Comunicado del Grupo Intergubernamental de los Veinticuatro para Asuntos Monetarios Internacionales y Desarrollo

10 de octubre de 2013

1. Los ministros del Grupo Intergubernamental de los Veinticuatro para Asuntos Monetarios Internacionales y Desarrollo celebraron su 90ª reunión en Washington el 10 de octubre de 2013. Presidió la reunión el Sr. Fernando Aportela, Subsecretario de Hacienda y Crédito Público de México, y actuaron como primer vicepresidente el Sr. Karim Wissa, de Egipto, y como segundo vicepresidente el Sr. Mohammad Safadi, Ministro de Hacienda de Líbano.

La economía mundial y la agenda de desarrollo

2. Los países de mercados emergentes y en desarrollo tienen un enorme potencial de crecimiento y seguirán siendo el motor de la economía mundial. Observamos, sin embargo, que las proyecciones de crecimiento mundial para 2013 y 2014 son ligeramente más bajas que en abril, en parte debido a un crecimiento más lento en las economías de mercados emergentes. Esta desaceleración del crecimiento en los mercados emergentes no resulta sorprendente considerando los altísimos niveles de crecimiento alcanzados antes de la crisis y el impacto negativo de la abrupta desaceleración y las persistentes dificultades e incertidumbres tanto en Europa como en Estados Unidos. Los países de bajo ingreso han estado más resguardados de estos riesgos y siguen registrando un fuerte crecimiento, sobre todo en África subsahariana.

3. Nos preocupa el recrudecimiento de la volatilidad de los mercados financieros mundiales tras los anuncios del abandono de las políticas monetarias no convencionales, así como la agudización de la incertidumbre en torno a las políticas de algunas economías avanzadas. Solicitamos a las economías avanzadas tener en cuenta las repercusiones negativas y comunicar claramente sus estrategias de salida. Solicitamos a las economías avanzadas con margen de maniobra tomar medidas concertadas para aumentar su contribución a la demanda mundial. Consideramos que es preciso que el FMI redoble esfuerzos para ayudar a los países a protegerse de riesgos mundiales extremos y reducir a un mínimo sus pérdidas de producto.

4. En vista de la nueva turbulencia financiera, es importante que las economías de mercados emergentes afectadas por la inestabilidad financiera mundial cuenten con la flexibilidad necesaria para adoptar políticas que preserven su capacidad de resistencia. Los países de bajo ingreso tendrán que sustentar un crecimiento elevado en condiciones poco propicias. En este sentido, respaldamos el renovado énfasis que está poniendo el FMI en el crecimiento dentro del marco de los programas que respalda, sobre todo en los Estados pequeños, y la propuesta de incluir explícitamente un plan de crecimiento. Reconocemos la importancia de lograr mayores aumentos de productividad y mayores niveles de transformación estructural en las economías de mercados emergentes y en desarrollo y en los países de bajo ingreso. Mantenemos nuestro compromiso con el diálogo entre pares y el aprendizaje mutuo para respaldar un crecimiento inclusivo y generador de empleo.

5. Nos preocupa profundamente la persistencia de tasas de desempleo y niveles de pobreza altos en varios países de mercados emergentes y en desarrollo. Para que los países de mercados emergentes y en desarrollo puedan lograr los objetivos de reducción de la pobreza, inclusión social y crecimiento estable a largo plazo nos comprometemos a tomar una amplia variedad de medidas para promover un empleo mejor y más extenso. Esto solo puede lograrse mediante la inversión en la enseñanza y la adquisición de aptitudes con el fin de promover la portabilidad de las aptitudes, facilitar la movilidad de la mano de obra y realzar las posibilidades de empleo.

El papel y la reforma del FMI

6. Lamentamos profundamente que no se haya cumplido el plazo de octubre de 2012 acordado para la entrada en vigor de la reforma de 2010 sobre las cuotas y la estructura de gobierno y que no se haya alcanzado un acuerdo sobre una nueva fórmula de cálculo de las cuotas antes del plazo de enero de 2013. Ambas son cruciales para la legitimidad, credibilidad y eficacia del FMI. Instamos a los países a cumplir su compromiso de implementar cuanto antes la reforma de 2010 sobre la estructura de gobierno. Reiteramos la necesidad de concluir oportunamente la Decimoquinta Revisión General de Cuotas, sobre la base de una nueva fórmula. El FMI debe contar con recursos suficientes provenientes de las cuotas para desempeñar su función sistémica de manera sostenible.

7. Creemos firmemente que el objetivo fundamental de la reforma del régimen de cuotas y la estructura de gobierno debe ser potenciar la voz y la representación de los países de mercados emergentes y en desarrollo, incluidos los países pobres, así como los países vulnerables, frágiles, pequeños y de bajo y mediano ingreso. La realineación de las cuotas debe reconocer el peso creciente que tienen en la economía mundial los países dinámicos de mercados emergentes y en desarrollo, pero dicha realineación no debe tener lugar a expensas de otros países de mercados emergentes y en desarrollo. El aumento de las cuotas relativas de los países miembros más pobres y la protección de su representación deben ser el resultado de la aplicación de la fórmula de cálculo de las cuotas. Reiteramos nuestra solicitud de larga data de que se asigne un tercer representante a África subsahariana en el Directorio Ejecutivo del FMI a fin de reforzar la representación de esta región, siempre que esto no se realice a expensas de la de otros países de mercados emergentes y en desarrollo. El diálogo encaminado a alcanzar este objetivo debe continuar, y deben considerarse todas las opciones disponibles.

8. Encomiamos los esfuerzos que han realizado los países que han contribuido a reforzar los recursos del Fondo Fiduciario para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (FFCLP), entre otras formas mediante el uso de las ganancias derivadas de las ventas de oro, y reiteramos nuestro compromiso de asegurar la sostenibilidad a largo plazo del FFCLP. Solicitamos al FMI que realice un esfuerzo concertado para obtener recursos adicionales para el financiamiento del FFCLP, en particular por medio de contribuciones bilaterales.

9. Apoyamos la revisión del marco del Banco Mundial y el FMI sobre sostenibilidad de la deuda y alentamos su implementación, entre otros en los países de bajo ingreso. Solicitamos al FMI y el Banco Mundial que sigan proporcionando la asistencia técnica que necesiten los países miembros para reforzar su capacidad de gestión de la deuda. Apoyamos la propuesta de flexibilizar la política del FMI sobre límites de endeudamiento e instamos al FMI a concluir lo antes posible la revisión en curso para que los países de bajo ingreso cuenten con financiamiento suficiente para sus programas de inversión, preservando al mismo tiempo la sostenibilidad de la deuda. Celebramos los trabajos en curso en el FMI y el Grupo del Banco Mundial para revisar y actualizar las directrices para la gestión de la deuda pública y respaldamos las nuevas medidas de avance para actualizar estas directrices. Aguardamos con ansias los nuevos trabajos del FMI y las propuestas concretas sobre las cuestiones y las deficiencias identificadas en la evaluación de las experiencias recientes con la reestructuración de la deuda soberana.

10. Nos complace que el FMI esté prestando atención a la equidad tributaria y la aplicación de impuestos con alcance internacional, dado que los países de mercados emergentes y en desarrollo necesitan preservar su base de recaudación, promover la igualdad y la creación de empleo y abordar los efectos adversos de la evasión y elusión de impuestos, que tienen lugar entre otras formas por medio de precios de transferencia y paraísos fiscales. Solicitamos que el FMI suministre asistencia técnica para fortalecer la capacidad institucional de los países de mercados emergentes y en desarrollo.

La agenda de desarrollo y el papel del Grupo del Banco Mundial

11. Subrayamos la importancia crucial de perseverar en los esfuerzos por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) ante la proximidad de los plazos fijados, y celebramos el informe del Grupo de Alto Nivel de Personas Eminentes sobre la Agenda de Desarrollo Post-2015 y el informe del Secretario General de las Naciones Unidas, “Una vida de dignidad para todos”. Tomamos nota del énfasis en, entre otros, la erradicación de la pobreza extrema, el desarrollo sostenible, la transformación de las economías para crear empleos y lograr un crecimiento inclusivo, y la construcción de instituciones de desarrollo eficaces, abiertas y responsables. Solicitamos al Grupo del Banco Mundial que intensifique sus esfuerzos por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y contribuir a la Agenda de Desarrollo Post-2015 sobre la base de su mandato y sus ventajas comparativas.

12. Creemos en la importancia de centrar la mira en un crecimiento inclusivo y generador de empleo como base para reducir la pobreza con carácter duradero. Con miras a lograr ese objetivo, respaldamos la estrategia corporativa y las metas del Grupo del Banco Mundial de contribuir a la erradicación de la pobreza extrema y promover de manera sostenible el logro de la prosperidad compartida. Aplaudimos el énfasis en apoyar a los clientes mediante soluciones adaptadas a sus necesidades de desarrollo, respaldadas por financiamiento, conocimientos y servicios especializados. Esperamos con interés un plan detallado de implementación que tenga en cuenta las perspectivas de los clientes y la diversidad, la sostenibilidad financiera y la importancia de desarrollar los recursos humanos y la capacidad de liderazgo en el Banco Mundial.

Financiamiento para el desarrollo

13. Subrayamos la importancia fundamental de contar con suficiente financiamiento sostenible para la consecución de las aspiraciones y objetivos mundiales de desarrollo, y apoyamos el fortalecimiento de la capacidad de préstamo del Grupo del Banco Mundial. Resaltamos la especial importancia de movilizar financiamiento en gran escala para infraestructura a fin de atender las necesidades de los países en desarrollo. Alentamos la iniciativa del Grupo del Banco Mundial de establecer un mecanismo único para la preparación de proyectos, para grandes proyectos regionales en África, y llamamos al Grupo del Banco Mundial a movilizar mayores recursos privados que respalden inversiones para la transformación de la infraestructura. Esperamos con interés la continuación de la deliberaciones sobre otros mecanismos de financiamiento a largo plazo de infraestructuras, entre ellos la iniciativa propuesta por el Grupo del Banco Mundial y el Nuevo banco de desarrollo propuesto por el grupo BRICS.

14. Nos sentimos alentados por la creación del Servicio Financiero para Economías Frágiles y Afectadas por Conflictos, en el Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA), y respaldamos el objetivo de dicho servicio financiero de asegurar proyectos de inversión en dichos países a fin de movilizar recursos del sector privado y alentar la creación de empleos de alta calidad.

15. Solicitamos que se repongan los recursos de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) en forma oportuna y con gran alcance, teniendo en cuenta las enormes necesidades de los países pobres y vulnerables, entre ellos la población de los países en situación frágil y afectados por conflictos. Nos complace que se asigne importancia al impacto de los recursos de la AIF para contribuir a transformar las economías y a la potenciación de dichos recursos, entre otras formas mediante el carácter adicional de los préstamos, reforzando al mismo tiempo los resultados, la eficacia económica y la eficiencia de la AIF.

16. Destacamos los efectos adversos del cambio climático y la degradación del medio ambiente, en particular para los países pobres, frágiles y vulnerables, y reconocemos la necesidad de hacer frente a los desafíos mundiales que nos conciernen a todos. En este sentido, respaldamos nuevas reformas y mejoras que acrecienten la eficacia del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) e instamos a que la sexta reposición de recursos tenga un alcance ambicioso para que el FMAM disponga de recursos suficientes para cumplir su mandato.

17. Solicitamos que la novena conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC), en Bali, revitalice el Programa de Doha para el Desarrollo, y llegue a resultados exitosos y equilibrados, entre otros aspectos en los temas de larga data relacionados con los productos agrícolas. Asimismo, solicitamos avances concretos en las negociaciones sobre la mejora de la movilidad de la mano de obra.

Otros asuntos

18. Alentamos al FMI y el Banco Mundial a dar muestras de flexibilidad en el diseño y la condicionalidad de sus programas en los países árabes en transición, teniendo en cuenta las limitaciones políticas y sociales a las que se enfrentan las autoridades, y solicitamos recursos adicionales para que los países vecinos puedan hacer frente al influjo de refugiados sirios. Es importante que todos los países de la región de Oriente Medio y Norte de África (OMNA) tengan las mismas oportunidades para beneficiarse de los productos financieros y los servicios de asesoramiento de estas dos instituciones internacionales sin que medie ningún factor político.

19. Reiteramos la importancia de la diversidad del personal en todos los niveles para reforzar la legitimidad y eficacia de las instituciones financieras internacionales y solicitamos redoblar los esfuerzos en lo que respecta a la contratación, avance profesional y ascensos de ciudadanos provenientes de regiones subrepresentadas.

20. Agradecemos a México que ha ocupado la presidencia del Grupo hasta ahora, y damos la bienvenida a Egipto a la presidencia. Asimismo, damos la bienvenida a Colombia a la segunda vicepresidencia. La próxima reunión de los ministros del G-24 está prevista para el 10 de abril de 2014 en Washington.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100