El Director Gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, elogia la actuación histórica del G-20

Comunicado de Prensa No. 09/330 (S)
25 de septiembre de 2009

El Director Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, elogió hoy las medidas adoptadas por el Grupo de los Veinte para sustentar la recuperación mundial. Se refirió a los compromisos de acción mancomunada con el fin de generar un crecimiento vigoroso, sostenible y equilibrado y de modernizar la gobernanza económica mundial como “decisiones históricas encaminadas a adaptar la cooperación económica internacional a las necesidades de nuestro siglo. El compromiso de los dirigentes del G-20 de reorganizar la representación es un paso sin precedentes que realza la legitimidad y la eficacia del FMI”.

Al comentar el resultado de la Cumbre del G-20 celebrada del 24 al 25 de septiembre en Pittsburgh, Pensilvania, el Director Gerente manifestó:

“Me siento muy complacido por el resultado de la cumbre del G-20, incluido el nuevo papel que se le atribuyó al FMI. La cooperación internacional es clave para responder a la crisis. La participación activa de los líderes es necesaria para mantener la recuperación de la economía mundial, que queda reflejada en su debate sobre el ‘Marco para el Crecimiento Vigoroso, Sostenible y Equilibrado’. La pericia del FMI respaldará este proceso concertado de evaluación mutua.

El FMI abordará muchos de estos temas cuando nuestros 186 países miembros, entre ellos los representados aquí en Pittsburgh, se reúnan en Estambul la semana próxima. Nuestras Reuniones Anuales de 2009 constituyen un foro excepcional para que los líderes mundiales de la economía y las finanzas promuevan la adopción de políticas de cooperación. El apoyo que el G-20 brinda a dicho enfoque multilateral me resulta alentador”.

El Director Gerente advirtió a las autoridades que es necesario mantener políticas propicias hasta que se afiance la recuperación. “Esta recuperación es frágil, a pesar de que los riesgos parecen disminuir”, subrayó Strauss-Kahn. “Siguen preocupándome el alto nivel de desempleo, que prevemos que crecerá el año entrante, así como los problemas del sector financiero que podrían persistir, especialmente si las medidas para restablecer la salud de los bancos no se concluyen a tiempo. Por eso debe evitarse el abandono prematuro de las políticas monetarias y fiscales acomodaticias”.

Strauss-Kahn reiteró que para que el crecimiento mundial vuelva a ser estable y equilibrado se necesitarán aún más ahorro en algunos países, y políticas y reformas estructurales que estimulen la demanda interna en otros, puntualizando: “El reequilibrio mundial de la demanda podría tener efectos importantes sobre la inversión y la innovación. Si los consumidores de los mercados emergentes desempeñan un papel más importante, es probable que cambie la composición de la producción mundial. Todo esto hace que lo más importante para las autoridades sea acelerar las reformas que reduzcan las barreras a la competencia y apoyar así la innovación”.

El Director Gerente también celebró el continuo apoyo del G-20 al FMI, manifestado entre otras cosas en el cumplimiento de la promesa efectuada en Londres de movilizar US$500.000 millones para contener la propagación de la crisis. Señaló que los gobernantes reafirmaron la iniciativa, formulada en la Cumbre de Londres, de llegar a un acuerdo sobre las cuotas del FMI hacia enero de 2011. “Las reformas de las cuotas y la representación de abril de 2008 fueron un primer paso hacia la meta de realzar la voz y la representación de los países emergentes y en desarrollo. El compromiso anunciado hoy por el G-20 de modificar las cuotas relativas a favor de los países de mercados emergentes y en desarrollo dinámicos ―un mínimo de 5% de los países sobrerrepresentados a los subrepresentados― y de proteger el derecho de voto de los países más pobres en el FMI, es un paso decisivo. Esta decisión histórica, y el surgimiento del G-20 como un foro clave para la cooperación económica internacional, sentará los cimientos que profundizarán una alianza de política económica mundial entre los países emergentes y en desarrollo y las economías avanzadas”, manifestó Strauss-Kahn.

“Por supuesto, queda mucho por hacer para implementar las reformas de las cuotas. En particular, es crítico llevar a término las reformas de abril de 2008. Aliento a los países que faltan aún a ratificar las reformas de las cuotas y la representación de 2008 para poder profundizar el proceso. Esa ratificación es crítica para incrementar la cuota relativa de los mercados emergentes dinámicos y proteger la voz de los países de bajo ingreso mientras avanzamos hacia la próxima meta de un aumento general de las cuotas para 2011”, precisó Strauss-Kahn.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100