Comunicado de Grupo Intergubernamental de los Veinticuatro para Asuntos Monetarios Internacionales y Desarrollo

18 de abril de 2013

1. Los ministros del Grupo Intergubernamental de los Veinticuatro para Asuntos Monetarios Internacionales y Desarrollo celebraron su 89ª reunión en Washington el 18 de abril de 2013. Presidió la reunión el Sr. Luis Videgaray Caso, Secretario de Hacienda y Crédito Público de México, y actuaron como primer vicepresidente el Dr. Ashraf El-Araby, Ministro de Planificación y Cooperación Internacional de Egipto, y como segundo vicepresidente el Sr. Alain Bifani, Director General del Ministerio de Hacienda de Líbano.

Crecimiento y productividad después de la crisis

2. Si bien las medidas de política en las economías avanzadas y en los países de mercados emergentes y en desarrollo han reducido los riesgos a corto plazo, continúan preocupándonos la fragilidad y el ritmo de la recuperación mundial en vista de las prolongadas dificultades e incertidumbres en muchas economías avanzadas, incluidas la zona del euro y Estados Unidos. Se precisan más medidas para reducir la incertidumbre, restablecer la confianza y afianzar el crecimiento. Solicitamos que las economías avanzadas tengan en cuenta los efectos de contagio negativos en los países de mercados emergentes y en desarrollo derivados de la aplicación prolongada de políticas monetarias no convencionales, incluidos los efectos en la inflación y en la volatilidad de los flujos de capitales y los precios de las materias primas. Instamos al FMI y al Grupo del Banco Mundial a que procuren de manera más activa alcanzar una mayor coherencia en la formulación de la política económica mundial.

3. El crecimiento en los países de mercados emergentes y en desarrollo continúa siendo sólido pese al débil desempeño en las economías avanzadas. Sigue siendo esencial aplicar políticas macroeconómicas y reformas estructurales adecuadas a fin de promover un crecimiento impulsado por la productividad, recomponiendo los márgenes de maniobra para la aplicación de políticas; salvaguardar la estabilidad financiera; y gestionar los flujos de capitales volátiles, incluso con medidas precautorias. Convenimos en iniciar nuevas labores y promover el diálogo en torno a las enseñanzas extraídas de nuestras respectivas experiencias sobre cómo estimular la productividad y la creación de empleo con el fin de sentar las bases para un crecimiento sostenible e inclusivo.

Reforma del FMI

4. Reiteramos la importancia de cumplir con los compromisos asumidos como parte de la reforma de 2010 sobre el régimen de cuotas y la estructura de gobierno con el fin de dar credibilidad a los esfuerzos en marcha para mejorar la legitimidad y la eficacia del FMI. Lamentamos que no se haya cumplido el plazo de octubre de 2012 para la entrada en vigor de la reforma de 2010 sobre las cuotas y la estructura de gobierno y que no se haya alcanzado un acuerdo sobre una nueva fórmula de cálculo de las cuotas antes del plazo de enero de 2013. Insistimos en la importancia de no postergar el debate, de tal manera que se acuerde una fórmula de cálculo de las cuotas integralmente reformada, a tiempo para que sirva de base para la Decimoquinta Revisión General de Cuotas, que deberá completarse a más tardar en enero de 2014. Reiteramos nuestra opinión de que cualquier realineación de cuotas para reflejar el creciente peso de los países de mercados emergentes y en desarrollo dinámicos en la economía mundial no debería lograrse a expensas de otros mercados emergentes y en desarrollo.

5. Creemos firmemente que el objetivo fundamental de la reforma del régimen de cuotas tiene que ser reforzar la voz y la representación de los países de mercados emergentes y en desarrollo, incluidos los países pobres y pequeños de ingreso mediano y bajo, así como reflejar mejor las variaciones de los pesos relativos de los países en la economía mundial. La fórmula actual sigue presentando deficiencias graves y no cumple estos objetivos. Por lo tanto, se necesitan varias medidas para subsanar las deficiencias actuales. El peso económico relativo de los países ha variado considerablemente. El PIB medido en función de la PPA es el indicador más sólido del peso económico comparativo y debería desempeñar un papel más amplio en la fórmula, reduciendo a la vez el sesgo con respecto al tamaño, incluso mediante una mayor compresión. Reconocemos que para que el indicador de variabilidad siga siendo parte de la fórmula es indispensable corregir sus deficiencias a fin de que refleje adecuadamente la necesidad de recursos del FMI, y solicitamos que cualquier compensación con respecto a la variabilidad tenga en cuenta el objetivo principal de reforzar las cuotas relativas de los países vulnerables, incluidos los países pobres. Solicitamos asimismo que, para que el indicador de apertura siga siendo parte de la fórmula, se solucionen sus graves deficiencias conceptuales y de medición. Coincidimos en que las reservas deben mantenerse en la fórmula con su actual ponderación. Reiteramos además que la ampliación de las cuotas relativas de los países pobres debe realizarse directamente a través de la fórmula de cálculos de las cuotas.

6. Lamentamos que la reciente realineación del Directorio no tuvo el alcance suficiente para acercarse a la meta de reforzar la voz y la representación de los países de mercados emergentes y en desarrollo. Solicitamos a los países europeos avanzados que cumplan con su compromiso relacionado a la consolidación de las representaciones. Reiteramos la solicitud que venimos realizando desde hace mucho tiempo de que se asigne un tercer representante a África subsahariana, siempre que no sea a expensas de otros países de mercados emergentes o en desarrollo. El diálogo para lograr este objetivo debe continuar y deben analizarse todas las opciones disponibles.

7. Nos complace la decisión del Directorio del FMI de facilitar el uso del remanente de las utilidades extraordinarias resultantes de las ventas de oro para reforzar los recursos del Fondo Fiduciario para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (FFCLP), y pedimos a todos los países que no han presentado sus compromisos relativos a la distribución del oro que lo hagan. Sin embargo, expresamos nuestras profundas reservas en el sentido de que las normas y los límites de acceso a los servicios concesionarios del FMI se reduzcan a la mitad cuando entre en vigor la Decimocuarta Revisión General de Cuotas. Solicitamos al FMI que se cerciore de que ningún país habilitado para participar en el FFCLP se vea perjudicado si realiza un esfuerzo concertado para captar recursos adicionales; por ejemplo, obteniendo contribuciones bilaterales y siguiendo sin reembolsar los gastos administrativos del FFCLP a la Cuenta de Recursos Generales (CRG). Los donantes deben tomar las medidas necesarias para cumplir con los compromisos financieros de reducción de la pobreza y crecimiento en los países de bajo ingreso, que siguen siendo cruciales para su desarrollo. Celebramos la propuesta de flexibilizar más la política del FMI sobre los límites de endeudamiento basados en las circunstancias de cada país y de acordar que la meta fundamental consista en preservar la sostenibilidad de la deuda, utilizando, por ejemplo, incentivos para lograr una concesionalidad adecuada del financiamiento.

8. Reconocemos el interés renovado del FMI en los Estados pequeños y vulnerables y solicitamos que concluyan sin demora las consultas con las autoridades de esos países y otros socios para el desarrollo a fin de generar información para las nuevas directrices revisadas sobre la interacción del FMI con algunos de los países miembros más pequeños.

El programa de desarrollo y la función del Banco Mundial

9. Conforme se aproxima el plazo para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, destacamos la importancia crítica de acelerar los esfuerzos para alcanzar estas metas acordadas a escala internacional, especialmente en el caso de los países que están rezagados. Celebramos el trabajo emprendido y coordinado por las Naciones Unidas con el fin de formular un marco para el programa de desarrollo posterior a 2015, y alentamos al Grupo del Banco Mundial a seguir respaldando los esfuerzos dirigidos por las Naciones Unidas. Solicitamos un conjunto de metas de gran alcance, con un plan claro y un compromiso sólido para movilizar los recursos necesarios, así como para afianzar las relaciones con los socios y propiciar las condiciones para el desarrollo, incluidos el fortalecimiento del sistema financiero, el reconocimiento de las necesidades especiales de los países y el mejoramiento del suministro de ayuda.

10. Solicitamos al Grupo del Banco Mundial que contribuya al programa de desarrollo posterior a 2015 basándose en su mandato y sus ventajas comparativas. Celebramos la visión y la meta de avanzar con más celeridad hacia el objetivo de poner fin a la pobreza extrema y lograr una prosperidad compartida, como lo ha propuesto el Presidente Kim, y coincidimos en la necesidad de centrar la atención en el logro de un crecimiento inclusivo y equitativo con el fin de sentar las bases para reducir la pobreza y crear empleo de manera duradera. Aplaudimos la importancia atribuida a la sostenibilidad, que debe comprender sostenibilidad social, económica y medioambiental. Coincidimos en que el cambio climático y las catástrofes naturales implican enormes amenazas para las perspectivas de desarrollo, pero la función que el Banco Mundial cumple para ayudar a los países a mitigar los desafíos y adaptarse a ellos debe basarse en su cometido central de reducir la pobreza. Reconocemos los esfuerzos del Banco Mundial para fortalecer el sector privado y solicitamos el mejoramiento y afianzamiento de las alianzas con todos los socios y todas las partes interesadas.

11. Tomamos nota de los componentes presentados como parte de la estrategia unificada propuesta para el Grupo del Banco Mundial, y esperamos con interés la presentación de más detalles. Reiteramos nuestra solicitud de que el Banco Mundial mejore la flexibilidad y la capacidad de respuesta de sus políticas e instrumentos. Reconocemos el trabajo del Banco Mundial para abordar los desafíos y las necesidades singulares de los países en transición, y pedimos que para ayudar a los países árabes en transición y a otros Estados frágiles y afectados por conflictos se realicen esfuerzos especiales para brindar mayor apoyo financiero y apoyo a las políticas y prestar la debida atención a las realidades sociales y políticas.

Financiamiento para el desarrollo

12. Destacamos la importancia fundamental del financiamiento adecuado y sostenible para el logro de las aspiraciones mundiales de desarrollo. Solicitamos una reposición oportuna y adecuada de los recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) basada en las ingentes necesidades de los más pobres y vulnerables, así como de los recursos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), en vista de la necesidad imperativa de proteger el medio ambiente para las generaciones futuras. Nos preocupa la sostenibilidad del financiamiento del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), y reiteramos nuestra solicitud de que se hallen soluciones nuevas e innovadoras para reforzar la capacidad financiera del Banco Mundial y la Corporación Financiera Internacional (CFI).

13. Observamos la particular importancia y trascendencia que reviste la movilización de recursos e inversión en infraestructura para hacer realidad los objetivos cruciales de nuestros países en materia de desarrollo económico, inclusión y desarrollo humano. La escala de las necesidades de financiamiento para infraestructura y las deficiencias de la actual arquitectura de financiamiento para el desarrollo exigen el fortalecimiento y la reorientación de todos los pilares del financiamiento a largo plazo. Las instituciones financieras internacionales, incluido el Grupo del Banco Mundial, han de desempeñar una función clave en este sentido, pero dada las magnitud de las necesidades y la brecha de financiamiento, será también importante encontrar mecanismos alternativos y complementarios. En tal sentido, celebramos el acuerdo entre los países BRICS para el establecer un Nuevo Banco de Desarrollo y aguardamos con interés que se amplíen los detalles sobre la interacción de dicho banco con otros países de mercados emergentes y en desarrollo y con las instituciones financieras internacionales pertinentes.

Otros asuntos

14. Reiteramos que la diversidad del personal en todos los niveles de las instituciones financieras internacionales es importante para reforzar la legitimidad y la eficacia de dichas instituciones, y solicitamos que se redoblen los esfuerzos para ampliar las iniciativas de diversidad con el fin de incrementar la proporción de empleados provenientes de regiones subrrepresentadas.

15. La próxima reunión de los ministros del G-24 está prevista para el 10 de octubre de 2013 en Washington.
LISTA DE PARTICIPANTES1

Los ministros del Grupo Intergubernamental de los Veinticuatro para Asuntos Monetarios Internacionales y Desarrollo celebraron su 89ª reunión en Washington el 18 de abril de 2013. Presidió la reunión el Sr. Luis Videgaray Caso, Secretario de Hacienda y Crédito Público de México, y actuaron como primer vicepresidente el Dr. Ashraf El-Araby, Ministro de Planificación y Cooperación Internacional de Egipto, y como segundo vicepresidente el Sr. Alain Bifani, Director General del Ministerio de Hacienda de Líbano.

La reunión de los ministros fue precedida por la 101ª reunión de los suplentes del Grupo de los Veinticuatro, celebrada el 17 de abril de 2013. Esta última fue presidida por los Sres. Alfonso Guerra, Director de Asuntos Internacionales del Banco de México y Bosco Marti, Jefe de Asuntos Internacionales en el Ministerio de Hacienda y Crédito Público de México.

Grupo Africano: Omar Bougara, Argelia; Nialé Kara, Côte d’Ivoire; Elmorsy Hegazy, Egipto; Atnafu Teklewold, Etiopía; Luc Oyoubi, Gabón; Kofi Wampah, Ghana; Ngozi Okonjo-Iweala, Nigeria; Jean Claude Masangu, República Democrática del Congo; Pravin Gordhan, Sudáfrica.

Grupo Asiático: Cesar Purisima, Filipinas; P. Chidambaram, India; Nada Mufarrij, Líbano; Yaseen Anwar, Pakistán; Mahmoud Bahmani, República Islámica del Irán; Maya Choueiri, Siria; Sarath Amunugama, Sri Lanka.

Grupo Latinoamericano: Hernán Lorenzino, Argentina; Rogerío Studart, Brasil; Luis Fernando Mejía, Colombia; Johnny Gramajo, Guatemala; Manuel Ramos Francia, México; Bosco Marti, México; Julio Velarde, Perú; Larry Howai, Trinidad y Tabago; José Rojas-Ramirez, Venezuela.

Observadores: Yousef Al Bassam, Arabia Saudita; Abdul Aziz Al Hinai, BIsD; Guanjyao Zhu, China; Inés Bústillo, CEPAL; Ramón Espinel, Ecuador; Sultán Alsuwaidi, Emiratos Árabes Unidos; Jassim Almannai, Fondo Monetario Árabe; Winston Thompson, G-77; Mohammed Daïri, Marruecos; Suleiman Al-Herbish, OFID; Stephen Pursey, OIT; Manuel Montes, South Centre; Yuefen Li, UNCTAD; Shamshad Akhtar, UNDESA.

Invitados especiales: Christine Lagarde, Directora Gerente, Fondo Monetario Internacional
Jim Yong Kim, Presidente, Banco Mundial

Secretaría del G-24: Amar Bhattacharya, Analisa Bala, Susanne Quadros, Rachael Holt, Ndzouli Mendouga

Secretaría del FMI para el G-24: Rosalind Mowatt, Iulia Teodoru, Dalila Bendourou


1 Personas que participaron en las deliberaciones.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100