El FMI se centrará en la respuesta a la crisis, las recomendaciones sobre políticas y la nueva arquitectura financiera

Comunicado de Prensa No. 08/308 (S)
18 de diciembre de 2008

El Fondo Monetario Internacional (FMI) se centrará durante el período venidero en ayudar a los países miembros a responder a la crisis financiera y económica, y a reformar la arquitectura financiera mundial, afirmó el Director Gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, durante las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre el programa de trabajo de la institución el día 24 de noviembre.

"El Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI) y los dirigentes del G-20 hicieron hincapié en el papel central que le toca desempeñar al FMI para responder a la crisis y elaborar ideas", señaló Strauss-Kahn, haciendo referencia al órgano que guía las políticas institucionales y a la reciente reunión cumbre de economías avanzadas y de mercados emergentes. "Llevaremos a término ese cometido para contribuir a restablecer la estabilidad financiera mundial y estimular un crecimiento económico sostenido".

"Será difícil hacerles frente a estos retos apremiantes en medio de una situación presupuestaria restrictiva, y tendremos que concentrarnos y comprometernos al máximo. Estoy seguro de que gracias a la dedicación del personal y a la cooperación de los países miembros el FMI cumplirá su misión y le servirá al mundo de guía hasta dejar atrás estos tiempos turbulentos", observó Strauss-Kahn, y acotó que las prioridades de trabajo del FMI girarán en torno a tres ámbitos críticos en los meses venideros.

Brindar respaldo financiero oportuno y adecuado a las necesidades de los miembros:

Financiamiento para emergencias. El FMI continuará desplegando recursos crediticios en montos sustanciales, tanto con rapidez como con flexibilidad, para respaldar las medidas de política críticas que mejor respondan a la crisis económica y que mitiguen al mismo tiempo el impacto en los sectores vulnerables de la población.

Reformar los instrumentos del FMI. Ante la propagación de la crisis, el FMI no demoró en crear el Servicio de Liquidez a Corto Plazo (SLC), destinado a los países con políticas internas y fundamentos macroeconómicos sólidos que enfrentan presiones de liquidez a corto plazo originadas en mercados externos. Además, el Directorio Ejecutivo examinará otras dimensiones del crédito del FMI, como el margen de innovación y racionalización de los instrumentos y la condicionalidad. También evaluará los límites de acceso, los vencimientos y los cargos, y la idoneidad de los recursos institucionales, junto con opciones para complementarlos.

Comprender a fondo las causas y los efectos de la crisis:

Extraer lecciones y recomendar respuestas de política. El FMI está tomando la delantera en la elaboración de análisis exhaustivos de las causas de la crisis y las lecciones que ofrece para la política macroeconómica y la regulación. En base a ellos está preparando recomendaciones sobre políticas que permitan dejar atrás la crisis y hacer frente a retos a más largo plazo.

Alerta anticipada. El FMI está intensificando la labor sobre el monitoreo de vulnerabilidades sistémicas y nacionales. En un plano más general, procurará anticiparse a problemas incipientes y señalarlos a la atención de las autoridades.

Impacto en los países de bajo ingreso. El FMI vigilará de cerca el impacto combinado de los shocks generados por la crisis financiera mundial y la escalada de los precios de los alimentos y los combustibles en los países de bajo ingreso. Evaluará las perspectivas de estos países en términos de estabilidad macroeconómica, crecimiento, situación de la balanza de pagos y solidez del sector financiero. Se mantiene preparado para brindar asistencia técnica y financiera a los países de bajo ingreso y sopesará la necesidad de adaptar mejor a sus necesidades el asesoramiento en materia de políticas y el respaldo financiero que les ofrece.

Contribuir a perfeccionar la arquitectura financiera mundial:

Coordinación de tareas. Integrado por casi todos los países del mundo, experto en cuestiones macroeconómicas y financieras, y encargado de promover la cooperación internacional, el FMI está preparado para participar de lleno en la tarea de revisar las reglas que rigen los mercados financieros. En él recae la responsabilidad excepcional de proporcionar los mecanismos de consulta y colaboración que le permitan a la totalidad de los miembros profundizar en estos temas y encuadrar estos esfuerzos en un marco unificado para proteger la estabilidad macroeconómica y financiera mundial.

Afianzar la colaboración. El FMI colaborará estrechamente con el G-20 en el plan de acción esbozado durante la reunión cumbre y contribuirá a la labor de los grupos de trabajo creados por el G-20 para formular propuestas sobre una variedad de cuestiones: consolidar la regulación y realzar la transparencia; estrechar la cooperación internacional y promover la integridad de los mercados financieros, y reformar las instituciones financieras internacionales. El FMI también colaborará más de cerca con el Foro sobre Estabilidad Financiera, ahora ampliado, tal como lo acordó su presidente. Concretamente, las dos instituciones colaborarán en pruebas de alerta anticipada sobre riesgos para la estabilidad sistémica.

Promover la supervisión. Continuará la promoción de las prioridades de supervisión para 2008-2011 avaladas por el CMFI en octubre. En particular, el FMI analizará las implicaciones del proceso de desapalancamiento para la creación de crédito y las vinculaciones entre países, así como las condiciones para la recuperación económica tras las tensiones financieras. También se llevará a cabo una revisión especial de la estabilidad del sistema de tipos de cambio, y una revisión del Programa de Evaluación del Sector Financiero -en colaboración con el Banco Mundial- para estudiar la necesidad de adaptar esta herramienta a la luz de las lecciones extraídas de la crisis financiera y la evolución de las ideas sobre la nueva arquitectura.

Las prioridades del FMI están centradas en la crisis financiera mundial, pero eso no significa que se haya detenido la modernización y la reforma del sistema de gobierno. Strauss-Kahn alentó nuevamente a los países miembros a continuar impulsando las medidas legislativas internas necesarias para hacer avanzar la reforma del gobierno de la institución y llevar a término las reformas de las cuotas y la representación, y el nuevo modelo de ingresos. "La puntualidad de los países miembros en lo que a estas medidas se refiere afianzará la legitimidad, credibilidad y eficacia del FMI", manifestó Strauss-Kahn.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100