El Directorio Ejecutivo del FMI aprueba respaldo financiero para Honduras
por US$202 millones

Comunicado de Prensa No. 10/374 (S)
ORIGINAL: INGLÉS

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó financiamiento para un programa de 18 meses a favor de Honduras por un total de DEG 129,5 millones (aproximadamente US$201,8 millones) para apoyar los esfuerzos del país orientados al restablecimiento de estabilidad macroeconómica y avanzar en la implementación de reformas económicas consistentes con los objetivos de crecimiento y reducción de la pobreza en Honduras.

El programa de reformas está respaldado por una combinación de recursos procedentes de dos líneas de crédito del FMI, el Acuerdo Stand-By del FMI y el Servicio de Crédito Stand-by (SCS). El SCS fue creado recientemente como parte de una reforma integral de las facilidades crediticias del FMI para países de bajos ingresos y ofrece financiamiento en condiciones concesionales.

Inmediatamente después de la aprobación por parte del Directorio Ejecutivo, queda a disposición un desembolso inicial de DEG 35,61 millones; no obstante, la intención las autoridades hondureñas es dar al acuerdo un carácter precautorio.

Al finalizar las deliberaciones sobre Honduras en el Directorio Ejecutivo, John Lipsky, Primer Subdirector Gerente y Presidente Interino del Directorio, formuló la siguiente declaración:

“La economía hondureña se está recuperando gradualmente de los efectos de la crisis global y de la crisis política interna de 2009. El programa económico de las autoridades apoyado por el Fondo busca fortalecer las finanzas públicas, proteger la posición externa, recobrar la confianza de los inversionistas, catalizando el apoyo de los países donantes y de las instituciones financieras internacionales.

“La estrategia de consolidación fiscal busca mantener un nivel de deuda pública con relación al PIB menor al 30%, y crear espacio para incrementar el gasto para la reducción de la pobreza y la inversión pública. Las autoridades están altamente comprometidas a seguir implementando la reforma fiscal aprobada en abril de 2010 y fortalecer la administración tributaria. Será también importante ejercer un estricto control sobre el gasto corriente, mejorar la composición del gasto público y fortalecer la posición financiera de las empresas públicas y los fondos de pensiones.

“La política monetaria se orientará a mantener una inflación baja y cumplir con los objetivos del sector externo incluidos en el programa. El Banco Central busca mejorar el marco de la política monetaria y fortalecer su capacidad de ejecución.

“El sistema financiero de Honduras ha enfrentado la crisis financiera global y la desaceleración de la actividad económica, relativamente bien. Se mantendrán los esfuerzos por fortalecer la capacidad de respuesta del sistema financiero mediante la mejora del marco regulatorio, de las prácticas de supervisión y de la red de seguridad financiera,” ha declarado el Sr. Lipsky.

ANEXO

Evolución económica reciente

Honduras se está recuperando gradualmente del efecto de la desaceleración mundial y el período de turbulencia política. En 2009 el PIB real se redujo cerca de 2%, el déficit global del sector público aumentó del 1,7% del PIB en 2008 a 4,6%, y las reservas internacionales brutas registraron una disminución del orden de US$360 millones. El deterioro fiscal obedeció al fuerte aumento del gasto corriente del gobierno central y la posición financiera de las empresas del sector público y los fondos de pensiones también empeoró. El déficit fiscal se financió mediante la emisión de bonos de corto plazo con alto costo, crédito del banco central y atrasos en los pagos de deudas internas. En 2010, se proyecta que el PIB real aumentará en alrededor de 2,4%, lo que responde a un repunte de la actividad económica de los principales socios comerciales y la recuperación de la confianza interna. Se proyecta que la inflación aumentará moderadamente, hasta un nivel inferior al 6%, debido principalmente al aumento de los precios internacionales y los ajustes de los precios internos de los servicios públicos.

Resumen del programa

El programa económico del gobierno para 2010–2011 propone estabilizar la macroeconomía, fortalecer las finanzas públicas y proteger la posición externa. El respaldo del FMI está dirigido a aportar reservas de liquidez en el marco de una recuperación mundial que aún se muestra frágil, así como a ayudar a establecer un marco para las principales reformas y movilizar la asistencia financiera de la comunidad internacional. El programa contempla las siguientes políticas y reformas estructurales, principalmente en el sector público.

La política fiscal estará dirigida a reducir el déficit y mejorar la composición del gasto público. La reforma tributaria aprobada en abril de 2010 y las mejoras de la administración tributaria, unidas a un control estricto del gasto corriente, permitirán intensificar los programas para combatir la pobreza (incluido el “Bono 10 mil”) e incrementar la inversión pública. Las reformas fiscales previstas en el programa procurarán restablecer la viabilidad financiera de las empresas del sector público y fortalecer la posición fiscal de los fondos de pensiones públicos.

Las políticas monetarias y financieras apuntarán a mantener un bajo nivel de inflación, fortalecer las reservas internacionales y contener los déficits de la cuenta corriente externa. Las principales reformas del sector financiero incluyen la actualización de los marcos de supervisión y regulación, el fortalecimiento de la red de protección financiera y la mejora del acceso a los servicios financieros.

El plan trazado en materia macroeconómica tiene como objetivo alcanzar un crecimiento del PIB real del 3,5%–4,0% durante 2011–2012. La inflación se mantendría por debajo del 6%. El déficit global del sector público se reduciría al 3,7% del PIB en 2010, y al 3,1% del PIB en 2011, y la deuda pública se mantendría en una proporción inferior al 30% del PIB. Se proyecta un incremento en la cobertura de las reservas internacionales y se espera que el déficit de la cuenta corriente externa permanezca en el orden del 7% del PIB.

Honduras es miembro del FMI desde el 27 de diciembre de 1945. Su cuota es de DEG 129,5 millones (US$201.8 millones aproximadamente).



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100