Ordenar por: Tema o Fecha Última actualización

26 de julio de 2018

El marco de sostenibilidad de la deuda elaborado por el Banco Mundial y el FMI para los países de bajo ingreso

Los países de bajo ingreso soportan, con frecuencia, una deuda externa de gran cuantía. El FMI y el Banco Mundial crearon un marco que busca servir de guía a los países y a los donantes a la hora de movilizar financiamiento para las necesidades de desarrollo y, al mismo tiempo, evitar en la medida de lo posible una acumulación excesiva de deuda en el futuro. El marco de sostenibilidad de la deuda (MSD) fue lanzado en abril de 2005 y está sujeto a revisiones periódicas. El marco actual, aprobado por los Directorios del FMI y del Banco Mundial en septiembre de 2017, está vigente desde julio de 2018.

8 de marzo de 2018

Acuerdos de Derecho de Giro (Stand-By) del FMI

En una crisis económica, a menudo los países necesitan financiamiento para poder superar sus problemas de balanza de pagos. Desde su creación en junio de 1952, el Acuerdo de Derecho de Giro (Acuerdo Stand-By) del FMI ha sido utilizado una y otra vez por los países miembros, y constituye el instrumento crediticio típico empleado por el FMI para otorgar préstamos a los países de mercados emergentes y avanzados. Los Acuerdos Stand-By fueron mejorados en 2009, al igual que el conjunto más completo de herramientas del FMI, para darles más flexibilidad y capacidad de respuesta a las necesidades de los países. Se racionalizaron y simplificaron las condiciones exigidas y se incrementó el monto de recursos que pasaron a estar inmediatamente disponibles, como resultado de la duplicación de los límites de crédito en respuesta a la crisis financiera mundial. Estos límites se incrementaron nuevamente en 2016. El nuevo marco también amplía la posibilidad de tomar préstamos de alto acceso con carácter precautorio.

27 de septiembre de 2016

El FMI y la buena gestión de gobierno

El FMI presta especial atención al fomento de la buena gestión de gobierno en los programas de asesoramiento de política económica, respaldo financiero y asistencia técnica a sus países miembros. Además, ha establecido firmes medidas para garantizar la integridad, la imparcialidad y la honestidad en el desempeño de sus obligaciones profesionales.