El Directorio Ejecutivo del FMI aprueba un acuerdo de US$3.460 millones para Colombia en el marco de la Línea de Crédito Flexible

Comunicado de Prensa No. 10/186 (S)
7 de mayo de 2010

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó hoy un nuevo acuerdo de un año a favor de Colombia en el marco de la Línea de Crédito Flexible (LCF) por un monto equivalente a DEG 2.322 millones (alrededor de US$3.460 millones). Las autoridades colombianas manifestaron su intención de asignar al acuerdo carácter precautorio y no prevén utilizar los fondos. Este acuerdo sucede al anterior acuerdo de una LCF de un año aprobada por el Directorio Ejecutivo en mayo de 2009 (véase el Comunicado de Prensa No. 09/161).

La LCF está disposición de países que, como Colombia, presentan una trayectoria muy firme de políticas macroeconómicas y marcos institucionales sólidos. Colombia es el segundo país que solicita formalmente una renovación del acuerdo en el marco de la LCF; el primer país fue México (véase el Comunicado de Prensa No. 10/114).

La LCF fue creada el 24 de marzo de 2009 como parte de una profunda reforma del marco de los préstamos del FMI (véase el Comunicado de Prensa No. 09/85). La LCF está ideada para la prevención de crisis porque ofrece la flexibilidad de una línea de crédito activable en cualquier momento. Los desembolsos no se escalonan ni están condicionados al cumplimiento de metas de políticas, como ocurre con los programas tradicionales respaldados por el FMI. Este acceso flexible es posible gracias al historial muy sólido de los países con derecho a utilizar la LCF, que permite confiar en que seguirán aplicándose políticas económicas firmes.

Tras las deliberaciones del Directorio Ejecutivo, el Primer Subdirector Gerente y Presidente Interino del Directorio, el Sr. John Lipsky realizó la siguiente declaración:

“La sólida evolución macroeconómica de Colombia en los últimos años ha estado apoyada en un marco muy firme de políticas. Antes de la crisis mundial se había logrado hacer descender la tasa de inflación a cifras bajas de un solo dígito gracias al régimen de metas de inflación y el marco fiscal a mediano plazo, los cuales también permitieron reducir sustancialmente los coeficientes de endeudamiento, al tiempo que el tipo de cambio flexible y la prudente gestión de la deuda ayudaban a atenuar los factores de vulnerabilidad. Por su parte, la firme supervisión y regulación prudencial ha preservado la solidez del sistema financiero.

El sólido marco de políticas permitió a las autoridades aplicar políticas monetarias y fiscales de carácter anticíclico en respuesta a la crisis mundial. Además, las autoridades obtuvieron financiamiento oficial externo (incluida una LCF de un año por un monto aproximado de US$10.500 millones) y tomaron nuevas medidas para reforzar la regulación financiera. A la larga, el sistema financiero interno no experimentó tensiones importantes y el gobierno de Colombia mantuvo acceso a los mercados internacionales de capital en condiciones favorables.

Las acertadas políticas económicas y la mejora de las condiciones financieras mundiales propiciaron la reanudación del crecimiento a mediados de 2009. El tipo de cambio se ha apreciado y los precios de las acciones se recuperaron de los niveles mínimos a los que llegaron en el momento más agudo de la crisis, y las primas de riesgo soberano han disminuido. Las perspectivas para 2010 son en general positivas, y se prevé un crecimiento del producto superior al 2%. Las políticas seguirán teniendo como base el marco macroeconómico basado en reglas, y las autoridades permanecerán atentas a cualquier shock futuro.

Si bien la situación mundial ha mejorado considerablemente desde comienzos de 2009, las autoridades reconocen que persisten los riesgos a la baja. La intensidad de la recuperación mundial sigue siendo incierta, y en las economías avanzadas las medidas de estímulo aún no se han traducido en una demanda vigorosa del sector privado. Con ese telón de fondo, a solicitud de las autoridades, el Directorio Ejecutivo aprobó hoy un acuerdo de un año en el marco de la LCF por un monto equivalente al 300% de la cuota, que las autoridades prevén tratar a título precautorio.

La solidez de los fundamentos económicos y el marco institucional de Colombia, la demostrada trayectoria del país en la aplicación de políticas macroeconómicas prudentes y el seguro adicional que representa el nuevo acuerdo de la LCF permiten confiar en que las autoridades están preparadas para gestionar los riesgos y las presiones ante un eventual deterioro del entorno mundial”, señaló el Sr. Lipsky.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100