El Director Gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, elogia el Plan de Acción de Seúl adoptado por los dirigentes del G-20

Comunicado de Prensa No. 10/428 (S)
12 de noviembre de 2010

El Director Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, elogió hoy las medidas anunciadas por los dirigentes del Grupo de los Veinte durante la reunión cumbre celebrada en Seúl, Corea, con miras a reforzar el marco de políticas internacionales para ayudar a sustentar la recuperación económica mundial.

“La cohesión y la cooperación definieron al G-20 durante la crisis. Eso permitió la adopción de medidas decisivas para contribuir a evitar una segunda Gran Depresión. Ahora el desafío consiste en dejar asegurada la recuperación y crear el crecimiento y los puestos de trabajo que el mundo necesita. Todos reconocemos que queda mucho por hacer, pero el Plan de Acción de Seúl es un paso en la dirección acertada”.

Strauss-Kahn elogió el acuerdo de los dirigentes para seguir adelante con el Proceso de Evaluación Mutua (PEM) y ―a través del Plan de Acción de Seúl― establecer compromisos contraídos por países específicos en cuestiones clave de política. En este sentido, los dirigentes solicitaron al FMI que, en colaboración con otras organizaciones internacionales, brinde asesoramiento sobre “pautas indicativas” que contribuyan a identificar grandes desequilibrios que requieren medidas preventivas y correctivas.

Basándose en esas pautas, el FMI evaluará el avance logrado hacia la sostenibilidad externa y la coherencia internacional de las políticas económicas nacionales. Strauss-Kahn añadió que esta tarea se vería respaldada gracias a la modernización del mandato y los instrumentos de supervisión del FMI, incluidos los nuevos informes de efectos contagio de países específicos, que sirven para evaluar el impacto general de las políticas de las economías sistémicas.

Strauss-Kahn también señaló que en Seúl los líderes del G-20 solicitaron al FMI que profundice las labores que lleva a cabo en todos los ámbitos del sistema monetario internacional, incluida la volatilidad de los flujos de capital. El fortalecimiento de la seguridad financiera mundial es un aspecto fundamental de este propósito. En tal sentido, el G-20 expresó satisfacción por el fortalecimiento reciente de la batería de instrumentos de crédito del FMI, que incluye el mejoramiento de la Línea de Crédito Flexible (LCF) y la creación de la Línea de Crédito Precautorio (LCP), así como una posible sincronización de la LCF para apoyar a varios países afectados por un shock común.

“Seguiremos analizando formas de perfeccionar el marco global que es necesario para hacer frente a shocks sistémicos, inclusive mediante la colaboración en virtud de acuerdos regionales de financiamiento”, puntualizó.

Strauss-Kahn subrayó que si bien se han dado muchos pasos para lograr una reforma de fondo del sistema bancario mundial a través del acuerdo de Basilea III, “aún queda mucho por hacer para llevar a la práctica estas medidas y garantizar que el nuevo marco de regulación financiera esté complementado por una supervisión y mecanismos de resolución más eficaces”. En este sentido, los dirigentes del G-20 elogiaron los Programas de Evaluación del Sector Financiero (PESF) que el FMI y el Banco Mundial están llevando a cabo de forma obligatoria en los casos de los países con sectores financieros de importancia sistémica.

Los dirigentes asimismo solicitaron al FMI y a otras organizaciones que profundizaran su trabajo en lo relativo a los marcos de política macroprudencial, incluidas las herramientas para atenuar el impacto de los flujos de capital excesivos.

Strauss-Kahn también elogió el Consenso de Seúl sobre el Desarrollo para un Crecimiento Mancomunado que establece el compromiso del G-20 para trabajar de manera concertada y complementar los esfuerzos realizados por lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio. “Respaldamos este plan de acción plurianual sobre el desarrollo que establece medidas concretas”, afirmó.

Por último, Strauss-Kahn celebró el aval brindado por los dirigentes del G-20 a los cambios recientes en la estructura de gobierno del FMI, reflejados, entre otros aspectos, en la mayor representación de los mercados emergentes y los países en desarrollo dinámicos. “Tal como lo reconoció el G-20 en Seúl, estas reformas del régimen de cuotas y de la estructura de gobierno afianzarán la legitimidad, credibilidad y eficacia del FMI, reforzando la capacidad de la institución para fomentar la estabilidad financiera mundial y el crecimiento de todos sus países miembros”.

Strauss-Kahn agradeció al Gobierno y al pueblo de Corea por la excelente organización de la Cumbre y por su cálida hospitalidad.

###



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100