El Directorio Ejecutivo del FMI concluye la Consulta del Artículo IV con Colombia correspondiente a 2011

Nota de Información al Público No. 11/96 (S)
22 de julio de 2011

Las Notas de Información al Público (NIP) forman parte de los esfuerzos del FMI por fomentar la transparencia de sus opiniones y análisis de la evolución y la política económica. Las NIP se publican, con el consentimiento del país o países interesados, al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre las consultas del Artículo IV con cada país miembro, la supervisión que ejerce el FMI sobre la evolución a nivel regional, el seguimiento posterior a los programas, y las evaluaciones ex post de los países que aplican programas a más largo plazo. También se publican NIP al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre cuestiones de política general, salvo en casos específicos en que el Directorio decida lo contrario.

El 20 de julio de 2011, el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la Consulta del Artículo IV con Colombia1.

Antecedentes

La economía colombiana, basada en marcos de política y marcos institucionales sólidos, demostró una gran capacidad de resistencia durante la crisis mundial, y la recuperación del producto está bien afianzada. Tras una contracción pasajera, la actividad económica comenzó a recuperarse en el segundo semestre de 2009 con el respaldo de políticas fiscales y monetarias adecuadas de carácter anticíclico, y un acuerdo en el marco de la Línea de Crédito Flexible que ayudó a mantener el crecimiento real en terreno positivo (1,5% para todo el año). La actividad cobró mayor impulso en 2010 cuando el PIB real creció 4,3% (pese a los perjuicios de las graves inundaciones), la inflación se situó cerca del punto medio de la banda de 2%−4% fijada como meta por el gobierno, el crédito comercial y de consumo empezó a repuntar con fuerza a mediados de año, y el déficit en cuenta corriente externa se incrementó a 3,1% del PIB, debido a un marcado repunte de las importaciones.

Las políticas macroeconómicas anticíclicas que propiciaron estos resultados fueron las siguientes: la reducción de 650 puntos básicos de la tasa de política monetaria por parte del banco central para situarla en un mínimo histórico de 3% entre comienzos de 2009 y comienzos de 2011, y una orientación expansiva de la política fiscal, con lo cual el déficit del sector público combinado aumentó a alrededor de 3% del PIB en 2009 y 2010 (en comparación con un virtual equilibrio en 2008). El sistema financiero se vio muy poco afectado por los shocks mundiales y la desaceleración de la actividad, ya que la suficiencia de capital y la rentabilidad permanecieron en niveles sólidos y los préstamos en mora aumentaron solo levemente.

En 2010, las condiciones mundiales de liquidez y las perspectivas favorables de la economía colombiana provocaron un recrudecimiento de las presiones de apreciación sobre el peso. El grueso de las entradas se deriva de la inversión extranjera directa, pero las entradas provenientes de inversiones de cartera y de otro tipo empezaron a acelerarse hacia finales del año. Ante estas presiones, el banco central efectuó una compra de un poco más de US$3.000 millones en el mercado de divisas mediante su programa preanunciado de intervención, a un ritmo de por lo menos US$20 millones diarios a lo largo de un horizonte temporal especificado (que recientemente se aplazó hasta el 30 de septiembre de 2011), y el peso se apreció apenas un 1% frente al dólar de EE.UU. en el transcurso del resto del año desde el inicio del programa.

Las perspectivas para 2011 son en general positivas. Se proyecta que en 2011 el PIB real crecerá aproximadamente 5%, impulsado sobre todo por la demanda interna y los términos de intercambio favorables. Se prevé que la inflación permanecerá dentro de la banda que el banco central fijó como meta, dado que en la economía aún se registra cierta capacidad ociosa (se proyecta que la brecha del producto se cerrará a comienzos de 2012) y teniendo en cuenta el impacto de la mayor apreciación prevista del peso. Las expectativas inflacionarias están bien ancladas y cuentan con el respaldo de la sólida credibilidad del banco central. En respuesta a la recuperación cíclica, el banco central ha empezado a normalizar las condiciones monetarias (en lo que va de 2011, la tasa de política monetaria ha aumentado 125 puntos básicos). Se prevé que el déficit en cuenta corriente externa se reducirá a 2,6% del PIB debido al alza de los precios del petróleo y otras materias primas, y que las fuertes afluencias de capital privado (en su mayor parte inversión extranjera directa) darán lugar a un superávit global de la balanza de pagos y a continuas presiones de apreciación.

El gobierno está tomando medidas importantes para reforzar el marco fiscal. La estrategia comprende una regla fiscal estructural para el gobierno central, enmiendas de la constitución para establecer la sostenibilidad fiscal como criterio constitucional y lograr una distribución más equitativa de las regalías, y la creación de un fondo soberano de inversión nacional.

Evaluación del Directorio Ejecutivo

Los directores ejecutivos felicitaron a las autoridades colombianas por sus acertadas políticas macroeconómicas y los sólidos marcos institucionales. La recuperación económica está bien afianzada y las perspectivas son positivas. Las presiones inflacionarias se mantienen contenidas, el sector financiero es sólido y la actitud del mercado es favorable. De cara al futuro, los principales desafíos son normalizar la combinación de políticas macroeconómicas para evitar las presiones de sobrecalentamiento, reforzar la recaudación tributaria y reducir el desempleo y el nivel de informalidad en el mercado laboral.

Los directores convinieron en general que sería conveniente acelerar la retirada del estímulo fiscal dado que la brecha del producto se está cerrando. Una orientación fiscal más restrictiva también ayudaría a mitigar un fuerte aumento imprevisto de entradas de capital y evitaría sobrecargar la política monetaria. Los directores alentaron a las autoridades a ahorrar los excedentes de los ingresos públicos este año y restringir el gasto en la medida de lo posible.

Los directores celebraron las recientes reformas legislativas que buscan seguir reforzando el marco fiscal a mediano plazo, como la adopción de una regla fiscal para el gobierno central. Señalaron que dichas reformas reafirmarán el compromiso de Colombia con la sostenibilidad fiscal, y alentaron a las autoridades a llevarlas a la práctica de manera oportuna. Los directores respaldaron los planes de las autoridades para ampliar la base imponible y reducir las distorsiones para estimular la actividad del sector formal. Celebraron la creación de un fondo soberano de inversión nacional para gestionar los beneficios fiscales. Los directores hicieron hincapié en la importancia de trazar una estrategia para hacer frente al problema de los importantes pasivos contingentes en los sistemas de pensiones y de salud.

Los directores señalaron que el marco de metas de inflación ha prestado un buen servicio a Colombia. Respaldaron la normalización gradual de la orientación de la política monetaria para mitigar las presiones inflacionarias sin exacerbar las presiones de las entradas de capital. Los directores subrayaron que la flexibilidad cambiaria, junto con la intervención limitada en el mercado de divisas, debe seguir siendo la herramienta principal a la que se recurre para absorber las entradas de capital. Otras herramientas pueden desempeñar ciertas funciones, como por ejemplo las políticas reforzadas de regulación macroprudencial y de gestión de los flujos de capital, en el caso de que las entradas de capital amenacen la estabilidad financiera. La mayor parte de los directores apoyaron las políticas con las que se pretende seguir mejorando el nivel de cobertura de las reservas.

Los directores destacaron que el sistema financiero es sólido. No obstante, es necesario vigilar de cerca la evolución de los mercados de crédito y activos para detectar riesgos de sobrecalentamiento. Los directores elogiaron las mejoras en la supervisión financiera, en particular las medidas recientes para coordinar mejor el intercambio de información, los procedimientos de resolución de los bancos y el diseño de las regulaciones macroprudenciales. Los directores alentaron a las autoridades a completar su análisis de la composición del capital y la liquidez de los bancos en el marco del acuerdo Basilea III.

Los directores instaron a las autoridades a aprovechar las recientes reformas del mercado laboral para reducir el desempleo y el nivel de informalidad en el mercado laboral. Los directores elogiaron las medidas adoptadas por las autoridades a fin de mejorar los incentivos para que las empresas operen en el sector formal, pero subrayaron la necesidad de hacer frente a los obstáculos estructurales que todavía persisten ampliando los recortes en la aún fuerte tributación laboral y abordando el salario mínimo vinculante.


Colombia: Indicadores económicos seleccionados
 
          Prel.
  2006 2007 2008 2009 2010
 
(Variación porcentual anual, salvo indicación contraria)
           

Ingreso nacional y precios

         

PIB real

6,7 6,9 3,5 1,5 4,3

Precios al consumidor (promedio)

4,3 5,5 7,0 4,2 2,3

Precios al consumidor (fin del período)

4,5 5,7 7,7 2,0 3,2

Tipo de cambio efectivo real (depreciación - )

-1,0 7,7 0,4 5,2 5,5
           

Dinero y crédito

         

Dinero en sentido amplio

18,0 17,4 18,5 8,1 11,5

Crédito al sector privado

35,6 25,6 14,0 0,9 16,8

Tasa de interés real (depósitos a 90 días; porcentaje anual)

         

  Nominal

6,8 9,0 10,1 4,1 3,5

  Real

2,3 3,3 2,4 2,1 0,3
(Porcentaje del PIB, salvo indicación contraria)

Sector externo

         

Cuenta corriente (déficit-)

-1,9 -2,9 -2,9 -2,2 -3,1

Deuda externa

25,0 21,2 19,7 22,9 22,4

  De la cual: Sector público

16,4 13,7 12,5 15,9 13,6

Reservas internacionales netas como porcentaje de la deuda a corto plazo

147,6 198,7 207,3 244,4 183,7

Ahorro e inversión

         

Inversión interna bruta

22,4 23,0 23,4 22,7 22,5

Ahorro nacional bruto

20,5 20,2 20,5 20,5 19,4

Finanzas públicas

         

Saldo del sector público combinado

-0,7 -0,7 -0,1 -2,7 -3,2

Saldo del gobierno central

-3,4 -2,7 -2,3 -4,1 -3,8

Deuda del sector público 1/

36,8 32,7 30,8 36,3 36,4
 

Fuentes: Autoridades colombianas; y estimaciones y proyecciones del personal técnico del FMI.

1/ Incluye la deuda externa pendiente de Ecopetrol y Banco de la República.


1 Conforme al Artículo IV de su Convenio Constitutivo, el FMI mantiene conversaciones bilaterales con sus miembros, habitualmente todos los años. Un equipo de funcionarios del FMI visita el país, recaba información económica y financiera y analiza con las autoridades la evolución del país y sus políticas en materia económica. Tras regresar a la sede del FMI los funcionarios elaboran un informe que sirve de base para el análisis del Directorio Ejecutivo. Al concluir el análisis, el Director Gerente, como Presidente del Directorio, resume las opiniones de los Directores Ejecutivos, lo que se comunica a las autoridades del país. La explicación de los calificadores utilizados en los resúmenes se puede consultar en http://www.imf.org/external/spanish/np/sec/misc/qualifierss.htm.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100