El Directorio Ejecutivo del FMI Concluye la Primera Revisión en el Marco del Acuerdo Stand-By con Guatemala

Comunicado de Prensa No. 09/326 (S)
24 de septiembre de 2009

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó hoy la primera revisión de la evolución económica de Guatemala en el marco del Acuerdo Stand-By a 18 meses. El acuerdo, por un monto equivalente a DEG 630,6 millones (aproximadamente US$1.000 millones), fue aprobado el 22 de abril de 2009 (véase el Comunicado de Prensa No. 09/142).

Con la conclusión de la primera revisión, Guatemala tiene a su disposición un monto total de DEG 462,4 millones (aproximadamente US$734 millones). Las autoridades de Guatemala prevén seguir tratando el acuerdo como precautorio.

El programa económico de las autoridades para 2009–10, apoyado por el actual acuerdo, tiene como objetivo mitigar el impacto de la crisis mundial. La estrategia está basada en cuatro pilares: un estímulo fiscal moderado para apoyar la demanda interna; una política monetaria centrada en cumplir la meta de inflación y un tipo de cambio flexible que facilite el ajuste económico; un fortalecimiento de las políticas del sector financiero para incrementar la resistencia del sector bancario y reforzar su red de protección y los procedimientos de resolución bancaria; y una reorientación del gasto público hacia las necesidades sociales y la inversión pública.

Una vez concluido el debate del Directorio Ejecutivo sobre Guatemala, el Subdirector Gerente y Presidente Interino del Directorio, Murilo Portugal, hizo la siguiente declaración:

“Tras una sólida evolución económica en años recientes, la economía de Guatemala está sufriendo los efectos de la crisis mundial. El crecimiento económico está desacelerándose debido al descenso de la demanda interna y externa, que es consecuencia de la disminución de las exportaciones, las remesas, los ingresos generados por el turismo y los flujos de capital. Cabe felicitar a las autoridades por la firme ejecución del programa en medio de condiciones difíciles, y por haber respondido apropiadamente a la desaceleración económica.

“La política fiscal está logrando un equilibrio entre el apoyo a la demanda y la tarea de preservar la sostenibilidad fiscal. Dado que los ingresos están disminuyendo debido al descenso de las importaciones y la débil demanda interna, el déficit fiscal fijado como meta en el programa se ha revisado al alza en 2009 y 2010, dado que las autoridades procuran proteger el gasto en programas sociales.

“Reactivar la agenda de reforma fiscal es esencial para preservar una dinámica sostenible de la deuda. Es clave aumentar los ingresos fiscales para atender las necesidades sociales y de infraestructura, ampliar la capacidad para adoptar políticas anticíclicas y reforzar la confianza en la capacidad de las autoridades para estabilizar la razón deuda pública/PIB en niveles moderados. En vista de que se ha retirado del Congreso la reforma de la tributación indirecta, el plan para emprender un reforma tributaria es un hecho positivo. Además, la reducción de las exenciones tributarias, incluyendo las asociadas a la ley de zonas de libre comercio, será esencial para salvaguardar los ingresos fiscales y garantizar reglas de juego claras.

“El relajamiento gradual de la política monetaria ha equilibrado los objetivos de apoyar la demanda y evitar movimientos desordenados del tipo de cambio. La política monetaria cuenta con un margen de maniobra para apoyar la demanda interna, en la medida que la inflación continúe baja y no haya presiones externas. Un tipo de cambio flexible ha facilitado el ajuste de la economía a los shocks externos y debe ser preservado, salvaguardando al mismo tiempo las reservas internacionales.

“El sistema financiero ha permanecido estable en medio de la desaceleración económica, y las autoridades están comprometidas a llevar adelante las reformas del sector bancario. La aprobación por parte del Congreso de las enmiendas propuestas a la ley de bancos, y su firme implementación, reducirán los riesgos de las operaciones fuera de plaza (offshore) y de los préstamos vinculados, fortalecerán a la superintendencia de bancos y mejorarán los procedimientos de resolución bancaria”, declaró Portugal.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100