El Director Gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, afirma que las autoridades tienen que seguir comprometidas a colaborar para enfrentar eficazmente los próximos desafíos clave

Comunicado de Prensa No. 09/424 (S)
23 de noviembre de 2009

El Director Gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, dijo hoy que la economía mundial ha experimentado un marcado repunte y está en el umbral de una recuperación, pero que aún es muy vulnerable a los shocks y a errores en la aplicación de las políticas. En un discurso pronunciado durante la conferencia anual de la Confederación de Industrias Británicas (CBI) en Londres, Strauss-Kahn señaló que las autoridades se encuentran en una etapa crítica en que la sostenibilidad de la recuperación mundial dependerá de las decisiones que tomen en los próximos meses.

“La tormenta ya ha amainado y se evitó lo peor. Pero en gran medida la situación aún está en suspenso: la economía se ha estabilizado y está mejorando, pero sigue siendo muy vulnerable”, comentó Strauss-Kahn. Tras señalar que las autoridades enfrentan “desafíos importantes”, explicó que “durante la crisis, a todos nos unía un propósito común. En el futuro eso podría desaparecer. El camino a seguir será menos claro. Tendremos que maniobrar con destreza, y quizá con ideas innovadoras. No hay duda de que una continua colaboración seguirá siendo necesaria”.

Cuatro desafíos clave para las autoridades

Las autoridades enfrentarán cuatro desafíos principales: el repliegue de las políticas acomodaticias, la adaptación al aumento de los flujos de capital a los mercados emergentes, la definición de un nuevo modelo de crecimiento mundial y la formulación y ejecución de reformas en el sector financiero.

En cuanto a las estrategias de salida, Strauss-Kahn destacó la importancia de retirar las medidas acomodaticias solo cuando se observen una recuperación sostenida de la demanda privada y señales claras de estabilidad financiera, no antes. “Es demasiado pronto para efectuar una salida general. Recomendamos obrar con mucha cautela, ya que un repliegue prematuro será más costoso que uno tardío”, indicó. Los planes de consolidación fiscal deben ser la máxima prioridad, sobre todo en las economías avanzadas. La política monetaria puede seguir siendo expansiva por algún tiempo, ya que hay pocas señales de inflación en el horizonte.

Un desafío relacionado con las estrategias de salida es la gestión de los flujos de capital a los mercados emergentes. “En muchos países, la apreciación cambiaria debería ser la principal medida de política. Otras herramientas pueden ser la reducción de las tasas de interés, la acumulación de reservas, la aplicación de una política fiscal más restrictiva y medidas prudenciales en el sector financiero. Los controles de capital pueden formar parte de los programas de medidas”, dijo en el discurso. “Pero debemos ser conscientes de que cada herramienta tiene sus limitaciones. Debemos ser pragmáticos”, agregó.

En cuanto a la definición de un nuevo modelo de crecimiento mundial, Strauss-Kahn dijo que el antiguo paradigma del crecimiento generado por los hogares de Estados Unidos ya ha caducado. “Para lograr un crecimiento mundial sostenido, alguien más tiene que saltar a la palestra. Los principales candidatos son los países superavitarios. Y estamos notando algunos cambios hacia la dirección correcta. En China y otras economías emergentes de Asia se observa una transición de las exportaciones a la demanda interna. Pero aún queda un buen trecho por recorrer”.

Por último, Strauss-Kahn subrayó la importancia de promover una serie de reformas para estabilizar más el sector financiero. Destacó el problema que supone para las autoridades el aumento de la toma de riesgos en el sector financiero en un momento en que las instituciones financieras aún están en dificultades y en que los reguladores están procurando imponer nuevas normas estrictas que pueden entorpecer la recuperación. “¿Cómo encontrar la cuadratura del círculo? Una posibilidad consiste en reducir la incertidumbre regulatoria. Esto implica crear ciertos incentivos perversos y quizá promover una cultura de toma de riesgos”, explicó. Refiriéndose a la gestión del riesgo en el sector financiero, dijo que era esencial deshacer el vínculo entre las conductas arriesgadas y la remuneración. “En este sentido, el G-20 nos ha pedido que examinemos el tema de la tributación del sector financiero. Hay diversas maneras de abordar este tema, y nosotros lo haremos desde varios ángulos y consideraremos todas las propuestas”, señaló.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100