FMI Aprueba un Acuerdo Stand-By con Honduras

Comunicado de Prensa No. 08/76 (s)
8 de abril de 2008

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó ayer un acuerdo de derecho especial de giro con Honduras para apoyar su programa económico para 2008. El acuerdo tiene una duración de 12 meses y contempla DEG 38.8 millones (EUA $63.5 millones). Las autoridades pretenden utilizar este acceso financiero con carácter precautorio. El objetivo central del programa es fortalecer la estabilidad macroeconómica y apoyar el crecimiento sostenido, mediante la consolidación y reorientación de la posición fiscal, la contención de la inflación, el refuerzo a la estabilidad externa, así como la revitalización del sector energético.

Para concluir la reunión del Directorio Ejecutivo, el Subdirector Gerente y Presidente Interino, Murilo Portugal, señaló:

"La economía hondureña ha registrado un crecimiento vigoroso y una disminución de la pobreza en los últimos años. No obstante, debido al surgimiento de desequilibrios externos e internos, y para respaldar las perspectivas de un crecimiento sostenido y la reducción de la pobreza, el programa refuerza acertadamente el marco de política económica con el objetivo de fortalecer la estabilidad macroeconómica y brindar al sector energético una base financiera más sólida.

"La política fiscal apunta a mantener la deuda pública estable en términos del PIB y a reorientar el gasto público hacia la inversión prioritaria, reduciendo al mismo tiempo el déficit fiscal. Por el lado del ingreso, se mejorará la administración tributaria y se elevarán las tarifas eléctricas. Por el lado del gasto, el programa contempla un control estricto del gasto corriente, focalizando los subsidios energéticos a los pobres y conteniendo la concesión de préstamos netos por parte de los fondos de pensiones públicos a fin de preservar su integridad financiera. Un elemento central del programa es la estabilización, y posterior reducción, de la masa salarial del sector público en términos del PIB.

"La política monetaria tiene como objetivo limitar la inflación a un dígito, normalizar la expansión del crédito bancario a niveles más sostenibles y elevar las reservas internacionales para mantener un nivel de cobertura de importaciones similar al 2007. Las autoridades han adoptado medidas para fortalecer la política monetaria, y continuarán adecuándola como sea necesario para lograr dichos objetivos. La política prudencial esta diseñada a reforzar la resistencia del sistema bancario a choques adversos y adoptar una supervisión bancaria basada en riesgos.

"El Banco Central ha comenzado a utilizar la política cambiaria mas activamente, en línea con el sistema cambiario vigente, con el fin de salvaguardar la competitividad externa y proteger la economía de los choques externos.

"Un elemento central del programa es fortalecer el sector energético con miras a apoyar el crecimiento y proteger las finanzas públicas. En este sentido, ya se ha iniciado un ajuste en las tarifas eléctricas. El programa también contempla la eliminación de la mora financiera con los proveedores de energía y la aplicación de una nueva estructura tarifaria que cubra los costos operativos de la empresa estatal de energía eléctrica (ENEE).

"El acuerdo stand-by aprobado apoyará el programa económico del gobierno y servirá como puente para un nuevo programa de mediano plazo que podría ser respaldado por el Servicio para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (SCLP) del FMI a finales del año" ha dicho el Sr. Portugal.

ANEXO

Evolución Económica Reciente

Honduras ha tenido tres acuerdos previos con el FMI bajo el marco del SCLP, el último finalizó en febrero de 2007. El más reciente SCLP se centró en la consolidación fiscal y reformas estructurales para impulsar el crecimiento económico y mitigar vulnerabilidades en el sistema financiero.

Durante el año pasado, el crecimiento económico fue vigoroso, alrededor del 6 por ciento, y la estabilidad macroeconómica se mantuvo; sin embargo, desequilibrios internos y externos comenzaron a surgir. La inflación se elevó a 9 por ciento de 5.3 por ciento en 2006, reflejando en parte el incremento en los precios de los alimentos y el petróleo. Además, a pesar de la mejoría en los términos de intercambio y el buen desempeño de las exportaciones, el déficit de la cuenta corriente externa casi se duplicó, llegando al 10 por ciento del PIB, debido al rápido crecimiento de las importaciones. Las reservas internacionales netas disminuyeron ligeramente en 2007, pero esta tendencia se ha revertido recientemente. Al mismo tiempo, el déficit fiscal global se elevó, reflejando el aumento del gasto corriente, incluyendo los salarios (debido a acuerdos salariales con los maestros), y el debilitamiento de las finanzas de las empresas estatales, en especial la ENEE.

Contenido del Programa

El objetivo del programa económico del gobierno es preservar el alto crecimiento y contener la inflación, a pesar del entorno externo menos favorable. La política fiscal, monetaria y prudencial contempladas en el programa apuntan a resolver los desequilibrios emergentes y fortalecer la posición financiera del sector energético de manera sostenible.

Consolidación y reorientación fiscal. El déficit fiscal global se reducirá a 1.5 por ciento del PIB en 2008 de 2.3 por ciento en 2007, mediante una combinación de medidas de ingreso y gasto. Por el lado del gasto, las autoridades mantendrán un estricto control del gasto primario corriente del gobierno central. Al mismo tiempo, el programa contempla un aumento significativo de la inversión pública, especialmente en proyectos de infraestructura para reducir cuellos de botella en los sectores de energía eléctrica y transporte. Las autoridades también mejorarán la focalización de los subsidios a la energía eléctrica y combustibles a los pobres.

Conteniendo la inflación y salvaguardando la estabilidad externa. El programa monetario apunta a evitar el efecto indirecto del aumento de los precios de los alimentos y la energía, y de los salarios, para mantener la inflación en un rango de 8-10 por ciento en 2008. El programa también contiene medidas para alentar a los bancos a normalizar el crecimiento del crédito a niveles más sostenibles. Otro objetivo del programa es aumentar las reservas internacionales netas en EUA$253 millones, para mantener un nivel de cobertura equivalente a cuatro meses de importación, excluyendo la maquila.

Fortaleciendo el sector energético. La reforma del sector de eléctrico es fundamental para mejorar las condiciones para la inversión y apoyar el crecimiento, además de salvaguardar las finanzas públicas. En cooperación con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), las autoridades implementarán un plan para reducir las pérdidas y el fraude en la distribución de energía, reactivar la inversión en el sector, mejorar las finanzas de la ENEE y saldar la mora financiera con los proveedores de energía.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100