El Director Gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, describe el plan de acción del G-20 como un paso significativo hacia el estrechamiento de la cooperación internacional

Comunicado de Prensa No. 08/286 (S)
15 de noviembre de 2008

Dominique Strauss-Kahn, Director Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), elogió hoy los resultados de la Cumbre del G-20 sobre los Mercados Financieros y la Economía Mundial, y se refirió al plan de acción acordado como un paso significativo de la comunidad internacional hacia una cooperación más estrecha encaminada a resolver la crisis financiera mundial y respaldar la capacidad del FMI para contribuir a ese empeño.

"La Cumbre de hoy fue significativa gracias a los asistentes. Se está gestando un nuevo orden económico mundial, más dinámico y más participativo que ninguno que hayamos conocido", declaró Strauss-Kahn. "El encuentro es significativo también por lo que quedó acordado. Los resultados más importantes de la reunión de este fin de semana son el acuerdo sobre un plan de acción y el compromiso asumido por todos los participantes de ponerlo en práctica de manera enérgica y exhaustiva. El FMI apoyará vigorosamente ese cometido, tal como lo solicitó el G-20."

"Es motivo de gran satisfacción que los dirigentes del G-20 hayan respaldado firmemente la importante función del FMI en la gestión de las crisis y la reforma de la arquitectura financiera internacional", manifestó Strauss-Kahn. "Además de ayudar a algunos países miembros que están enfrentando circunstancias difíciles mediante un apoyo rápido y eficaz, creamos un servicio de liquidez a corto plazo y continuamos reviendo nuestros instrumentos y servicios financieros."

Strauss-Kahn señaló que los dirigentes del G-20 se comprometieron a una acción mancomunada para enfrentar los retos macroeconómicos mundiales, recurriendo a la política tanto monetaria como fiscal. Observó que la disminución de los riesgos inflacionarios ofrece margen para distender la política monetaria y acotó que ese factor será importante, pero no suficiente.

"Aplaudo el énfasis en el estímulo fiscal porque creo que en este momento es fundamental para restablecer el crecimiento mundial. El estímulo fiscal de cada país puede tener el doble de eficacia para incrementar el crecimiento del producto interno si los principales socios comerciales también adoptan políticas estimulativas."

Strauss-Kahn hizo notar que la Declaración de la Cumbre reconoce que algunos países tienen más margen de maniobra que otros. "Creemos que las economías -tanto avanzadas como emergentes- que disponen de marcos de política fiscal más sólidos, están en mejores condiciones de financiar la expansión fiscal y tienen la deuda más manifiestamente sostenible deberían tomar la delantera."

Strauss-Kahn expresó también su satisfacción ante el compromiso de los dirigentes de reforzar los recursos y la capacidad del FMI. Al respecto, reiteró su agradecimiento al Primer Ministro Aso por el generoso ofrecimiento de Japón de proporcionar US$100.000 millones al FMI para respaldar créditos a países golpeados por la crisis.

Asimismo, dejó constancia de que el G-20 avala el afianzamiento del mandato del FMI en los ámbitos de la supervisión macroeconómica, el crédito a los países miembros necesitados y la asistencia para el fortalecimiento de las capacidades de los países de mercados emergentes y en desarrollo. "Me complace especialmente que todos los miembros del G-20 se hayan comprometido a emprender un Programa de Evaluación del Sector Financiero", agregó. "El FMI está preparado para comenzar de inmediato esas evaluaciones en los países del G-20 que aún no las hayan realizado."

Otro motivo de satisfacción para Strauss-Kahn fue el acuerdo de afianzar la función de asesoramiento del FMI sobre políticas macrofinancieras y la solicitud de que participe en la elaboración de recomendaciones encaminadas a reducir la prociclicidad de los regímenes regulatorios. "Se trata de algo muy importante en este momento", comentó.

También señaló que el G-20 se comprometió a abstenerse de erigir nuevas barreras al comercio y la inversión durante los 12 próximos meses. "La apertura del comercio y de la inversión es muy importante para el crecimiento", precisó.

"La Declaración es también una muestra destacada de que el mundo está comprometido a velar por que el FMI, el Banco Mundial y otros bancos multilaterales de desarrollo dispongan de suficientes recursos para ayudar a los países miembros a superar la crisis", manifestó Strauss-Kahn.

Strauss-Kahn también hizo notar que el plan de acción apunta a la función que desempeñará el FMI en su implementación, por ejemplo a través de algunas medidas inmediatas previstas para antes del 31 de marzo de 2009. Elogió el acuerdo sobre los principios de reforma de los mercados financieros, y sobre todo los compromisos de estrechar la cooperación internacional. "La función del FMI en la reforma de los mercados financieros está cimentada en nuestra responsabilidad de supervisión del sistema financiero mundial, que forma parte del acuerdo original de Bretton Woods", dijo. "También está cimentada en nuestra capacidad para analizar las relaciones entre los mercados financieros y la economía real. Ya hemos visto la trascendencia que pueden tener esas relaciones. El mundo debe comprenderlas mejor, y el FMI contribuirá a que así suceda."

"Me alegra mucho que tantos países estén participando en estas deliberaciones, tanto directamente como a través de organizaciones internacionales como el FMI, que representa a casi todos los países del mundo. Y estoy muy complacido de cómo transcurrió la primera ronda de conversaciones", manifestó Strauss-Kahn.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100