El FMI refuerza sus instrumentos de prevención de crisis

Comunicado de Prensa No. 10/321 (S)
30 de agosto de 2010

El Fondo Monetario Internacional (FMI) amplió y reforzó hoy sus instrumentos de préstamo para ayudar a contener la aparición de crisis financieras. En el contexto de sus esfuerzos por mejorar sus instrumentos de prevención de crisis, el Directorio Ejecutivo del FMI decidió ampliar la duración y el crédito disponible en el marco de la Línea de Crédito Flexible (LCF) existente y establecer una nueva Línea de Crédito Precautorio (LCP) para países que aplican políticas adecuadas pero que, sin embargo, quizá no cumplan los rigurosos criterios de habilitación de la LCF.

“Estas decisiones amplían y refuerzan los instrumentos de prevención de crisis del FMI y constituyen un paso importante en el trabajo que hemos venido desarrollando con los países miembros para reforzar la red de seguridad financiera mundial. La Línea de Crédito Flexible reforzada y la nueva Línea de Crédito Precautorio permitirán al FMI “ayudar a sus países miembros a protegerse frente a una excesiva volatilidad en los mercados”, señaló el Director Gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn.

Este fortalecimiento de los instrumentos del FMI asimilables a un seguro tiene por objeto alentar a los países a recurrir a la institución de manera más oportuna para ayudarlos a prevenir una crisis y, a la vez, ayudarlos a protegerse durante una crisis sistémica. Dominique Strauss-Kahn añadió que “los nuevos instrumentos de crédito recompensan a los países que implementan políticas sólidas. Esperamos que la disponibilidad de estas líneas de crédito para una gama más amplia de países contribuya a mantener un sistema monetario internacional más estable”.

Estas reformas coinciden con la decisión del Grupo de los Veinte (G-20) de incluir el fortalecimiento de la red de seguridad financiera mundial en el temario de su próxima reunión en Seúl, Corea, en noviembre de 2010. El Gobierno de Corea ha asumido un papel destacado en esta cuestión.

El FMI estableció la LCF en marzo de 2009 en el marco de una reestructuración sustancial de sus mecanismos de crédito. Es un instrumento destinado a países en los cuales las variables fundamentales de la economía, las políticas y la aplicación de las políticas son muy sólidas, lo cual les da la posibilidad de utilizar la línea de crédito una vez obtenida la aprobación o de tratarla como un instrumento precautorio sin condiciones de política en ninguno de los dos casos (véase el Comunicado de Prensa No. 09/85). Las mejoras aprobadas hoy por el Directorio Ejecutivo son las siguientes:

• Se amplía al doble la duración de la línea de crédito (los acuerdos en el marco de la LCF pueden aprobarse ahora por un año o por dos años con un examen intermedio de la habilitación después de un año, mientras que anteriormente estos acuerdos se aprobaban por seis meses o por un año con un examen intermedio después de seis meses).

• Se elimina el límite implícito de acceso de 1000% de la cuota del país en el FMI, y las decisiones sobre acceso se basarán en las necesidades de financiamiento de cada país.

• Se refuerzan los procedimientos exigiendo la participación inicial del Directorio Ejecutivo en la evaluación del nivel de acceso previsto y el impacto de este acceso en la posición de liquidez del FMI.

La nueva LCP se encuentra a disposición de un grupo más amplio de países que los que cumplen los requisitos para utilizar la LCF. En la práctica el cumplimiento de los requisitos se evalúa en cinco ámbitos generales: i) la posición externa y el acceso a los mercados, ii) la política fiscal, iii) la política monetaria, iv) la supervisión y la solidez del sector financiero, y v) la idoneidad de los datos. Si bien se exigen resultados sólidos en la mayoría de estos ámbitos, la LCP permite el acceso a recursos precautorios a países con una vulnerabilidad moderada en uno o dos de estos ámbitos. Las características principales de la LCP son las siguientes:

• Condiciones ex post simplificadas para reducir las vulnerabilidades económicas identificadas en el proceso de habilitación, con un examen semestral del programa para evaluar los avances.

• Acceso inicial hasta un máximo de 500% de la cuota que se encontrará a disposición del país una vez aprobado el acuerdo y hasta un total de 1000% de la cuota después de 12 meses.

Además de estas reformas, el FMI ha adoptado otras medidas para mejorar sus instrumentos de crédito, como la reestructuración de los servicios para los países de bajo ingreso llevada a cabo en julio de 2009 (véase el Comunicado de Prensa No. 09/268).

El FMI sigue trabajando para asegurar que puede responder rápidamente y de manera eficaz cuando se produzca un shock sistémico en el que las reacciones en cadena y los efectos de contagio puedan constituir una grave amenaza para la estabilidad económica. En este contexto, el Directorio Ejecutivo examinó de manera preliminar varias opciones en el marco del Mecanismo de Estabilización Mundial, orientado a reforzar la capacidad del FMI de canalizar liquidez de manera activa hacia países que puedan verse afectados por un evento sistémico, en conjunción con otros mecanismos bilaterales y regionales para proporcionar liquidez. Estas opciones seguirán debatiéndose en los próximos meses.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100