los que se efectúa una evaluación del progreso logrado por el país en lo que respecta al cumplimiento de normas y códigos reconocidos internacionalmente.

Fortalecimiento del sector financiero

Los bancos y otras instituciones financieras necesitan mejorar sus prácticas internas, comprendida la evaluación y gestión de riesgos, y la administración pública tiene que poner al día la supervisión y regulación del sector financiero para adaptarse a la economía global moderna.

  • El FMI y el Banco Mundial han intensificado y reforzado la evaluación de los sistemas financieros de los países mediante los Programas de evaluación del sector financiero (PESF), que permiten identificar los posibles puntos vulnerables de dichos sistemas. Se está a punto de completar un programa piloto de PESF para 12 países y se prevé efectuar otros 24 el año próximo.

  • Con la participación del FMI, el Comité de Basilea de Supervisión Bancaria está estudiando elementos que aún faltan en la normativa vigente.

Participación del sector privado

La participación más activa del sector privado en la prevención y solución de las crisis puede reducir el riesgo moral, fortalecer la disciplina del mercado fomentando una mejor evaluación del riesgo y mejorar las perspectivas de deudores y acreedores.

  • La prevención de las crisis debe centrarse en la aplicación de medidas adecuadas de política económica, el fortalecimiento de los sistemas financieros y la existencia de un diálogo constructivo con los acreedores privados.

  • El Fondo alienta a los países miembros a aprovechar los períodos de relativa calma para poner en práctica mecanismos que podrían resultar útiles para resolver las crisis, incluidas las cláusulas de acción colectiva en los contratos y las líneas de crédito contingente.

  • Cuando inevitablemente surge una crisis, es importante mantener la participación de los acreedores privados. En algunos casos, quizá sea posible confiar en el efecto de agente catalizador de los préstamos del Fondo u otras fuentes oficiales para convencer a los acreedores de que mantengan la concentración crediticia. En otros casos, quizá sea necesario utilizar mecanismos como la reestructuración de la deuda para garantizar que los programas de ajuste económico de los países estén plenamente financiados sin confiar excesivamente en capital procedente de fuentes oficiales.

Modificación de los servicios financieros del FMI
y otras cuestiones sistémicas

En 1999, el FMI creó un nuevo instrumento para la prevención de las crisis, la línea de crédito contingente (LCC). La LCC es una línea precautoria de defensa que está a disposición de los países miembros que implementen medidas firmes de política económica; el objetivo es evitar los problemas de balanza de pagos que pudieran surgir por el contagio de las condiciones financieras internacionales. El FMI ha emprendido una revisión fundamental de todos sus servicios financieros en condiciones no concesionarias para asegurarse de que satisfacen las necesidades de los países miembros en una economía en constante evolución.

  • El diseño de la LCC se basa en los demás componentes principales de los planes de reforma y crea un mayor incentivo para que los países adopten medidas firmes de política, haya más transparencia, se cumplan las normas internacionalmente aceptadas y se establezca un sistema financiero sólido.

  • Otras iniciativas destinadas a fortalecer los sistemas financieros nacionales e internacionales se centran en ayudar a los países a evaluar su vulnerabilidad externa y elegir los regímenes cambiarios adecuados.

Se necesita hacer más para asegurar que el sistema financiero mundial siente una base sólida para el desarrollo económico y humano. Pero también es cierto que la manera en que se desempeña la política económica mundial y la actividad financiera está cambiando gracias a las reformas que se han emprendido en el sistema financiero internacional.


DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100