FMI presenta los retos que enfrenta América Latina frente a la Crisis Global actual

Comunicado de Prensa No. 11/356
5 de Octubre, 2011

A pesar de sus bases macroeconómicas generalmente sólidas, América Latina enfrenta una serie de desafíos derivados del agravamiento de los problemas económicos y financieros globales, de acuerdo al último reporte Panorama Económico Regional del Fondo Monetario Internacional. Los riesgos a la baja son importantes, con algunos países más vulnerables que otros. Sin embargo, hasta el momento, el crecimiento se ha mantenido razonablemente bien en Latino América y el Caribe, señala el FMI en Vientos Cambiantes, Nuevos Retos en las Políticas, que fue lanzado hoy en Lima, Perú.

El escenario base de las proyecciones del FMI refleja una baja moderada en el crecimiento para América Latina y el Caribe de 4,5 por ciento en el 2011 y 4 por ciento en el 2012, revisión de 0.1 punto porcentual por debajo de los pronósticos del Fondo publicados en Junio.

“Todavía tenemos como escenario base una situación en el que tanto la liquidez global como los precios de las materias primas se mantienen, como lo hemos llamado, el viento de cola doble para la región”, dijo Nicolás Eyzaguirre, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI. “Sin embargo, estos serán más débiles que en el pasado reciente.”

El reporte indica que los riesgos a la baja en el escenario base son severos. La falta de una solución definitiva a la crisis en Europa podría empeorar la confianza y las condiciones del mercado crediticio global, con consecuencias en los mercados emergentes. Una recesión en economías avanzadas puede afectar los precios de materias primas, con efectos negativos significativos para los exportadores de materias primas. Pero hay riesgos al alza también: una rápida resolución a la crisis en Europa y una mejor perspectiva para el crecimiento global podría reavivar fuertes ingresos de capitales y traer nuevamente los riesgos de sobrecalentamiento.

“En el pasado, en Latinoamérica se decía que cuando el mundo avanzado se resfriaba, la región tendría neumonía. Ahora, la situación parece inversa: las economías avanzadas tienen neumonía, pero la región muy posiblemente solo tenga un resfriado. Por supuesto, este resfriado tiene que ser tratado para que no derive en algo grave” dijo el Sr. Eyzaguirre. “En este complicado ambiente, América Latina y el Caribe deben mantener el curso de sus políticas actuales, lo que incluye una política monetaria ágil, continuar reconstituyendo sus reservas fiscales, y estar listos para hacer ajustes si los vientos globales cambian”.

Diferentes realidades en el Hemisferio

En América del Sur, para aquellos países con un crecimiento robusto, los peligros de sobrecalentamiento han disminuido pero no han desaparecido por completo, particularmente cuando la producción está por encima del potencial y la demanda doméstica se mantiene fuerte. Sin embargo, países con marcos de política monetaria creíbles, en los que las expectativas de inflación se encuentran bien ancladas, pueden pausar y, mas adelante, considerar relajar la política monetaria si el escenario empeora y disminuyen las perspectivas de inflación. Por otro lado, la gradual consolidación fiscal debe continuar para generar espacio de maniobra que permita contrarrestar un declive más severo y preservar esa bien ganada credibilidad fiscal. Adicionalmente, políticas macro prudenciales continúan siendo una parte importante del set de herramientas políticas.

Países con fuertes vínculos con los Estados Unidos, como México y gran parte de América Central, enfrentan perspectivas más débiles, hace notar el reporte. Debido a que han utilizado relativamente mas su espacio fiscal, las políticas en estos países deben enfocarse en reducir la deuda pública a niveles previos a la crisis.

Respecto a los países del Caribe, que han comenzado a recuperarse de una larga y extensa recesión, el pronóstico continúa siendo limitado por altos niveles de deuda y flujos de turismo débiles. Los países deben enfocarse en reducir estos altos niveles de deuda, así como también en abordar las vulnerabilidades de los sectores financieros.

El Impacto de las Materias Primas

El Panorama Económico Regional analiza las vulnerabilidades de América Latina frente a una caída pronunciada en el precio de las materias primas y las políticas que podrían mitigar esta situación. En promedio, la región es tan dependiente de las materias primas como hace 40 años, señala el reporte. Así, una demanda global débil podría significar un golpe para la región en términos de comercio.

En el capítulo 3, el reporte concluye que las políticas pueden jugar un rol importante para mitigar el impacto económico de un shock originado por las materias primas: A los países con políticas sólidas – flexibilidad en la tasa de cambio si la dolarización es baja, junto con medidas externas y fiscales- particularmente durante la fase pico del ciclo del precio de las materias primas, les irá mejor. Esto subraya la necesidad de continuar acumulando reservas fiscales para posicionar mejor a la región en su manejo de ante cualquier declive en el precio de materias primas.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100