"Retos y oportunidades para el sector financiero y para las cajas de ahorro" Discurso pronunciado por Rodrigo de Rato, Director Gerente del Fondo Monetario Internacional

en la reunión de la Confederación Española de Cajas de Ahorro, Palma de Mallorca, España, 2 de marzo de 2007

Texto preparado para la intervención


Excmo. Sr. Presidente de Baleares

Excmo. Sr. Presidente-Director General de la CECA

Sras. y Sres.

1. Es para mí un verdadero placer encontrarme con ustedes en esta hermosa isla. Quisiera agradecer al Presidente Matas por sus palabras y a la CECA por invitarme a esta reunión. El Fondo Monetario Internacional y las cajas de ahorro siempre han mantenido vínculos estrechos. Algunos de ustedes recordarán a Horst Köhler, mi predecesor como Director Gerente del FMI, quien previamente fue presidente de la asociación de cajas de ahorro de Alemania. Hoy, como sabemos, es Presidente de Alemania.

2. Hoy quisiera hablarles sobre algunas de las oportunidades y retos que está enfrentando actualmente el sector financiero, y sobre el papel que pueden desempeñar las cajas de ahorro en el desarrollo de este sector, incluso en los países en desarrollo, pero antes quisiera presentar un breve panorama de la economía mundial.

3. En estos momentos la economía mundial se encuentra en una sólida posición. Hemos sido testigos ya de varios años de fuerte crecimiento, y esperamos que el crecimiento mundial vuelva a aproximarse al 5% en 2007. Sería éste, entonces, el quinto año de crecimiento robusto y, de hecho, el quinquenio más dinámico para la economía mundial desde fines de los años sesenta. En Estados Unidos se ha desacelerado la velocidad de la expansión, en gran medida como reflejo de la contracción del mercado inmobiliario. Pero las perspectivas de crecimiento han mejorado en Japón, en tanto que China e India siguen siendo los motores del crecimiento y muchos otros países de mercados emergentes y en desarrollo siguen disfrutando del continuo y rápido crecimiento de los últimos años. En Europa, la expansión parece mantener un fuerte impulso, y están repuntando el consumo y el empleo. Hasta cierto punto, esto es reflejo de las mejoras introducidas en la competitividad estructural de los mercados europeos de productos y de mano de obra, aunque todavía hay más por hacer en esos dos ámbitos.

4. Las condiciones financieras han sido extraordinariamente benignas. Pese a que los bancos centrales de las principales economías han elevado los tipos de interés durante el año pasado, los tipos de los bonos a largo plazo siguen siendo históricamente bajos, y los mercados no parecen preocupados por un posible aumento de la inflación. Una de las razones es, sin duda, que los bancos centrales han hecho mucho por mejorar su credibilidad en la lucha contra la inflación. Los mercados de acciones de todo el mundo han estado batiendo nuevos récords, y las primas de riesgo de los títulos de deuda de las empresas y de los mercados emergentes han bajado a niveles sin precedentes.

5. Esto no quiere decir que todo esté marchando bien en el mundo. Los movimientos que han registrado los mercados financieros esta semana deberían hacer recordar a los inversores que deben centrar la atención en la calidad del crédito y cuidarse de los riesgos de volatilidad en los mercados de divisas. Los inversores no deben esperar que sean los gobiernos quienes los rescaten si se ven en problemas. Esto crearía grandes problemas de riesgo moral. También hay riesgos económicos. Todavía estamos esperando observar el pleno efecto de la desaceleración del mercado inmobiliario de Estados Unidos, aunque hasta ahora los efectos sobre la economía real parecen restringirse principalmente a la inversión en vivienda residencial, los efectos sobre los mercados financieros parecen limitarse a los segmentos más creativos del mercado de préstamos hipotecarios y las repercusiones en otros países han sido limitadas. Los precios del petróleo siguen siendo vulnerables a lo que sucede en el terreno político. En parte debido a la incertidumbre sobre los precios del petróleo y en parte debido a la etapa de maduración del ciclo económico, los bancos centrales tienen que mantenerse alerta a la inflación, y los mercados no deberán desestimar la posibilidad de que se necesiten nuevas alzas de los tipos de interés. El riesgo de que se produzca un ajuste desordenado de los desequilibrios económicos mundiales sigue existiendo: puede que el riesgo sea bajo, pero si se materializara, tendría un alto coste. Por último, a los ciudadanos debería preocuparles el aumento de las presiones proteccionistas en todo el mundo, lo que podría ser una amenaza para la prosperidad mundial en el largo plazo.

6. Aun así, el panorama es brillante, especialmente en el sector financiero, que se encuentra en medio de un espectacular período de cambio como parte de la globalización. En el decenio pasado hemos visto un aumento extraordinario de préstamos bancarios a nivel internacional. Gran parte de este incremento se ha debido a las instituciones financieras basadas en la Unión Europea. También hemos visto una integración mucho mayor de los países de mercados emergentes en la economía mundial y una creciente sofisticación de los mercados financieros y de la gestión de riesgos. Todo esto ofrece a los gobiernos de los países industriales y en desarrollo, así como a las instituciones financieras privadas, grandes oportunidades, y plantea nuevos desafíos.

7. Algunas de las oportunidades más atractivas se encuentran en Europa, donde la Unión Europea está emprendiendo un proceso pionero de integración financiera regional que abarca 27 países y 490 millones de personas. La integración financiera promete un crecimiento económico más alto y una mejor distribución de riesgos. El sector financiero es un factor importante para determinar cómo evoluciona el crecimiento de los países. En el período 1996-2003, el crecimiento de la productividad en toda la economía de la zona del euro fue más bajo que en Estados Unidos, lo que puede explicarse en gran parte —alrededor de la mitad— por el menor aumento de la productividad de los intermediarios financieros. En general, los países de la UE con mercados financieros especialmente dinámicos también registraron un crecimiento económico particularmente fuerte desde mediados los años noventa. Por eso resulta tan alentador que se estén dando cambios en el sector financiero. La integración financiera también está contribuyendo a un mayor volumen de flujos de capitales de los países más ricos a los nuevos Estados miembros. Los estudios realizados en el FMI indican que esta afluencia de capitales está vinculada a una significativa aceleración de la convergencia de renta.

8. Huelga decir que la integración financiera también entraña nuevos riesgos. Cuando los mercados financieros están integrados, los shocks se diseminan a través de las fronteras con mucha más rapidez que antes. Por otra parte, el proceso de integración en sí implica varios riesgos de transición, que afectan particularmente a algunos de los nuevos Estados miembros. La integración también puede introducir riesgos que aún son desconocidos, dado que las operaciones internacionales exacerban la complejidad de la organización de las instituciones financieras y la dificultad de hacer seguimiento de sus actividades.

9. Las autoridades económicas y normativas de la Unión Europea están respondiendo ante estos nuevos riesgos. Se ha avanzado mucho para ajustar la regulación y la supervisión a las borrosas líneas de demarcación que existen entre la banca, los seguros y los títulos-valores, pero todavía se necesita hacer más en lo que concierne a la prevención y control de crisis. Aún no existen normas de aplicación en toda la Unión Europea para tomar medidas correctivas en el caso de los bancos que confrontan problemas o una crisis potencial, y por lo tanto, los países no saben qué medidas podrían tomar los demás. Es importante que haya convergencia en esta área, porque tanto los países miembros como las instituciones financieras tienen que estar seguros, en la medida de lo posible, de que una posible crisis tendrá un coste limitado, gracias a la intervención oportuna basada en criterios claros. También es necesario que haya más convergencia y cooperación en la supervisión de los grandes grupos bancarios internacionales. Un primer paso esencial en este sentido sería el intercambio más frecuente y centralizado de información entre las autoridades nacionales de supervisión. Por último, sigue siendo incompleta la integración de la infraestructura de los mercados de acciones, como los sistemas de compensación y liquidación. Se necesita una combinación de iniciativas basadas en el mercado y de política pública para alentar el desarrollo de los mercados de capitales.

10. Quisiera hacer una breve referencia a otro ámbito en el que el sector financiero está atravesando rápidos cambios, en Europa y en otras regiones: el aumento extraordinario de las actividades de los llamados hedge funds. Ha crecido enormemente el volumen de los activos administrados por estos fondos —de US$25.000 millones en 1990 a más de US$1,3 billones (europeos) en la actualidad— y el número de hedge funds se ha multiplicado más de 10 veces en el mismo período. Aportan beneficios obvios: han añadido liquidez al mercado y han ayudado a transferir el riesgo a una variedad mucho mayor de inversores dispuestos a asumirlo. En ese sentido han contribuido a la estabilidad y también han ayudado a reducir la ineficiencia de los mercados.

11. No obstante, los hedge funds también plantean nuevos retos. La limitada información oportuna de la que se dispone sobre la inversión en estos fondos complica la fiscalización de sus actividades y exige que los inversores y sus contrapartes ejerzan una rigurosa disciplina de mercado y procuren una mayor transparencia. El año pasado, Tim Geithner, Presidente de la Reserva Federal de Nueva York, pronunció un discurso en Hong Kong en el que afirmaba que las autoridades de supervisión tenían que centrarse en imprimir más eficacia a la supervisión de las contrapartes reguladas de los hedge funds. Pero también señaló que a medida que cambia la estructura de los mercados, es posible que tengan que adaptar el marco de la supervisión para mantener la protección contra el riesgo sistémico. En el FMI también creemos que sería útil hacer seguimiento de lo que sucede en la industria mundial de los hedge funds desde una perspectiva internacional y multilateral.

12. En el FMI nos interesa mucho el desempeño de los sistemas financieros. Son tan estrechos los vínculos internacionales entre los sectores financieros que resulta cada vez más importante que todos ellos funcionen bien. Junto con el Banco Mundial trabajamos directamente con nuestros países miembros para preservar la estabilidad de los sistemas financieros y fomentar su desarrollo. Por ejemplo, el Programa de Evaluación del Sector Financiero (que se conoce por sus siglas en inglés, FSAP) fue concebido con el objeto de realizar un análisis imparcial de las fortalezas y vulnerabilidades de los sistemas financieros de nuestros países miembros. La evaluación del sistema financiero español realizada recientemente por el FMI es un caso digno de mención. Según dicha evaluación, el sector financiero de España es muy dinámico y competitivo, y opera bajo una firme supervisión prudencial. En el informe de evaluación también se formulan recomendaciones orientadas a fortalecer aún más el sector financiero y se hace hincapié en la necesidad de prestar atención al rápido crecimiento del crédito y a la evolución del mercado de hipotecas.

13. Quisiera referirme ahora al tema más general de la función de las cajas de ahorro. Aunque hay grandes diferencias entre las cajas de ahorro de los distintos países, estas instituciones son una parte importante de los sistemas financieros en todo el mundo.

14. Las cajas de ahorro pueden desempeñar una función central al facilitar el acceso a los servicios financieros. Como ustedes saben, las cajas de ahorro están firmemente enraizadas en las comunidades y regiones en las que operan y generalmente se orientan a las actividades minoristas y regionales. En sus instrumentos constitutivos, suelen asumir el compromiso categórico de ofrecer un acceso universal a los servicios financieros. Todo esto reviste particular importancia en los países en desarrollo. En estos países y en los países en transición, el 75% de los US$1.400 millones, aproximadamente, depositados en cuentas bancarias de pequeños ahorradores son administrados por cajas de ahorro.

15. En muchos países, las cajas de ahorro también pueden desempeñar un papel importante para fomentar la competencia en el sector financiero. En la mayoría de los países, una de las consecuencias de la liberalización financiera y la reforma de la regulación es un aumento proporcional de la competencia y la innovación financieras. Las cajas de ahorro deben ser parte de este proceso ya que se esfuerzan por aprovechar las sinergias, lograr mejoras operativas y desarrollar operaciones conjuntas y fusiones regionales e interregionales.

16. Otro ámbito en que las cajas de ahorro pueden tener una participación activa es en la facilitación del flujo internacional de remesas. Para muchos países en desarrollo, las remesas de fondos representan una parte significativa de los flujos internacionales de capital y una importante fuente de divisas. En algunos casos, estas remesas son mayores que los ingresos de exportación, la inversión extranjera directa y la ayuda del exterior. En un informe reciente del Banco Mundial se señala que, en 2005, las remesas registradas superaron los US$230.000 millones. Esta cifra representa un aumento del 40% con respecto a los niveles de 2002.

17. En los países industriales, las remesas se han convertido en un importante punto de acceso de los emigrantes a los servicios financieros. Por esta vía, las remesas pueden ser una forma de ampliar el acceso a otros servicios financieros, tanto en los países de origen como en los países de destino de los fondos. Aquí en España, las cajas de ahorro constituyen un buen ejemplo de lo que se puede lograr. Según tengo entendido, la Confederación Española de Cajas de Ahorro ha negociado 16 acuerdos bilaterales con cajas de ahorro de 12 países para que los giros se realicen a alrededor de la mitad de los costes normales que se cobran en los canales tradicionales. Estos acuerdos ya benefician a las tres cuartas partes de los extranjeros que viven en España.

18. Las cajas de ahorro, sobre todo en países en desarrollo, también pueden tener una función importante en las microfinanzas. Estas instituciones ya ofrecen vastas redes de distribución y facilidad de acceso a productos y servicios adaptados a las necesidades de las familias de bajos ingresos, y asumen el compromiso social de ofrecer servicios financieros a quienes los necesitan. Muchas cajas de ahorro también hacen suya la cultura de las instituciones de microcrédito al distribuir los beneficios entre la comunidad local. De hecho, los estrechos vínculos con la sociedad constituyen una parte de la identidad de las cajas de ahorro que es muy valorada en muchas sociedades.

19. Quisiera referirme también a otro aspecto de especial significación para las cajas de ahorro: la importancia de contar con una estructura de gobierno apropiada que promueva prácticas sanas de gestión de riesgos a la vez que brinde una correcta orientación de mercado. Es decir, una estructura de gobierno apropiada, que incorpore los incentivos necesarios para asegurar el funcionamiento eficiente de las cajas de ahorro. El enfoque minorista y regional de las cajas de ahorro no ha de ser un obstáculo para adoptar las prácticas más modernas de gobierno societario. De la misma manera, desde la perspectiva regulatoria, el marco de supervisión y regulación prudencial debe crear incentivos que promuevan estructuras de gobierno sanas. La superposición de competencias de diferentes organismos en el ámbito de la supervisión a menudo crea zonas grises en la regulación, por lo cual se requieren mejores mecanismos de seguimiento y fiscalización.

20. Nuestra experiencia en varios países, incluido España, demuestra que el funcionamiento eficiente de las cajas de ahorro exige que operen de la misma manera con independencia de la diversidad de formas que adopte la propiedad de estas instituciones, y que las cajas de ahorro compitan en un pie de igualdad con las demás instituciones financieras, incluidos los bancos comerciales. La estructura de gobierno debe ofrecer los incentivos adecuados para que las decisiones de gestión de las carteras y de los riesgos se tomen de manera independiente. Es preciso prestar especial atención a la estructura de gobierno para evitar toda posibilidad de interferencia política en las decisiones relativas a su gestión comercial. Por ejemplo, las políticas que tienen por objeto orientar el crédito hacia industrias específicas a menudo terminan por beneficiar solo a determinados grupos de intereses. Las cajas de ahorro tienen el compromiso de ofrecer un amplio acceso a sus servicios. Pero, con sujeción a este compromiso, deben adoptar sus decisiones operativas basándose en criterios comerciales.

21. Antes de concluir, quisiera referirme a otro aspecto en el que el papel de las cajas de ahorro resulta de especial relevancia en el actual contexto de los mercados financieros: la educación de los consumidores. Estamos asistiendo a importantes cambios estructurales en lo que a la transferencia del riesgo se refiere; hoy, el riesgo de crédito se transfiere de los prestamistas a los mercados de valores y, a través de estos, a los inversores (que se convierten así, en los últimos tenedores del riesgo). Esta evolución, que resulta, en general, favorable para la estabilidad financiera, requiere una mayor "educación financiera" por parte de los consumidores. Los gobiernos y las autoridades reguladoras deben asumir una parte de la responsabilidad de crear esta conciencia y educación. También las entidades financieras tienen un papel importante que realizar. Educar al cliente que lo necesita en temas financieros, conocer sus necesidades, verificar que las recomendaciones tanto de activos como de pasivos se adaptan a sus características, a su capacidad de pago y a sus posibilidades de asumir riesgos, son importantes contribuciones que el sector financiero puede realizar. Por su parte, las cajas de ahorro, tienen una posición privilegiada a la hora de contribuir a esta educación de los consumidores dado su acceso a una amplia base de pequeños ahorradores.

22. Por último, quisiera destacar la valiosa función de las asociaciones y federaciones de las cajas de ahorro. Muchas asociaciones se han convertido en centros de difusión de conocimientos y tecnologías entre todos sus miembros. En algunos países, también han contribuido a potenciar el acceso a los mercados internacionales de capital. Y, por supuesto, la cooperación entre las cajas de ahorro puede complementar los esfuerzos de las autoridades nacionales por desarrollar las capacidades, compartir recursos y difundir las prácticas óptimas.

23. Como dije antes, este es un momento de grandes oportunidades en el sector financiero y en la economía mundial. Si los gobiernos y el sector privado logran aprovechar las oportunidades que tienen ante sí, superar los retos y controlar los riesgos, las perspectivas de que continúe la prosperidad a escala mundial son excelentes. Estoy seguro de que las cajas de ahorro harán todo lo posible para contribuir a este proceso. Nuevamente, ha sido un honor que me hayan invitado a dar esta charla.

24. Muchas gracias.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100