Comunicado de la vigésima tercera reunión del Comité Monetario y Financiero Internacional de la Junta de Gobernadores del Fondo Monetario Internacional

Comunicado de Prensa No. 11/138 (S)
16 de abril de 2011

Bajo la presidencia del Sr. Tharman Shanmugaratnam, Ministro de Hacienda de Singapur

Le damos la bienvenida al Ministro Tharman como nuevo Presidente de nuestro Comité y agradecemos al Dr. Youssef Boutros-Ghali por los servicios brindados como Presidente del CMFI durante tiempos difíciles.

Economía mundial. La recuperación mundial está cobrando fuerza pero aún es vulnerable. Analizamos los significativos riesgos para las perspectivas y decidimos adoptar las medidas necesarias para fortalecer la recuperación. Se necesitan medidas creíbles para abordar con mayor celeridad los desafíos para la estabilidad financiera y la sostenibilidad de la deuda soberana y para garantizar una consolidación fiscal oportuna en las economías avanzadas, al tiempo que se toman medidas para evitar el sobrecalentamiento en los países de mercados emergentes y para hacer frente a los riesgos derivados del alza de precios de las materias primas. Asimismo hacemos hincapié en la importancia que reviste la creación de empleo para la sostenibilidad a mediano plazo. En este contexto, el impacto económico inmediato de los trágicos acontecimientos en Japón y la situación en Oriente Medio y Norte de África también merece una atención detallada. Dado que las políticas pueden tener importantes efectos transfronterizos, nos comprometemos a seguir trabajando de forma mancomunada para hacer frente a los efectos indirectos de las políticas y para asegurar un crecimiento mundial vigoroso y equilibrado.

Estabilidad financiera mundial. Nos comprometemos a acelerar los esfuerzos para fortalecer la resistencia del sector financiero y su capacidad para apoyar la recuperación económica. Es necesario seguir avanzando para abordar la asunción de riesgos financieros excesivos y el riesgo moral, y fortalecer la supervisión y la regulación de los centros financieros. Los recientes acuerdos internacionales encaminados a reforzar la regulación financiera ahora deben ser puestos en práctica y deben estar acompañados de una supervisión más eficaz. Se necesita un mayor grado de cooperación y progreso para afrontar los riesgos que plantean las instituciones financieras mundiales de importancia sistémica, entre otras formas a través de normas prudenciales reforzadas, y para dar curso a la resolución de instituciones transfronterizas. Encomiamos las contribuciones del FMI en estos aspectos y en lo relativo a los marcos de política macroprudencial, y esperamos con interés los próximos informes en el marco del Programa de Evaluación del Sector Financiero sobre las economías cuyos sectores financieros revisten importancia sistémica. Hacemos un llamado para que se intensifique la supervisión del sector financiero con respecto a los riesgos derivados de las actividades bancarias paralelas y convenimos en mantener el impulso para abordar el tema de las jurisdicciones no cooperantes. Nos complace la actualización de la iniciativa sobre deficiencias de los datos y esperamos con interés el logro de avances concretos.

Sistema monetario internacional

Celebramos la labor analítica del FMI sobre el funcionamiento del sistema monetario internacional (SMI).

Supervisión. Aguardamos con interés una evaluación exhaustiva, en el marco del Examen Trienal de la Supervisión, sobre la eficacia, la imparcialidad y la influencia de la supervisión que ejerce el FMI, incluida una evaluación de las posibles carencias del marco de supervisión y de toda actualización que sea necesario incorporar. Es necesario seguir haciendo hincapié en la mejora de la supervisión bilateral y multilateral y en el fortalecimiento de los vínculos entre las dimensiones financieras y macroeconómicas. Tomando como base también los informes recientes de la Oficina de Evaluación Independiente (OEI), solicitamos propuestas concretas, para nuestra próxima reunión, encaminadas a fortalecer más la supervisión que ejerce el FMI, como por ejemplo sobre la identificación de riesgos, la supervisión de los países que plantean los mayores riesgos sistémicos y la coherencia e integración de los estudios que resultan de la supervisión. Aguardamos con interés, asimismo, informes francos y completos sobre los efectos indirectos que generan las economías de mayor importancia sistémica, así como la oportunidad para debatir un informe consolidado sobre la supervisión multilateral en nuestra próxima reunión.

Flujos de capital. La labor reciente del FMI sobre la gestión de la afluencia de capitales dará paso a un enfoque integral y equilibrado para la gestión de los flujos de capital, teniendo en cuenta lo aprendido de la experiencia de los países. Considerando debidamente las circunstancias específicas de cada país y los beneficios que reporta la integración financiera, un enfoque de esa naturaleza debería comprender recomendaciones tanto con respecto a las políticas que dan origen a la salida de capitales hacia el exterior, como para la gestión de la entrada de capitales. Instamos al FMI a profundizar su análisis sobre la liquidez mundial, las diversas experiencias de los países miembros en torno a la gestión de la cuenta de capital, la liberalización de los flujos de capital transfronterizos y el desarrollo de los mercados financieros internos.

Liquidez. Celebramos el debate que se realizará próximamente sobre las redes mundiales de seguridad financiera para hacer frente a las crisis sistémicas, como por ejemplo los mecanismos de suministro de liquidez, con salvaguardias adecuadas. Nos complace asimismo la sustancial ampliación de los recursos en el marco de los Nuevos Acuerdos para la Obtención de Préstamos. Instamos al FMI a coordinar su labor con los acuerdos de financiamiento regionales con miras a formular principios de cooperación de amplio alcance con el FMI. Solicitamos que se siga buscando definir una trayectoria, basada en determinados criterios, para ampliar la composición de la cesta del DEG.

Países de bajo ingreso. En gran parte debido a los sólidos mecanismos amortiguadores de política macroeconómica establecidos antes de la crisis, los países de bajo ingreso mostraron una mayor resistencia durante la crisis mundial que en el pasado y han estado recuperándose de manera satisfactoria, pero la mayoría de ellos aún son vulnerables a la reciente escalada de los precios de los alimentos y los combustibles. Es importante hacer frente al impacto económico y social de estos shocks de precios. El FMI debe seguir proporcionando apoyo en materia de políticas y financiamiento para ayudar a estos países a superar sus problemas de balanza de pagos. Solicitamos al FMI que recalibre sus herramientas para evaluar los factores de vulnerabilidad y la sostenibilidad de la deuda de los países de bajo ingreso, y que estudie formas de ayudar a estos países a gestionar mejor la volatilidad.

Estructura de gobierno. Celebramos la entrada en vigor de la reforma de 2008 sobre el régimen de cuotas y representación, e instamos a todos los países miembros a trabajar a fin de poner en vigencia la reforma de 2010 sobre las cuotas y la estructura de gobierno para las Reuniones Anuales de 2012. Esperamos con interés que se realce el papel del CMFI como un foro clave para la cooperación económica y financiera a escala mundial.

Terremoto en Japón. Expresamos nuestras condolencias y ofrecemos nuestro apoyo al pueblo de Japón y a su gobierno, en este momento en el que luchan para hacer frente a las consecuencias de los recientes desastres naturales.

Próxima reunión del CMFI. La próxima reunión del CMFI se celebrará en la ciudad de Washington el 24 de septiembre de 2011.

La lista de asistentes figura en: http://www.imf.org/external/spanish/spring/2011/imfc/attendees/index.htm



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100