Lista de Informe sobre la estabilidad financiera mundial (GFSR)

GFSR

octubre 2017

Volver arriba

Resumen General

El sistema financiero mundial continúa fortaleciéndose en respuesta a un estímulo extraordinario de las políticas económicas, mejoras en el ámbito regulatorio y la reactivación cíclica del crecimiento. La solidez de los bancos en muchas economías avanzadas sigue mejorando gracias a los avances en la resolución de algunos bancos con dificultades, en tanto que la mayoría de las instituciones sistémicas están adecuando sus modelos de negocio y restableciendo su rentabilidad. La reactivación de la economía mundial, que se analiza en la edición de octubre de 2017 de Perspectivas de la economía mundial (informe WEO), ha in-fundido confianza en el mercado, reduciendo asimismo las amenazas para la estabilidad financiera a corto plazo.

Volver arriba

CAPÍTULO 2: LA DEUDA DE LOS HOGARES Y LA ESTABILIDAD FINANCIERA

SÍNTESIS

Aunque en general se considera que las finanzas contribuyen al crecimiento económico de largo plazo, hay estudios recientes que han demostrado que los beneficios para el crecimiento comienzan a disminuir cuando el apalancamiento agregado es elevado. Nuevos estudios empíricos —así como la experiencia reciente de la crisis financiera internacional— han demostrado que, dentro de los plazos propios de los ciclos económicos, el aumento del crédito al sector privado, incluida la deuda de los hogares, puede incrementar la probabilidad de una crisis financiera y podría debilitar el crecimiento.

A nivel internacional, la deuda de los hogares ha continuado creciendo durante la última década. Este capítulo analiza exhaustivamente la relación entre la deuda de los hogares, el crecimiento y la estabilidad financiera en una muestra de 80 economías avanzadas y de mercados emergentes. Además de un análisis a nivel macroeconómico, este capítulo indaga en datos microeconómicos sobre el endeudamiento de los hogares a nivel individual para arrojar más luz sobre la influencia que ejerce en el crecimiento y la estabilidad a nivel agregado.

El capítulo muestra que existe una disyuntiva entre los beneficios que el aumento de la deuda de los hogares le reporta a corto plazo al crecimiento y los costos a mediano plazo para la estabilidad macroeconómica y financiera. A corto plazo, un aumento del coeficiente deuda de los hogares/PIB suele estar asociado a un mayor crecimiento económico y un menor desempleo, pero los efectos se revierten en el curso de tres a cinco años. Además, un alza más fuerte de la deuda de los hogares está asociada a una mayor probabilidad de crisis bancarias. Estos efectos adversos son más pronunciados cuando la deuda de los hogares es más alta y, por lo tanto, son más marcados en las economías avanzadas que en las de mercados emergentes, donde la deuda de los hogares y la participación en los mercados de crédito son más bajas.

Con todo, las características de los países y sus instituciones pueden mitigar los riesgos vinculados a un creciente nivel de deuda entre los hogares. Incluso en aquellos países donde este tipo de deuda es elevada, la tensión entre crecimiento y estabilidad puede verse mitigada significativamente por una combinación de instituciones, regulaciones y políticas sólidas. Por ejemplo, una mejor regulación y supervisión bancaria, una menor dependencia del financiamiento externo, la flexibilidad cambiaria y una menor desigualdad del ingreso suavizarían el impacto de una creciente deuda de los hogares en los riesgos para el crecimiento.

A nivel global, las autoridades deberían mantener un equilibrio cuidadoso entre los beneficios y los riesgos de la deuda de los hogares a distintos plazos, sin desaprovechar por eso los beneficios del desarrollo y la inclusión financiera.

Volver arriba

CAPÍTULO 3 CONDICIONES FINANCIERAS Y CRECIMIENTO EN RIESGO

SÍNTESIS

Cambios en la situación del sistema financiero pueden dar señales de riesgo para la actividad económica futura. Como sucedió durante la gestación de la crisis financiera internacional, las vulnerabilidades financieras —que se refieren aquí a la medida en que el impacto desfavorable de los shocks en la actividad económica puede verse amplificado por fricciones financieras— a menudo se agudizan en condiciones económicas pujantes, cuando el financiamiento abunda y los riesgos parecen bajos. Una vez que estas vulnerabilidades son suficientemente elevadas, conllevan significativos riesgos a la baja para la economía. Por ende, un seguimiento de la evolución de las condiciones financieras puede proporcionar a las autoridades información valiosa sobre los riesgos para el crecimiento y, en consecuencia, puede servir de base para medidas preventivas focalizadas. 

Este capítulo presenta un nuevo indicador macroeconómico de estabilidad financiera que vincula las condiciones financieras a la distribución de probabilidad del futuro crecimiento del PIB y lo aplica a un grupo de principales economías avanzadas y de mercados emergentes. 

El enfoque analítico descrito en este capítulo puede ser una contribución significativa a las herramientas de supervisión macrofinanciera que emplean las autoridades. El capítulo muestra que los cambios de las condiciones financieras alteran la distribución del futuro crecimiento del PIB. Mientras un aumento de los diferenciales de riesgo, una creciente volatilidad de precios de los activos y una disminución del apetito de riesgo a escala internacional constituyen predictores significativos de fuertes desaceleraciones macroeconómicas a corto plazo, la intensificación del apalancamiento y de la expansión del crédito representa una señal más significativa de recrudecimiento de los riesgos a la baja para el crecimiento del PIB a mediano plazo. 

Por lo tanto, en la actualidad el bajo nivel de los costos de financiamiento y de la volatilidad de los mercados financieros respalda una visión optimista de los riesgos para la economía mundial a corto plazo. Sin embargo, el aumento del apalancamiento es indicio de posibles riesgos más adelante. Un contexto de rápida descompresión de spreads y agudización de la volatilidad de los mercados financieros podría empeorar significativamente el panorama de riesgo para el crecimiento mundial. Estas observaciones ponen de relieve la importancia de que las autoridades se mantengan vigilantes a los riesgos para el crecimiento durante períodos de condiciones financieras favorables que pueden ser un caldo de cultivo para vulnerabilidades financieras. 

Un análisis retrospectivo en tiempo real de la crisis financiera internacional muestra que, modelos de elaboración de pronósticos complementados con condiciones financieras, habrían asignado una probabilidad considerablemente mayor a la contracción económica subsiguiente que modelos basados exclusivamente en la trayectoria de crecimiento reciente. 

Mejoras en la capacidad de predecir contracciones económicas graves, aun a plazos cortos, pueden ser importantes para la adopción oportuna de medidas monetarias y de control de crisis. La posibilidad de extraer información a más largo plazo desde los precios de activos y agregados crediticios también puede facilitar la formulación de reglas de política que permitan hacer frente a las vulnerabilidades financieras a medida que aparecen. La riqueza de los resultados obtenidos a través de países hace pensar que existe un margen significativo para que las autoridades adapten el método descrito en este capítulo a las condiciones de su respectivo país, especialmente para reflejar cambios estructurales en los mercados financieros y la economía real.