El Directorio Ejecutivo Renueva el Acuerdo de la Línea de Crédito Flexible por 48 mil millones de dólares con México

Comunicado de Prensa No. 10/114 (S)
25 de marzo de 2010

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó hoy un nuevo acuerdo por un año a favor de México en el marco de la Línea de Crédito Flexible (LCF) por un monto equivalente a 31,528 millones de Derechos Especiales de Giro (alrededor de 48,000 millones de dólares). Las autoridades de México manifestaron su intención de que este acuerdo sea de carácter precautorio y no prevén utilizar los fondos.

La LCF fue creada el 24 de marzo de 2009 como parte de una profunda reforma de los instrumentos de financiamiento del FMI (véase el Comunicado de Prensa No. 09/85s). La LCF está diseñada para la prevención de crisis porque ofrece la flexibilidad de una línea de crédito que se puede utilizar en cualquier momento. Los desembolsos no son escalonados ni están condicionados al cumplimiento de metas de política económica, como ocurre con los programas tradicionales respaldados por el FMI. Este acceso flexible es posible gracias al muy sólido historial de los países que son elegibles para utilizar la LCF, lo que da plena confianza en que seguirán aplicándose políticas económicas firmes.

Al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo, el Primer Subdirector Gerente y Presidente Interino del Directorio Ejecutivo, John Lipsky, señaló:

“México ha mantenido un historial de políticas económicas sólidas. Tiene fundamentos económicos y marcos de política económica muy firmes. En los años anteriores a la crisis mundial se redujeron los niveles de deuda pública y privada y se fortalecieron sus posiciones financieras. La buena aplicación de mecanismos de política económica basados en reglas, tales como la regla fiscal de equilibrio presupuestario, el esquema de objetivos de inflación y el régimen de tipo de cambio flexible, han reforzado la estabilidad.

“Este sólido marco de políticas ayudó a mantener la estabilidad durante la crisis y permitió a las autoridades, por primera vez en muchas décadas, instrumentar una sustancial respuesta de políticas fiscal y monetaria contracíclicas. Con el fin de mantener condiciones ordenadas en varios sectores de los mercados financieros, se tomaron medidas oportunas. Las autoridades continúan dando pruebas de su compromiso y capacidad de efectuar reformas en momentos de grandes desafíos, muestra de ello es la aprobación de importantes medidas para fortalecer los ingresos públicos en el presupuesto de 2010 que fortalecerán la perspectiva fiscal a mediano plazo. La rápida actuación para concertar líneas de crédito contingente durante la crisis, tanto con la Reserva Federal de Estados Unidos como con el Fondo Monetario Internacional, también ayudó a afianzar la confianza externa.

“Gracias a estas firmes medidas de política económica y a la mejora de las condiciones económicas mundiales, el crecimiento se reanudó a mediados de 2009, los precios de los activos han repuntado desde sus niveles mínimos registrados en el punto más álgido de la crisis, y se mantuvo la estabilidad financiera interna. De cara al futuro, las políticas continuarán sustentándose en el marco macroeconómico basado en reglas, y las autoridades tienen previsto continuar reaccionando según sea necesario ante las perturbaciones que puedan surgir en el futuro.

“Sin embargo, la economía mundial aún enfrenta riesgos significativos. Teniendo en cuenta esta situación, y a solicitud de las autoridades, el Directorio Ejecutivo aprobó hoy un acuerdo de un año bajo la LCF del FMI, al que las autoridades tienen la intención de asignar un carácter precautorio. Este nuevo acuerdo continuará desempeñando un papel importante para respaldar la estrategia macroeconómica general de las autoridades, así como la confianza, hasta que mejoren las condiciones externas, complementando el financiamiento suministrado por otros organismos multilaterales.

“Los sólidos marcos de política y fundamentos económicos de México, junto con el seguro adicional que representa el nuevo acuerdo de la LCF, colocan al país en una posición muy sólida para enfrentar otros riesgos potenciales que podrían surgir en el futuro cercano, a medida que la economía mundial se recupera gradualmente de la crisis,” dijo el Sr. Lipsky.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100