El Directorio Ejecutivo del FMI aprueba un Acuerdo Stand-By por €30.000 millones a favor de Grecia

Comunicado de Prensa No. 10/87 (S)
9 de mayo de 2010

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó hoy un Acuerdo Stand-By a tres años a favor de Grecia por un monto de DEG 26.400 millones (€30.000 millones) para apoyar el programa de ajuste y transformación económica de las autoridades griegas. Mediante este programa de fuertes medidas iniciales el FMI pone a disposición inmediata de Grecia DEG 4.800 millones (aproximadamente €5.500 millones), en el marco del financiamiento conjunto con la Unión Europea, que representa un apoyo financiero inmediato combinado de €20.000 millones. En 2010 el financiamiento total ofrecido por el FMI ascenderá a €10.000 millones aproximadamente y se combinará con alrededor de €30.000 millones comprometidos por la Unión Europea.

El Acuerdo Stand-By, que forma parte de un programa cooperativo de financiamiento con la Unión Europea que asciende a €110.000 millones (aproximadamente US$145.000 millones) a lo largo de tres años, implica un nivel excepcional de acceso a los recursos del FMI, por un monto superior al 3.200% de la cuota de Grecia, y ha sido aprobado en el marco de los procedimientos de emergencia del FMI para proporcionar financiamiento de manera acelerada.

“Elogiamos el compromiso del Gobierno de Grecia de llevar a cabo este plan de acción histórico que ofrecerá a esta gran nación la posibilidad de superar los problemas actuales y asegurar un futuro mejor para el pueblo griego”, declaró el Director Gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn. “Hoy, el FMI ha demostrado su compromiso de hacer lo posible para ayudar a Grecia y al pueblo griego. El camino a seguir será difícil, pero el gobierno ha diseñado un programa creíble, bien equilibrado desde el punto de vista económico y social
—que protege a los grupos más vulnerables—, y alcanzable. La implementación es ahora la clave. Conjuntamente con nuestros socios de la Unión Europea, vamos a proporcionar un nivel de apoyo sin precedentes para ayudar a Grecia en este esfuerzo y, con el tiempo, para ayudar a recuperar el crecimiento y el empleo, y mejorar los niveles de vida.  

“La firme decisión adoptada hoy por el FMI para ayudar a Grecia contribuirá al amplio esfuerzo puesto en marcha a escala internacional para recobrar la estabilidad en la zona del euro y asegurar la recuperación de la economía mundial”, afirmó Strauss-Kahn.

El gobierno griego ha diseñado un ambicioso programa de políticas para abordar la crisis económica que enfrenta la nación. Se trata de un programa plurianual que se basa en dos pilares de sustanciales medidas iniciales para corregir los graves desequilibrios fiscales del país y mejorar la competitividad de su economía que, con el tiempo, reactivarán el crecimiento y el empleo. Las autoridades han diseñado su programa teniendo en cuenta el principio de justicia y equidad a fin de asegurar una distribución equitativa de la carga entre toda la sociedad griega y proteger a los más vulnerables. La asistencia financiera excepcional de la comunidad internacional respaldará los esfuerzos de las autoridades mediante el suministro de recursos financieros suficientes a fin de conceder tiempo para establecer una trayectoria satisfactoria de aplicación de políticas adecuadas que permita recobrar la confianza del mercado, impulsar el crecimiento y reducir los desequilibrios fiscales de Grecia.

Al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo, el Primer Subdirector Gerente y Presidente Interino del Directorio Ejecutivo, John Lipsky, señaló:

“La economía griega se ha visto sacudida por una reacción adversa del mercado en los últimos meses. Estas presiones reflejan la preocupación acerca de la sostenibilidad de las finanzas públicas y la baja competitividad. Las medidas adoptadas inicialmente para resolver estos problemas no lograron restablecer la confianza del mercado, lo que tuvo repercusiones adversas sobre el sector bancario.

“Las autoridades griegas han elaborado ahora un audaz programa integrado por sólidas medidas iniciales orientadas a recobrar la credibilidad y recuperar la confianza del mercado. El programa se centra en i) restablecer la sostenibilidad fiscal, ii) incentivar la competitividad externa, y iii) salvaguardar la estabilidad del sector financiero. Para dar tiempo a Grecia a aplicar estas reformas y demostrar una trayectoria creíble de aplicación de políticas adecuadas, así como para aliviar la carga del ajuste sobre el pueblo griego, la comunidad internacional ha puesto en marcha un programa de apoyo financiero sin precedentes. Las ambiciosas medidas que las autoridades griegas se han comprometido firmemente a aplicar en el marco del programa, en un contexto de importantes riesgos de contagio a otros países, merecen un nivel excepcional de acceso a los recursos del FMI.

“El eje fundamental de la estrategia de ajuste es la consolidación fiscal a fin de reducir el déficit muy por debajo del 3% del PIB para 2014 y restablecer la sostenibilidad de la deuda. Las autoridades han diseñado un amplio programa de medidas fiscales, equivalente al 11% del PIB, para alcanzar este objetivo. El programa incluye fuertes medidas iniciales totalmente identificadas. También comprende una distribución equitativa apropiada de la carga del ajuste entre toda la sociedad, protegiendo a los más vulnerables e incrementando la carga impositiva sobre los grupos de mayores recursos en términos relativos. Además, incluye medidas orientadas a racionalizar el sector público.

“Si bien el producto a corto plazo necesariamente se contraerá a medida que avance el ajuste de la economía, las reformas estructurales contribuirán a restablecer la competitividad externa y, conjuntamente con el mejoramiento de la confianza del mercado, encauzarán la economía por el camino de la recuperación. La sólida implementación de reformas orientadas a flexibilizar el mercado de trabajo, mejorar la competencia interna y racionalizar la administración pública será esencial.

“La reciente decisión del Banco Central Europeo de seguir aceptando los bonos griegos para transacciones de recompra de instrumentos de deuda de mercado emitidos o garantizados por el Gobierno de Grecia ayudará a mejorar la liquidez bancaria. Asimismo, la creación del Fondo de Estabilidad Financiera asegurará que la capitalización de los bancos siga siendo adecuada durante la desaceleración, preservando la estabilidad financiera. Además, se fortalecerán la supervisión bancaria y los marcos jurídicos.

“El programa de las autoridades griegas constituye una respuesta de gran alcance adecuada a las circunstancias y limitaciones actuales, pero persisten considerables riesgos a la baja. El desafío será implementar el programa de manera rigurosa, asegurando al mismo tiempo el consenso público necesario a favor de las reformas.

“La declaración inexacta de datos fiscales y de deuda pública correspondientes a 2008, que dio lugar al incumplimiento de las obligaciones prescritas en la Sección 5 del Artículo VIII del Convenio Constitutivo del FMI, es un hecho lamentable. Las autoridades griegas ya han adoptado disposiciones para corregir las deficiencias de los datos y se han comprometido a tomar medidas correctivas adicionales en consulta con el FMI, los socios de la UE y Eurostat. No se requiere ninguna medida adicional por parte del FMI en el marco de los procedimientos relativos a los casos de incumplimiento de un país miembro con sus obligaciones. De cara al futuro, se exigirá el cumplimiento estricto de las normas de declaración de datos al FMI”.

ANEXO

Evolución económica reciente

Grecia entró en la recesión mundial con arraigadas vulnerabilidades. En medio de una desaceleración del crecimiento y un menor apetito mundial por el riesgo, la fuerte dependencia del país del endeudamiento externo agudizó la preocupación por los persistentes desequilibrios fiscales y externos. La revisión significativa de los datos sobre el déficit fiscal de 2008 y 2009 anunciada por el gobierno recién elegido sacudió a los mercados porque correspondía al doble de lo proyectado y reveló que se habían suministrado estadísticas oficiales inexactas. La deuda pública se incrementó en forma paralela, de menos del 100% del PIB al 115% del PIB a finales de 2009. Además, a pesar de la recesión en 2009, el déficit en cuenta corriente se mantuvo en el 11% del PIB, lo que evidenció la significativa inflación de la demanda interna y los problemas de competitividad externa.

Las medidas iniciales adoptadas por el nuevo gobierno para hacer frente a estas vulnerabilidades en enero de 2010 no fueron convincentes. Grecia ya se encontraba en el Procedimiento de déficit excesivo del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea y las autoridades convinieron en reducir el déficit fiscal a menos del 3% del PIB para 2012. Sin embargo, las metas presupuestarias de 2010 no estuvieron suficientemente respaldadas por medidas, y los supuestos macroeconómicos en los que se basaba el programa de corrección del déficit parecieron demasiado optimistas, lo que generó más nerviosismo en los mercados.

Tras amplias consultas con la Comisión Europea, las autoridades griegas anunciaron medidas fiscales adicionales en febrero y marzo de 2010, pero estas medidas tampoco lograron afianzar plenamente la confianza del mercado. Por último, la inestabilidad en los mercados se agudizó como consecuencia de lo que parecían seguridades de financiamiento insuficientemente claras por parte de los países socios de la zona del euro. Como resultado, la confianza del mercado se deterioró aún más, y la preocupación con respecto a la sostenibilidad fiscal se agudizó, agravando la crisis de confianza. El acceso al financiamiento externo se agotó y los diferenciales de los títulos del gobierno se ampliaron drásticamente, lo que creó la amenaza de conducir a la economía a una espiral descendente de nuevos riesgos.

Resumen del programa

El programa de las autoridades se centra en tres desafíos principales:

1) Restablecer la confianza y la sostenibilidad fiscal: El programa prevé un esfuerzo fiscal inicial excepcionalmente fuerte, con medidas totalmente identificadas hasta 2013 inclusive. El objetivo de estas medidas es fortalecer la confianza, recobrar el acceso a los mercados e iniciar una trayectoria firme de reducción de la relación deuda/PIB a partir de 2013. Estas medidas también están diseñadas para proteger a los grupos más vulnerables de la población griega.

2) Restablecer la competitividad: El programa incluye recortes del salario nominal y las prestaciones y reformas estructurales para reducir los costos y mejorar la competitividad de precios, lo que ayudará a Grecia a iniciar la transición hacia un modelo de crecimiento más impulsado por la exportación y la inversión. También prevé mejorar la transparencia y reducir el papel del Estado en la economía.

3) Salvaguardar la estabilidad del sector financiero: Durante el período de deflación que atravesará el sector bancario que, según las previsiones, tendrá un impacto en la rentabilidad y los balances de los bancos, se ampliará la red de protección para hacer frente a las presiones de solvencia mediante el establecimiento del Fondo de Estabilidad Financiera (FSF). Para mitigar las presiones de liquidez derivadas de la rebaja de la calificación crediticia de la deuda soberana, se ampliarán los mecanismos de apoyo de liquidez establecidos por el gobierno.

Expectativas de crecimiento e inflación

Se prevé que el PIB real se contraerá fuertemente en 2010–11 y se recuperará posteriormente, y que el desempleo alcanzará un nivel máximo de casi el 15% en 2012. El ajuste fiscal inicial en 2010–11 frenará la demanda interna a corto plazo; pero se prevé que, a partir de 2012, el mejoramiento de la confianza del mercado, el restablecimiento del acceso a los mercados de crédito y la aplicación de reformas estructurales de amplio alcance conducirán a un repunte del crecimiento.

Se prevé que la inflación se mantendrá por debajo del promedio de la zona del euro. Se espera que el ajuste necesario de los precios provenga de la contracción de la demanda interna, a través del ajuste fiscal y de medidas para moderar los salarios y las pensiones del sector público y otros costos de la economía. Debido a sus efectos de demostración, también se prevé una moderación de los salarios del sector privado. Esto ayudará a restablecer la competitividad de precios.

Información adicional

Grecia, que se incorporó al FMI el 27 de diciembre de 1945, tiene actualmente una cuota en la institución que asciende a DEG 823,0 millones.

Puede consultarse más información sobre el FMI y Grecia en http://www.imf.org/external/country/GRC/index.htm

Grecia: Indicadores económicos seleccionados
 
  2009 2010 2011 2012 2013 2014 2015
 
    Proyecciones
   
   
 

(Variación porcentual anual, salvo indicación contraria)

Economía interna

             

PIB real

-2,0 -4,0 -2,6 1,1 2,1 2,1 2,7

Brecha del producto (porcentaje del producto potencial)

4,0 -1,1 -4,6 -4,7 -4,0 -3,7 -3,1

Demanda interna total

-2,4 -7,1 -5,2 0,1 1,7 1,8 2,1

Consumo privado

-1,8 -4,0 -3,7 0,8 2,8 2,5 2,5

Consumo público

9,6 -10,6 -5,1 -3,6 -6,6 -3,2 -0,1

Formación bruta de capital fijo

-13,9 -11,4 -11,8 0,8 4,8 3,5 2,3

Variación de existencias (contribución)

0,0 -1,0 0,0 0,0 0,0 0,0 0,0

Saldo externo (contribución)

0,7 3,8 3,6 1,0 0,4 0,5 0,3

Exportaciones de bienes y servicios

-18,1 4,5 5,4 5,9 6,0 5,9 6,0

Importaciones de bienes y servicios

-14,1 -9,7 -6,1 1,6 3,8 4,6 3,7

Tasa de desempleo (porcentaje)

9,4 11,8 14,6 14,8 14,3 14,1 13,4

Índice de precios de consumo armonizado (IPCA), promedio del período

1,3 1,9 -0,4 1,2 0,7 0,9 1,0

Deflactor del PIB

1,4 1,2 -0,5 1,0 0,7 1,0 1,1
               
  (Porcentaje del PIB)

Balanza de pagos

             

Cuenta corriente

-11,2 -8,4 -7,1 -5,6 -4,0 -2,8 -1,9

Saldo comercial

-7,7 -3,5 -0,2 0,6 1,3 1,9 2,4

Transferencias totales

0,5 0,4 0,5 0,5 0,4 0,4 0,3

Ingresos netos

-4,1 -5,2 -7,5 -6,7 -5,7 -5,1 -4,7

Posición de inversión internacional neta

-86 -95 -104 -106 -106 -105 -102
               

Finanzas públicas (gobierno general)

             

Ingresos totales1/

36,9 40,0 39,0 38,5 38,2 37,2 36,3

Gastos totales1/

50,4 50,5 53,2 53,9 54,0 52,3 50,6

Medidas (acum.)2/

2,5 6,7 9,0 11,0 12,6 12,2

Saldo global

-13,6 -8,1 -7,6 -6,5 -4,8 -2,6 -2,0

Saldo primario

-8,6 -2,4 -0,9 1,0 3,1 5,9 6,0

Deuda bruta

115 133 145 149 149 146 140
               

Tasas de intereses y crédito

             

Tasa de interés de los préstamos a largo plazo3/

5,7 5,6 ,,, ,,, ,,, ,,, ,,,

Crecimiento del crédito privado4/

4,2 ,,, ,,, ,,, ,,, ,,, ,,,
               

Tipos de cambio

             

Tipo de cambio efectivo nominal 3/

0,7 0,6 ,,, ,,, ,,, ,,, ,,,

Tipo de cambio efectivo real (basado en el IPC)3/

1,8 1,6 ,,, ,,, ,,, ,,, ,,,
               

Partida informativa:

             

PIB nominal (miles de millones de euros)

237 231 224 228 235 242 251

PIB nominal (variación porcentual)

-0,7 -2,8 -3,1 2,1 2,8 3,1 3,8
 

Fuentes: Servicio Nacional de Estadística; Ministerio de Economía y Hacienda; Banco de Grecia, y estimaciones del personal técnico del FMI.

1/ Excluidas las medidas no identificadas.

                         

2/ Medidas plenamente identificadas hasta 2013.

                         

3/ Al mes de enero de 2010.

                         

4/ Crecimiento del crédito interno de los hogares y empresas.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100