Misión del FMI Concluye Consulta del Artículo IV con Uruguay

Comunicado de Prensa No. 11/396
4 de Noviembre, 2011

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), encabezada por Ulric Erickson von Allmen, visitó Uruguay entre octubre 24 y noviembre 4 para conducir la consulta anual bajo el Artículo IV para el país. Al final de las discusiones, el Sr. Von Allmen, jefe de división en el Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, emitió el siguiente comunicado:

“El crecimiento económico de Uruguay en los últimos años ha producido ganancias de riqueza significativas para el país. El ingreso per cápita en paridad de poder adquisitivo es el doble que hace una década, el desempleo ha caído a bajo histórico, y los indicadores sociales han mejorado. Este excelente desempeño está apuntalado por varios factores cruciales, que incluyen las significativas reformas de política, un conjunto de políticas macroeconómicas prudentes, fuertes políticas sociales, y un ambiente externo generalmente propicio.

“Aún cuando el escenario de base prevé un crecimiento robusto sostenido, las perspectivas de corto plazo estarán moldeadas también por los acontecimientos en el contexto global. El crecimiento real del Producto Bruto Interno (PBI) del Uruguay está proyectado a desacelerarse a 6 por ciento en 2011 y a 4 por ciento sobre el mediano plazo. El consumo privado continuará siendo el motor principal de crecimiento, pero se enfriará a medida que el crecimiento del ingreso de los hogares se modere. Los flujos provenientes de grandes proyectos de inversión extranjera directa también apuntalarán el crecimiento en 2012-13. Las exportaciones, si bien más diversificadas hacia los mercados emergentes que en el pasado, no serán tan dinámicas como en años recientes debido a la desaceleración que se observará en los principales socios comerciales del Uruguay.

“El peligro más inmediato es que la economía global entre en una espiral de creciente incertidumbre y aversión al riesgo, con una caída en la demanda. Uruguay no tiene grandes desbalances macroeconómicos, la posición externa es robusta, el tipo de cambio no está sobrevaluado y se mantiene flexible, y los hogares no están sobre-endeudados. El hecho de que Uruguay dependa de inversión extranjera directa en lugar de flujos de portafolio debería ayudar a prevenir un impacto directo grande proveniente de la volatilidad financiera internacional. Además, las autoridades han generado importantes colchones. Sin embargo, un choque que envolviera una reducción drástica de las ganancias por exportación (vía términos de intercambio y volúmenes) y flujos de inversión extranjera directa por un tiempo prolongado podrían causar dislocaciones.

“En este incierto contexto global, el desafío principal será el continuar implementando políticas económicas prudentes, con acciones diseñadas apropiadamente para el caso en que los riesgos negativos pudiesen materializarse. La misión aplaude la aplicación de una política monetaria más restrictiva en la primera parte del año, y también apoya la decisión reciente de mantener la política monetaria sin cambios hasta que el panorama se aclare. En el evento de un choque externo negativo, el personal del FMI recomendaría un suavizamiento de la política monetaria, tan pronto como las perspectivas de desinflación se incrementen y las expectativas inflacionarias converjan hacia el rango meta. Una reducción en los encajes para aliviar presiones por falta de liquidez y apoyar el crecimiento del crédito también podría ser considerada.

“La misión también aplaude la posición fiscal neutral implementada en 2011, y el hecho de que los planes fiscales para el 2012 también prevean una posición similar. Estos planes son consistentes con el alcanzar los objetivos de deuda en el mediano plazo. En el evento de un choque negativo, se debería de permitir operar a los estabilizadores automáticos (a través de una ampliación del déficit debido a un incremento automático en programas específicos, tales como el seguro de desempleo, y una reducción en los ingresos tributarios causada por la más débil actividad económica). Sin embargo, si el choque negativo fuese de larga duración, el espacio fiscal para implementar estas políticas estaría limitado por la necesidad de mantener una dinámica prudente para la deuda, que es sensible al crecimiento y al tipo de cambio.

“El manejo activo de la deuda pública—un área en que Uruguay puede ser un modelo para otros países—ha ayudado a reducir significativamente vulnerabilidades relacionadas con la deuda a través de una baja en la dolarización, un alargamiento de los vencimientos y, más generalmente, mejores términos. La misión aplaude la acumulación de altos colchones de depósitos en el Banco Central del Uruguay, y el arreglo de líneas de crédito contingentes con varias instituciones financieras internacionales.

“Mantener la flexibilidad cambiaria es crucial para lidiar con los choques externos, apuntalar el proceso de desdolarización al crear una mayor consciencia acerca del riesgo cambiario en el sector privado, y para la tracción de la política monetaria.

“El sector financiero se mantiene sano y robusto, y su profundización apoyaría la inversión y el crecimiento en el largo plazo. Los bancos están líquidos y bien capitalizados, con baja morosidad, y un fondeo basado en depósitos locales. La misión ve con beneplácito las reformas anunciadas recientemente para implementarse en 2012, que fortalecerán las regulaciones del sistema bancario aún más. La Reforma de Bancarización y Educación Financiera debería de ayudar a mejorar el acceso a los servicios financieros.

“Un desafío de largo plazo será el sostener un crecimiento fuerte y balanceado, con una menor volatilidad que en el pasado. Las perspectivas de crecimiento de Uruguay son generalmente brillantes, y el que éstas se realicen requerirá el incrementar la productividad y un continuado manejo cuidadoso de recursos. Los Proyectos Público-Privados (PPPs) jugarán un papel clave en reducir las brechas de infraestructura existentes; la misión aplaude el importante progreso que se ha dado en el desarrollo del marco legal para las mismas. También será importante el asegurar un mercado laboral que permita una flexibilidad suficiente para apoyar a una economía dinámica y reducir el costo de ajuste a choques externos, al tiempo de promover la equidad. Finalmente, la misión aplaude el enfoque prudente e inclusivo del gobierno en la consideración del manejo de los recursos de hierro recientemente descubiertos.”



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100