Directorio Ejecutivo del FMI Concluye la Consulta del Artículo IV de 2010 con Paraguay

Nota de Información al Público No. 10/74 (S)
10 de junio de 2010

Las Notas de Información al Público (NIP) forman parte de los esfuerzos del FMI por fomentar la transparencia de sus opiniones y análisis de la evolución y la política económica. Las NIP se publican, con el consentimiento del país o países interesados, al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre las consultas del Artículo IV con cada país miembro, la supervisión que ejerce el FMI sobre la evolución a nivel regional, el seguimiento posterior a los programas, y las evaluaciones ex post de los países que aplican programas a más largo plazo. También se publican NIP al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre cuestiones de política general, salvo en casos específicos en que el Directorio decida lo contrario.

El 4 de junio de 2010,el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la Consulta del Artículo IV con Paraguay1 .

Antecedentes

En el periodo 2003–08, Paraguay aprovechó las condiciones mundiales favorables para reforzar su desempeño económico. Durante dichos años, el gobierno mantuvo un importante superávit primario, lo cual redujo la deuda pública a menos del 25 por ciento del producto interno bruto (PIB) a finales de 2008. El banco central aplicó una política monetaria prudente, respaldada por un tipo de cambio flexible. Las reformas estructurales avanzaron en varios ámbitos, como la supervisión financiera, la gestión presupuestaria y el sistema tributario. Como resultado, el PIB real creció a una tasa anual del 5 por ciento durante el periodo 2003–08, la inflación se redujo al 7,5 por ciento en 2008, y las reservas internacionales netas aumentaron a casi US$3.000 millones a finales de 2008.

En 2009, la crisis financiera mundial, junto con una grave sequía, golpeó a la economía, causando un descenso del 3,8 por ciento del PIB real. Las exportaciones se redujeron drásticamente debido a los efectos de la sequía en la producción agrícola (que representa alrededor de una cuarta parte de la economía), así como el efecto a la baja que la crisis mundial tuvo en los precios mundiales de las materias primas y en el crecimiento de los socios comerciales de Paraguay. Dados los estrechos vínculos que existen entre la agricultura y el resto de la economía, la demanda interna real y las importaciones se redujeron fuertemente. Esto, conjuntamente con la caída en los precios internacionales de las materias primas, redujo la inflación total al 2 por ciento y desaceleró el crecimiento del crédito al sector privado. Los bancos resistieron relativamente bien los efectos de la desaceleración, mientras que en el caso del sector de las cooperativas se presentaron algunos indicios de tensión.

En 2009, las autoridades modificaron las políticas para respaldar la demanda agregada. El gobierno central redujo el superávit primario, dando lugar a un impulso fiscal del 2 por ciento del PIB. El banco central se centró en proporcionar abundante liquidez al sistema bancario y efectuó compras de divisas, las cuales sólo fueron parcialmente esterilizadas. Esto ayudó a suavizar la volatilidad del tipo de cambio, el cual se depreció un 7 por ciento en términos efectivos reales en 2009. El superávit de la cuenta de capital se amplió al 5½ por ciento del PIB, especialmente debido a las repatriaciones de capitales que efectuaron principalmente residentes, en búsqueda de un refugio seguro para sus activos. Las reservas internacionales netas aumentaron a US$3.800 millones (25 por ciento del PIB y 340 por ciento de la deuda a corto plazo en base al vencimiento residual).

En 2010, se prevé que la orientación prudente de las políticas de demanda, así como la recuperación mundial y las condiciones climatológicas favorables, contribuirán a un crecimiento del PIB real del 6 por ciento. El repunte proyectado de la producción agrícola y la aceleración esperada en el crecimiento de los principales socios comerciales impulsarán las exportaciones y la demanda privada. Se prevé que estas tendencias, junto con el aumento de los precios internacionales de las materias primas, presionarán al alza la inflación y ampliarán moderadamente el déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos. De mantenerse las entradas netas de capital, las reservas internacionales netas ascenderían hasta los US$4.100 millones en 2010. Se prevé que el saldo global del gobierno central se mantendrá en equilibrio, mientras que el banco central tiene la intención de retirar el exceso de liquidez del sistema bancario, según vaya siendo necesario, con el objetivo de limitar la inflación a un nivel máximo del 5 por ciento.

Evaluación del Directorio Ejecutivo

Los directores ejecutivos felicitaron a las autoridades de Paraguay por preservar la estabilidad macroeconómica en 2009 a pesar de la grave sequía y la crisis financiera mundial. La aplicación de políticas macroeconómicas adecuadas en los últimos años permitió adoptar oportunamente una orientación anticíclica, lo que ayudó a mitigar la caída del PIB real. Se prevé un repunte del crecimiento en 2010, respaldado por la continua aplicación de políticas de demanda prudentes, y que la inflación se mantenga bajo control. No obstante, los directores señalaron que la economía sigue siendo vulnerable a las fluctuaciones de los precios de las materias primas, los shocks relacionados con las condiciones climatológicas y los riesgos financieros vinculados al alto nivel de dolarización y a las operaciones de las cooperativas de ahorro y crédito. Estos aspectos indican la necesidad de seguir avanzando en la aplicación del ambicioso programa de reformas institucionales y la diversificación de las exportaciones, con la asistencia técnica del FMI según sea necesario.

Los directores hicieron hincapié en la importancia de las reformas fiscales, orientadas a incrementar la recaudación impositiva, fortalecer la gestión fiscal y reducir los riesgos fiscales. Respaldaron el objetivo de las autoridades de mantener la deuda en niveles prudentes, lo que se vería facilitado por la adopción de un marco fiscal de mediano plazo. Esto requeriría contener el gasto corriente, así como seguir reforzando la administración tributaria y ampliando las bases impositivas, mediante la aplicación de medidas que conduzcan a un aumento de la contribución de las actividades agropecuarias a la recaudación impositiva. Estas medidas ayudarían a preservar un espacio fiscal suficiente para la inversión pública y el gasto social. Los directores instaron a las autoridades a que implementen el impuesto sobre la renta de las personas físicas lo antes posible. También alentaron a redoblar los esfuerzos para mejorar la eficiencia de las empresas públicas, a través, por ejemplo, de las asociaciones público-privadas, para aumentar la competitividad de aquellos sectores económicos en los que las empresas públicas están involucradas y que son esenciales para el crecimiento.

Para mantener la inflación bajo control, los directores alentaron a las autoridades a comenzar a retirar el exceso de liquidez del sistema bancario y aumentar la tasa de interés de política por encima de la tasa de inflación prevista. Respaldaron el objetivo de adoptar un régimen de metas de inflación a mediano plazo y expresaron su interés por la pronta implementación de la ley aprobada recientemente para la recapitalización del banco central, una medida esencial para reforzar la credibilidad y flexibilidad operativa de la autoridad monetaria. El desarrollo de mercados secundarios de títulos públicos también ayudaría a fortalecer la gestión de la liquidez por parte del banco central. Los directores manifestaron su satisfacción por el propósito de las autoridades de mantener la flexibilidad cambiaria del guaraní, el cual en estos momentos parece situarse en un nivel compatible con sus fundamentos económicos.

En el sector financiero, los directores manifestaron su satisfacción por los esfuerzos realizados para reforzar el marco regulatorio y de supervisión de las cooperativas. Recomendaron extender al sector cooperativo las normas prudenciales que en la actualidad se aplican a los bancos a fin de limitar las posibilidades de arbitraje regulatorio, y avanzar hacia el establecimiento de un marco de supervisión unificado para todas las instituciones financieras. Las medidas orientadas a mejorar el cumplimiento de los Principios Básicos de Basilea mediante modificaciones de las normas y regulaciones ayudarían a preservar la calidad de los préstamos bancarios, especialmente a medida que el crédito repunte. Los directores manifestaron su interés por la próxima actualización del Programa de Evaluación del Sector Financiero.



Paraguay: Indicadores económicos seleccionados
I. Indicadores demográficos y sociales

 

 

 

 

 

 

 

Est.

 

Proyecciones

 

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

 
Variación porcentual, salvo indicación en contrario)

Ingreso nacional y precios

PIB real

4,1

2,9

4,3

6,8

5,8

-3,8

6,0

4,0

PIB nominal

16,4

11,2

13,2

17,7

19,7

-1,7

11,1

8,3

Crecimiento del ingreso per cápita nominal

23,0

6,3

21,3

29,2

35,6

-15,6

15,6

3,1

Precios al consumidor (fin del período)

2,8

9,8

12,5

5,9

7,5

1,9

5,0

4,5

Sector monetario

Emisión monetaria

12,7

17,6

15,3

28,3

15,0

11,3

10,4

9,1

M2

24,6

16,1

15,3

38,6

21,0

27,5

19,4

14,5

M5 1/

12,6

8,4

16,6

30,3

24,4

23,1

18,8

14,1

Crédito al sector privado

15,0

15,1

16,2

46,2

49,3

24,1

17,6

17,1

Sector externo

 

 

 

 

 

 

 

 

Exportaciones (f.o.b.)

32,0

17,4

31,2

28,5

37,5

-25,6

36,1

8,4

Importaciones (c.i.f.)

27,0

22,9

31,7

22,5

45,4

-23,6

28,6

7,9

Términos de intercambio

0,3

-14,1

-2,5

11,8

6,6

-4,6

-7,1

-1,7

Tipo de cambio efectivo real 2/

3,6

-6,4

13,0

10,7

16,7

-6,9

(Porcentaje del PIB, salvo indicación en contrario)

Cuenta corriente

2,1

0,3

1,4

1,8

-2,2

-1,3

-1,7

-1,5

Saldo comercial

-3,6

-6,1

-6,7

-4,1

-6,9

-7,2

-5,3

-5,3

Exportaciones

41,2

44,7

47,4

46,2

46,0

39,8

45,9

47,3

Importaciones

44,7

50,9

54,1

50,3

52,9

47,0

51,2

52,6

 De las cuales: Importaciones de petróleo

6,3

6,8

7,6

5,9

7,7

5,8

6,7

6,9

Otros (exportación e importación de servicios, ingreso, transferencias corrientes)

5,6

6,4

8,1

5,9

4,7

5,9

3,7

3,8

De los cuales: Remesas

2,8

3,0

4,6

3,1

2,4

3,4

2,7

2,6

Cuenta de capital y cuenta financiera

0,6

4,6

2,1

6,2

2,8

5,5

3,3

2,2

Reservas internacionales netas (millones de dólares de EE.UU.)

1.168

1.298

1.703

2.462

2.864

3.861

4.133

4.257

(Saldo en meses de importaciones de bienes y servicios del próximo año)

3,4

2,9

3,1

3,1

4,7

4,9

5,1

4,9

(Saldo respecto a la deuda externa a corto plazo total)

1,7

2,0

2,6

4,3

2,9

Inversión interna bruta

19,2

19,8

19,6

18,0

18,1

15,5

17,1

18,6

Sector privado

14,5

14,8

14,7

13,4

14,3

10,1

12,1

13,4

Sector público

4,7

5,0

4,9

4,6

3,7

5,4

5,0

5,2

Ahorro nacional bruto

21,4

20,0

20,9

19,8

15,8

14,2

15,4

17,2

Sector privado

14,9

14,2

15,2

13,8

9,4

8,4

10,4

12,0

Sector público

6,5

5,8

5,7

6,1

6,4

5,8

5,0

5,1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ahorro externo (+) Desahorro (-)

2,1

0,3

1,3

1,8

-2,2

-1,3

-1,7

-1,5

Ingresos del gobierno central

18,4

18,2

18,3

17,6

17,3

19,2

19,1

19,0

De los cuales: Ingresos tributarios

11,9

11,8

12,0

11,4

11,8

12,7

12,9

13,0

Gastos del gobierno central

16,4

17,6

18,3

16,7

14,8

19,1

19,0

19,2

De los cuales: Sueldos y salarios

7,2

7,2

7,4

7,1

7,1

8,4

8,4

8,2

Transferencias

3,4

3,8

4,0

3,8

3,5

4,1

4,4

4,5

Gasto de capital

3,9

4,0

4,2

3,7

2,7

4,5

4,1

4,3

Saldo primario del gobierno central

2,7

1,9

1,5

1,8

3,1

0,7

0,5

0,4

Saldo global del gobierno central

2,0

0,6

0,1

0,9

2,5

0,1

0,0

-0,2

Deuda pública consolidada (porcentaje del PIB)

48,8

42,7

34,1

28,2

23,2

22,5

22,2

22,3

De la cual: Externa

40,9

34,3

25,3

19,9

16,8

15,0

14,0

12,7

Interna

4,2

3,4

2,4

1,9

2,2

2,6

3,1

3,6

LRM3 3/

3,7

5,0

6,4

6,4

4,2

4,9

5,1

6,0

Partidas informativas:

 

 

 

 

 

 

 

 

PIB (miles de millones de guaraníes)

41.522

46.169

52.270

61.512

73.622

72.347

80.361

87.037

PIB (millones de dólares de EE.UU.)

6.933

7.494

9.275

12.222

16.905

14.546

17.147

18.028

 

Fuentes: Banco Central de Paraguay; Ministerio de Hacienda, y estimaciones y proyecciones del personal técnico del FMI.
1/ Las partidas en moneda extranjera se valoran a un tipo de cambio constante.
2/ Variación anual promedio; una variación positiva indica una apreciación.
3/ Letras de Regulación Monetaria.



En virtud del Artículo IV de su Convenio Constitutivo, el FMI sostiene consultas bilaterales con los países miembros, generalmente cada año. Un equipo de funcionarios visita el país, recoge información económica y financiera y examina con las autoridades nacionales la evolución y las políticas económicas del país. A su regreso a la sede, los funcionarios preparan un informe que sirve como base para las deliberaciones en el Directorio Ejecutivo. Al finalizar estas deliberaciones, el Director Gerente, como Presidente del Directorio, resume las opiniones vertidas por los directores ejecutivos en una exposición sumaria que se transmite a las autoridades del país. Véase en http://www.imf.org/external/np/sec/misc/qualifiers.htm una explicación de las expresiones utilizadas en las exposiciones sumarias para reflejar el grado de consenso en el Directorio.


DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100