Las perspectivas del FMI para África subsahariana expresan cauteloso optimismo

Comunicado de Prensa No. 09/ 348(S)
3 de octubre de 2009

El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó hoy las perspectivas económicas regionales de octubre de 2009 para África subsahariana. Antoinette Monsio Sayeh, Directora del Departamento de África del FMI, formuló las siguientes observaciones sobre las principales determinaciones del estudio:

“La crisis económica mundial asestó un duro golpe a África subsahariana y redujo el crecimiento económico a apenas 1% en 2009, tras un período de expansión económica elevada y sostenida. Los países exportadores de petróleo y de ingreso mediano se vieron afectados con especial gravedad, y la mayoría de los países de bajo ingreso, algo menos. Sin embargo, en todos los países de la región la crisis probablemente enlentecerá el avance de la lucha contra la pobreza, o directamente le robará terreno. Es probable que el desempleo y el subempleo, de por sí endémicos, hayan aumentado a lo largo y a lo ancho de la región. Pero gracias a la reactivación económica mundial, prevemos que el crecimiento de África subsahariana subirá a 4% en 2010 y a 5% en 2011.

En muchos países, la prudencia de las políticas macroeconómicas de los últimos años creó cierto margen para contrarrestar los efectos de la desaceleración. Por lo tanto, la mayor parte de los países lograron mantener o incluso incrementar el gasto público, al tiempo que permitían un ahondamiento pasajero de los déficits fiscales. En algunos casos, pudo contribuir también la política monetaria.

Con todo, existen considerables riesgos a la baja. Por lo tanto, el personal técnico del FMI recomienda que, de ser posible, se mantengan políticas fiscales y monetarias propicias hasta que se afiance la recuperación. A medida que la reactivación cobre ímpetu, el énfasis de la política fiscal tendrá que pasar de la estabilización a los factores a mediano plazo, entre ellos la sostenibilidad de la deuda. En los países con estrictas restricciones de financiamiento, el margen de la política fiscal es más limitado y el foco de interés deberá seguir siendo la rectificación de los desequilibrios macroeconómicos. Los sectores financieros resultaron mayormente resilientes, pero la supervisión prudencial deberá mantenerse alerta frente al impacto de la desaceleración económica en la calidad de las carteras bancarias.

La ampliación del respaldo financiero proporcionado por el FMI robusteció las respuestas de los países. La duplicación de los límites de préstamo y la flexibilización de las políticas facilitaron una respuesta rápida a las necesidades de los países, y los nuevos compromisos del FMI con África subsahariana superaron los US$3.000 millones en lo que va del año, en comparación con US$1.100 millones aproximadamente durante todo 2008 y apenas US$100 millones en 2007. De cara al futuro, será indispensable que otros socios para el desarrollo brinden su respaldo a estos esfuerzos y a los de otras instituciones financieras internacionales”, afirmó Sayeh.

El texto completo de la edición de octubre de 2009 de Regional Economic Outlook: Sub-Saharan Africa puede consultarse en el sitio web del FMI (www.imf.org).



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100