"Políticas Macroeconómicas y Equidad Social"

Discurso pronunciado por Rodrigo de Rato, Director Gerente del Fondo Monetario Internacional, en la cena de bienvenida de la conferencia organizada por la CEPAL y el FMI
Lima, Perú, 19 de septiembre de 2007

Texto preparado para la intervención


1. Antes que nada, deseo agradecer al Ministro Carranza por sus palabras tan generosas, y al Presidente García, al Ministro Carranza y al gobierno y al pueblo de Perú por la calidez con que han acogido a los asistentes a esta conferencia. Gracias también a todos los presentes por acompañarnos en esta velada y por participar en la conferencia de mañana sobre "Políticas Macroeconómicas y Equidad Social". Los temas que abordaremos son sumamente importantes, y les agradezco por dedicarles tiempo y atención. Mi agradecimiento también al personal del FMI y de la CEPAL por organizar este encuentro, y especialmente a José Luis Machinea por sus interesantísimas observaciones. Es la segunda vez que ambas organizaciones plantean una conferencia conjunta sobre temas regionales.

2. Primero quisiera expresar personalmente, como ya lo hice por carta, mis condolencias y las de el FMI a las familias peruanas que perdieron parientes y amigos, casas y bienes materiales en el catastrófico seísmo del 15 de agosto. Tanto este terremoto como los huracanes que destrozaron vidas y bienes en el Caribe, Nicaragua, Honduras y Mejíco este verano son un recordatorio trágico de las terribles sorpresas que nos depara la naturaleza. Aquí en Perú, el Presidente García y su gobierno han tomado medidas para brindar asistencia a los sobrevivientes y poner en marcha el proceso de recuperación y reconstrucción. Pueden contar con el apoyo decidido del FMI en un momento en el que, por muchas razones, el Perú mira a un futuro mejor.

3. La economía mundial vive hoy momentos de gran incertidumbre. Desde principios de agosto se han producido fuertes fluctuaciones en los costes en algunos mercados de crédito, e incluso prácticamente la paralización en otros. Sabemos que esta nueva etapa que están atravesando los mercados de crédito se produce por una pérdida de confianza entre los operadores que aún no ha agotado su curso, Pero aun si la estabilidad retornara pronto a los mercados, el proceso de ajuste y los efectos de la crisis probablemente se hagan sentir durante algún tiempo tanto en los mercados de crédito como en la economía real. Esta noche quisiera hablar sobre cómo prevemos que esta situación afectará a la economía mundial, y también sobre las posibles repercusiones en los países de América Latina.

4. Sabemos que la turbulencia en los mercados de crédito tendrá efectos sobre el crecimiento mundial, sobre todo en 2008, cuando los indicadores reflejen de lleno sus consecuencias. El impacto probablemente será más marcado en Estados Unidos, pero algunos de sus efectos también se sentirán en otros países. Parte se deberá a la menor disponibilidad y el mayor coste del crédito para la vivienda en Estados Unidos, y a la forma en que este fenómeno probablemente agravará la desaceleración que ya está sufriendo el mercado inmobiliario de Estados Unidos. Y, por tanto, sus efectos sobre el consumo privado. Ahora también parece probable que las dificultades en los mercados de crédito puedan propagarse más allá del mercado inmobiliario, lo cual podría tener una incidencia más amplia en el consumo y la inversión. También sabemos que otras economías avanzadas se verán afectadas en parte porque sus propias instituciones financieras y mercados financieros están expuestos a los problemas del mercado de hipotecas subprime en Estados Unidos, y en parte porque el descenso de la demanda en Estados Unidos mermará la demanda de sus exportaciones.

5. Las autoridades monetarias han reaccionado con prontitud facilitando mayor liquidez para que pueda recuperarse el funcionamiento normal de los mercados de crédito, sobre todo en los países industriales. Creo que todos coincidimos en que estas medidas han sido muy acertadas. Al mismo tiempo, empezamos a ver que también las políticas monetarias de algunos países industriales están cambiando o están siendo reevaluadas, según los distintos bancos centrales consideran los efectos de la crisis de los mercados de créditos sobre el crecimiento. En este sentido, la acción tomada ayer por la Reserva Federal de los Estados Unidos trata de prevenir los efectos adversos que una contracción en las condiciones de crédito pudiera tener sobre la macroeconomía.

6. Pese a esta situación, aún prevemos que la economía mundial seguirá creciendo a un ritmo relativamente vigoroso. Los fundamentos económicos, tanto en las grandes economías industriales como en la mayoría de las economías de mercados emergentes, siguen siendo sólidos. Además, las economías industriales más importantes ya han dejado de ser la única fuente de crecimiento de la economía mundial. Seguimos previendo que las tasas de crecimiento de China e India superarán o rondarán las dos cifras. Estos factores alimentarán la demanda mundial.

7. Por ahora pensamos el impacto en América Latina será relativamente moderado, y que las tasas de crecimiento de la mayoría de los países de la región serán similares a las de años recientes. En todo caso, las cifras de crecimiento de 2007 no variarán mucho: los efectos solo deberían sentirse en el cuarto trimestre del año. En lo que se refire a 2008 la crisis podría afectar a las tasas de crecimiento para algunos países de la región hasta en un 0,5%, aunque aún es pronto para evaluar los efectos concretos sobre la economía real.

8. Permítanme explicar por qué. En el pasado, las desaceleraciones económicas y las perturbaciones financieras en la economía mundial han afectado a la región debido a la reducción de la demanda de importaciones, sobre todo en Estados Unidos, y al aumento de los diferenciales de la deuda de los mercados emergentes. En esta ocasión también creemos que se notarán en cierta medida estos efectos. Pero hay razón para pensar que las repercusiones en la región serán menores que en otras ocasiones. ¿Por qué? En la mayoría de los mercados emergentes de América Latina, los fundamentos económicos son ahora más fuertes que durante las anteriores conmociones de los mercados financieros. Los regímenes cambiarios más flexibles y la capacidad para emitir deuda en moneda local han reducido dos fuentes de vulnerabilidad a niveles mínimos en comparación con los observados durante los episodios previos de tensión en los mercados financieros. Además, muchos países ahora gozan de situaciones presupuestarias más sólidas. Las exportaciones de América Latina también se han diversificado: el porcentaje de las exportaciones de la región que tienen como destino Estados Unidos ha disminuido unos 10 puntos porcentuales desde 2000. Todos estos motivos hacen pensar que esta vez la turbulencia financiera probablemente tendrá un efecto menos grave en América Latina que otras crisis pasadas.

9. Sin embargo, las cosas han cambiado desde agosto. Es probable que se avecinen tiempos difíciles para los ministros de Hacienda, los bancos centrales y los reguladores. Es posible que algunos países estén en condiciones de aplicar políticas anticíclicas, si llegaran a ser necesarias. Pero los ministros de Hacienda tendrán que vigilar con atención los coeficientes de deuda, y evitar aumentos bruscos del gasto público. Los bancos centrales y los reguladores de los mercados financieros tendrán que cerciorarse de tener a mano información fiable sobre el perfil de riesgo de las principales instituciones financieras de cada país.

10. La actual crisis no debe llevar a las autoridades aquí y en el resto del mundo a rechazar el desarrollo financiero, la globalización y los instrumentos de dispersión del riesgo son, que son favorables para el desarrollo de las economías emergentes, pero sí debería ayudarlos a tomar decisiones más acertadas sobre cómo desarrollar y regular estos mercados ahora que su primer test se ha producido. El FMI va a incrementar su labor de control de los riesgos a escala mundial y regional mediante la vigilancia multilateral y la asistencia técnica a los países miembros. Por otro lado, el FMI, juntos con otras instituciones multilaterales, como el Banco de Pagos de Basilea (BIS) y el Foro de Estabilidad Financiera (FSF), empezará a discutir durante las próximas reuniones anuales en Washington las lecciones y consecuencias que debemos extraer para el futuro. Además, el FMI tiene como prioritario en su agenda la discusión de un nuevo instrumento financiero orientado a prevenir los efectos de las crisis en un mundo globalizado. El fin es reducir la probabilidad de que se produzcan crisis de la cuenta de capital mediante el apoyo de políticas sólidas y el suministro automático de un acceso sustancial de recursos antes de que ocurra la crisis. Los acontecimientos recientes, entre otras cosas, nos enseñan que los mercados financieros pueden, no sólo cambiar sus precios, sino también los niveles de liquidez de manera casi inmediata.

11. Me he referido esta noche a los efectos de la reciente turbulencia en los mercados financieros. Mañana abordaremos otro tema de suma importancia: cómo la política económica puede fomentar la equidad en las sociedades. La mayor incertidumbre que reina en el mundo no debería hacernos perder de vista la importancia de la equidad, de la igualdad, o de la necesidad de reducir la pobreza. De hecho, una preocupación que debemos tener es que los más pobres suelen ser los más afectados por la agitación financiera y económica, así como suelen ser los que más sufren las consecuencias de los huracanes y los terremotos. Proteger a los más desprotegidos es una tarea que incumbe tanto a los gobiernos nacionales como a las instituciones multilaterales. La inminencia de estas cuestiones debería obligarnos a considerarlas con urgencia el día de mañana.

12. Para concluir, permítanme extender una bienvenida especial al orador principal de esta noche, el Presidente Alan García. Perú es una de las economías de más rápido crecimiento y mayor aumento de la estabilidad en América Latina, y el gobierno del Presidente García está aplicando medidas que apoyarán ese crecimiento. El gobierno está reformando el sistema tributario, reduciendo la deuda y fomentando el profundizando el sector financiero y los mercados de capital del país. Asimismo, el Presidente García y su gobierno están afrontando el problema de la pobreza con seriedad y tomando medidas para combatirla. Me parece que podemos aprender mucho de su experiencia y de sus ideas. Es un honor cederle la palabra.

13. Muchas gracias.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100