Credit: (foto: Jakub Krechowicz/Alamy)

Nuevos datos sobre la deuda mundial: Un análisis a fondo de las cifras de los países

Marialuz Moreno Badia, Paolo Dudine

17 de diciembre de 2019
[caption id="attachment_12468" align="alignleft" width="1024"] (foto: Jakub Krechowicz/Alamy)[/caption]

Por Marialuz Moreno Badia y Paolo Dudine

(English, Português)

La nueva actualización de la base de datos de la deuda mundial del FMI muestra que la deuda mundial total (pública más privada) se situó en USD 188 billones a finales de 2018, es decir, USD 3 billones más que en 2017. La relación deuda/PIB media a escala mundial (ponderada en función del PIB de cada país) aumentó levemente a 226% en 2018, o 1½ puntos porcentuales más que el año previo. Se trata del incremento anual más pequeño del coeficiente de deuda mundial desde 2004, pero un análisis más a fondo de los datos de cada país apunta a un aumento de las vulnerabilidades, que hace pensar que muchos países quizá no estén bien preparados para la próxima desaceleración.

En las economías avanzadas, el coeficiente medio de endeudamiento disminuyó, pero sin que se pueda distinguir un claro esfuerzo por reducir la deuda. En las economías de mercados emergentes y en los países en desarrollo de bajo ingreso, los coeficientes medios de endeudamiento aumentaron más. Cabe destacar que el coeficiente de endeudamiento total de China equivalió a 258% del PIB al final de 2018, es decir, igual que el de Estados Unidos y no muy alejado del promedio de las economías avanzadas, que es de 265%.

Sin mayores cambios en 2018

La reducción del coeficiente de endeudamiento mundial en 2017, a la que nos referimos en nuestro último blog , no marcó el inicio de una tendencia a la baja. En 2018, el coeficiente de endeudamiento mundial apenas superó el nivel de 2016.

Al observar las tendencias generales, se distinguen dos grupos:

Crecientes vulnerabilidades bajo la superficie

Un análisis más detallado de las cifras permite distinguir las siguientes dinámicas.

A diferencia de lo que ocurría antes de la crisis financiera mundial, los riesgos no están concentrados exclusivamente en el sector privado sino también en el público, debido en parte a las secuelas no resueltas de la mencionada crisis. Como se señaló en el informe Monitor Fiscal de octubre de 2016 , los niveles excesivos de deuda privada exacerban la vulnerabilidad a los shocks y podrían desembocar en un abrupto y costoso proceso de reducción de deuda. Pero la reducción de la deuda en el sector privado puede a su vez convertirse en una carga para un sector público que ya está sobreendeudado, en el caso de que una contracción del producto disminuya los ingresos o de que los incumplimientos de las empresas desencadenen pérdidas y frenen el crédito bancario. De ahí que sea importante reducir esas vulnerabilidades antes de que se produzca el próximo shock adverso.

Agradecemos a Juliana Gamboa Arbelaez, Virat Singh y Yuan Xiang por su invaluable asistencia en las labores de investigación.

Nota: En el texto y los gráficos, el coeficiente medio de endeudamiento de un grupo de países se calcula ponderando la relación deuda/PIB de cada país en función de la proporción del PIB de ese país en el PIB agregado del grupo. Para calcular el PIB agregado de un grupo, el PIB de cada país se expresa en dólares de EE.UU., al tipo de cambio medio del período.

Últimos blogs